Publicidad

Audi R18 e-Tron vs el avión de combate Eurofighter: ¿qué es mejor?

Cada uno es el mejor en su terreno: sobre el asfalto, un Audi R18 e-tron quattro; por el aire, un Eurofighter Typhoon. Los juntamos en busca de similitudes.
Carlos Cuesta Chanes -
Audi R18 e-Tron vs el avión de combate Eurofighter: ¿qué es mejor?

…y a sus mandos, dos grandes pilotos: Geri Krähenbühl a los del Eurofighter, André Lotterer a los del Audi. Este último, con solo 33 años, ya acumula un título de campeón del mundo y tres victorias en las 24 Horas de Le Mans. Krähenbühl, por su parte, es el segundo piloto de pruebas del espectacular jet de combate.

‘Es impresionante verse rodeado por tal cantidad de instrumentos. Me siento completamente perdido. En verdad hay poquísimas similitudes entre un coche de competición, que se mueve en dos dimensiones, y una aeronave que lo hace en tres’, opina Lotterer sentado en la cabina del avión.

A Krähenbühl también le sorprendió verse dentro del R18: ‘Me parece increíble lo pequeño que es el parabrisas y la poca visibilidad que hay. ¡Es como ir dentro de un tanque! Cuando tengáis que conducir con lluvia, con el limpiaparabrisas funcionando y los reflejos que se producen, debe ser terrible’.

También llama la atención la gran diferencia entre los cascos: el de Lotterer está hecho de materiales ligeros y a la vez resistentes, pensado únicamente para proteger de los impactos. El de Krähenbühl es muchísimo más sofisticado: sobre su pantalla se proyectan todos los datos importantes del vuelo, como la altitud, la velocidad o el ritmo de ascenso.

En cuanto a los trajes, también hay un mundo de diferencias. Lo más característico del de Krähenbühl es que los pantalones van conectados al sistema de presurización de la cabina, que presuriza las piernas para facilitar la llegada de la sangre a la cabeza. Hay que tener en cuenta que estos pilotos están sometidos a fuerzas hasta nueve veces superiores a las de la gravedad y, de no llevar estas prendas, podrían sufrir desmayos a causa de la falta de oxígeno en el cerebro. Esto no es un problema en el caso de los pilotos de automovilismo. Para ellos, el mayor riesgo es el de incendio. Por eso su traje combina dos puntos básicos: movilidad y resistencia al fuego. Están hechos de varias capas ignífugas que retardan la combustión, con lo que, en caso de incendiarse el coche, los pilotos cuentan con unos segundos para evacuar el vehículo.

Un punto que sí tienen en común estos dos súper vehículos es la asistencia exterior. Un piloto de un avión de combate necesita procesar una cantidad de información enorme a velocidades de vértigo y, por si fuera poco, la cosa se complica a causa de las mencionadas fuerzas g. ‘Afortunadamente, el avión me ayuda mucho en mi trabajo, con cinco sistemas centrales que me dan una visión global de todo aquello que es relevante’, explica Krähenbühl.

Ambos vehículos están conectados a sus respectivas bases, desde donde los ingenieros controlan en tiempo real un sinfín de parámetros para anticiparse a todo lo que pueda pasar. ‘Cuando recibimos la alerta de que abortemos una maniobra, obedecemos de inmediato aunque no entendamos el por qué; luego, al aterrizar, nos enseñan los que estaba sucediendo y la importancia de haber tomado esa decisión antes de que nosotros lleguemos a identificar el más mínimo problema’, cuenta Krähenbühl, al que Lotterer también cuenta cómo es en la automoción: ‘Desde el pit nos van dando todo tipo de información para que vayamos ajustando los reglajes del coche según convenga en cada circunstancia. Obviamente hay una norma: hablar los menos posible en las zonas delicadas o cuando estás en plena pelea con otro rival. Siempre que se pueda, los mensajes deben darse en las rectas y en los instantes de menos tensión’.

Además, a causa de las dichosas "fuerzas G", muchas de las funciones del avión se tienen que concentrar en el joystick. Cuando hay fuerzas gravitatorias tan brutales es muy difícil mover el brazo para acceder a un interruptor; por ello, muevo mis dedos como en un piano para ejecutar muchas de las operaciones, le explica el piloto aéreo al terrestre.

También te puede interesar

Lamborghini Aventador LP700-4 vs Aero L-39 Albatros: coche vs avión

Prueba racing: Audi R18 e-tron quattro, el ganador de Le Mans 2014

El Tesla Model S reta a un avión Boeing 737-800 (vídeo y fotos)

¿Quieres un coche nuevo? Antes, valora tu coche gratis

Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.