Publicidad

Audi A4

Ha tardado algo más que sus rivales, pero ya ha llegado su hora. El nuevo Audi A4 se presenta ante nosotros más grande, más majestuoso y con un aire más deportivo. Lo veremos por primera vez en el Salón de Frankfurt y llegará a los concesionarios de la marca el próximo mes de noviembre.
-
Audi A4
En cuanto a la gama de motores, la berlina alemana contará en un principio con cinco mecánicas, dos de gasolina y tres de gasóleo, todas ellas de inyección directa.

Galería relacionada

Audi A4

El 1.8 TFSI de 160 CV y el 3.2 FSI de 265 CV serán los representantes entre los gasolina. El primero de ellos está muy ligado al 2.0 TFSI de 200 ó 220 CV que usa la marca en el actual A4 y en otros modelos. Combina inyección directa de gasolina y turboalimentación (con una presión de inyección aumentada a 150 bar). El propulsor más potente de la gama será el 3.2 V6 FSI de 265 CV y 33,6 mkg de par máximo. Este motor incorpora una tecnología de alzado de variable de vávulas, lo que le ayuda a reducir el consumo en 1,2 litros respecto al anterior 3.2 V6 FSI de 255 CV. La oferta de Diesel es más amplia. El 2.0 TDI, el 2.7 TDI y el 3.0 TDI son ya conocidos dentro de la gama Audi, aunque todos estos motores logran entregar algo más de potencia en este A4. Así, el dos litros ofrece 143 CV (+ 3 CV), el 2.7, 190 CV (+10 CV) y el tres litros, 240 CV (+7 CV).
Modelo
Potencia
Par
Combustible
Aceleración 0 a 100 km/h
Velocidad máxima
Consumo medio
1.8 TFSI
160 CV
25,5 mkg
Gasolina
8,6 s
225 km/h
7,1 l
3.2 FSI
265 CV
33,6 mkg
Gasolina
6,2 s
250 km/h
9,2 l
2.0 TDI
143 CV
32,6 mkg
Gasóleo
9,5 s
215 km/h
5,5 l
2.7 TDI
190 CV
40,8 mkg
Gasóleo
7,7 s
226 km/h
6,6 l
3.0 TDI
240 CV
51 mkg
Gasóleo
6,1 s
250 km/h
6,9 l
Según la motorización, se podrá elegir entre una caja de cambios manual de seis relaciones, un tiptronic automático de seis marchas o un multitronic. Todos los modelos contarán de serie con tracción delantera, excepto la versiones más potentes, el 3.0 TDI y el 3.2 FSI, que equipan tracción quattro, que ha sido modificada para dotar al modelo de un acento más deportivo. El diferencial central autoblocante distribuye el par entre los dos ejes logrando evitar situaciones límite sin la intervención del bloqueo electrónico del diferencial o del ESP. Precisamente, este elemento recibe nuevas funciones adicionales, como la posibilidad de desconexión a velocidades inferiores a 70 km/h (pensando en conducción sobre nieve), el secado de los discos de freno o la activación de los “warning” cuando se produce una frenada de emergencia. La diversión al volante es uno de los propósitos de Audi con este A4. Por eso, el tren de rodaje, de nueva factura, va por ese camino. A la reducción de masas suspendidas y a una mejor distribución de los pesos (lograda por el intercambio de ubicación del diferencial y el embrague que ha conseguido desplazar hacia delante el eje delantero y por el traslado de la bateria al maletero) , se le unen una regulación adaptativa de la amortiguación y una dirección más dinámica. Según Audi, el resultado es una berlina ágil y fácil de conducir El conductor del A4 puede disfrutar de varios coches en uno. Nos explicamos. La marca alemana estrena un novedoso sistema, denominado Audi drive select, que permite variar la respuesta del motor, los momentos de cambio en las cajas automáticas, la desmultiplicación de la dirección y el funcionamiento de los amortiguadores de regulación electrónica. Así, podremos elegir entre modo confort, automático o dinámico. Si, además, contamos con el sistema multimedia MMI, podremos crear nuestro propio pefil de conducción, con 24 posibilidades de ajuste.

La tecnología es uno de los apartados en los que más se ha invertido en este nuevo A4. La berlina alemana ya no se arranca con una llave convencional, sino con un botón, y además, opcionalmente, puede equipar un asistente para mantener la trayectoria dentro del carril, un sensor que avisa de posibles obstáculos cuando se cambia de carril y control de crucero adaptativo, que regula y varía si es necesario la distancia con el vehículo precedente.

Y, finalmente, tenemos que hablar del diseño. En las fotos que hemos podido contemplar, vemos que la estética es bastante continuista, sobre todo en la parte frontal, donde varían ligeramente los faros y las entradas de aire. Como ejemplo, puedes compararlo con la foto de arriba, que pertenece a la generación anterior.

En la vista lateral y trasera se ven diferencias más marcadas, con líneas más dinámicas y con la sustitución de algunas formas curvas por otras más rectilíneas. Más deportividad y algo más de músculo sin que se descuide la elegancia.

Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.