Publicidad

Audi, 100 años de éxitos

Ya ha transcurrido un siglo desde que August Horch fundara la marca Audi en 1909. Poco después, en 1932, Audi, Wanderer, DKW y la original empresa Horch se unen para formar Auto Union AG, naciendo así el célebre logotipo de los cuatro aros entrelazados. Repasamos las historias más curiosas y los automóviles más destacados de esta firma centenaria.
-
Audi, 100 años de éxitos
2009 se confirma como el año de los aniversarios en el mundo de la automoción. A los 90 años de Citroën, el 45 cumpleaños del Ford Mustang , el medio siglo de vida de Mini o los 25 años del Seat Ibiza, hay que sumar el centenario de una de las marcas de automóviles más importantes en toda la historia: Audi.

Galería relacionada

Audi cumple 100 años

¿Quieres conocer la historia de Audi en imágenes? No te pierdas la galería de fotos que te hemos preparado con los automóviles más antiguos, los coches de competición y los vehículos más recientes de la marca de Ingolstadt. Siempre que se habla de historia, hay que empezar por los orígenes. La denominación Audi debe su nombre a August Horch, quien en noviembre de 1899 funda la empresa August Horch & Cie. El primer automóvil Horch empezó a circular por las carreteras en 1901 e incorporaba un motor en posición horizontal que desarrollaba entre 4 y 5 CV. Diez años después de la aparición de esta empresa, su fundador entra en desacuerdo con el resto de directivos de A. Horch & Cie Motorwagen-Werke. El 16 de julio de 1909, August Horch decide fundar una nueva empresa, pero tiene problemas a la hora de elegir el nombre: por derechos de marcas y patentes, el nombre de Horch ya estaba registrado, así que se decide optar por su traducción al latín, ‘Audi’, para la denominación final de la empresa (en castellano, ‘escuche’).

La compañía Audi comienza su andadura en la industria de la automoción y los avances tecnológicos no tardan en llegar. En 1921, con el modelo Audi K, aparece el primer coche con el volante a la izquierda (hasta ese momento, los vehículos tenían al volante a la derecha, como herencia de los anteriores carruajes de caballos en los que el cochero se sentaba a la derecha). La original compañía Horch, las empresas DKW y Wanderer junto a Audi se unen en 1932 para formar Auto Union AG. La fusión de estas cuatro marcas da origen al logotipo actual de Audi: los cuatro aros entrelazados, cada uno de ellos simbolizando a cada una de las empresas. Con el objetivo de repartirse el mercado y evitar así luchas entre ellas, se produce una especie de repartición del pastel: los automóviles de lujo del segmento medio para Audi; las motocicletas y los vehículos pequeños para DKW; los coches de más alto standing, para Horch; y los automóviles de tamaño medio para Waderer.

En 1938 Auto Union AG comienza a realizar pruebas de choque y vuelco a sus modelos, convirtiéndose en una de las primeras empresas de automoción en realizar este tipo de tests a sus vehículos. Comienza la Segunda Guerra Mundial y dos años después del inicio del conflicto, en 1941, Auto Union AG centra su producción en vehículos exclusivamente para el uso militar. Desde entonces, el mundo entero está inmerso en una grave situación que también se deja notar fuertemente en la empresa. Bajo órdenes de la administración militar soviética en Alemania, en 1945 se desmantelan todas las fábricas de la región de Sajonia y poco después, en 1948, Auto Union AG con sede en Chemnitz es dada de baja en el registro mercantil. Las ayudas del Plan Marshall y los préstamos del gobierno estatal de Baviera permiten el resurgir de la compañía en 1949, pasándose a llamar Auto Union GmbH con sede en Ingolstadt. Poco le duró a esta ciudad tener estos honores, ya que en 1958 Daimler-Benz AG se hace con el control absoluto de Auto Union GmbH y es Sttutgart el lugar elegido para la sede central de la nueva y gran empresa. Pasan los años y a instancias de los principales empresarios de la automoción alemanes, Volkswagenwerk AG adquiere a finales de 1964 la mayor parte de las acciones de Auto Uniion GmbH. Esta empresa con sede de nuevo en Ingolstadt se convirtió en una filial en propiedad absoluta de VW a partir de finales de 1966. NSU Motorenwerke AG, prestigioso fabricante de bicicletas y motocicletas que también construyó coches, es absorbida por Volkswagen. Poco después, en 1969, NSU y Auto Union se fusionan para formar la Audi NSU Auto Union AG. El domicilio social de la nueva empresa es la ciudad de Necharsulm. En 1985, la empresa vuelve a cambiar nombre y la denominación Audi NSU Autonion AG pasa a ser únicamente Audi AG, el nombre actual. Desde entonces, Ingolstadt vuelve a ser el cuartel general. Hacer una selección de los modelos más significativos en la historia de una marca de automóviles es complicado, pues cada uno de ellos en el caso de Audi ha aportado su granito de arena. Pero quedémonos con algunos. Los DKW Front construidos a partir de 1931 tuvieron un papel destacado en la industria de la automoción, ya que fueron los principales representantes de los nuevos coches con tracción delantera. Por su parte, el Horch 853 de mediados de la década de 1930, un deportivo con carrocería descapotable y motor de 8 cilindros, causó admiración por su técnica y atractivo diseño. Y si hablamos de deportivos, también tenemos que mencionar el Wanderer W 25K, diseñado por Ferdinand Porsche y motor de 2 litros y 6 cilindros.

Ya más modernos, tenemos que mencionar los Audi Coupé 100 S, el Audi quattro (el primer turismo en incorporar tracción a las cuatro ruedas) y los Audi 100 y 80, los primeros coches en montar el conocido motor Diesel TDI –siglas en inglés de Turbo Direct Injection-. Por último y ya en el siglo XXI, debemos mencionar los Audi Q7 y Q5, y cómo no, el espectacular deportivo R8. Los primeros de ellos son muy importantes para la marca alemana ya que son sus representantes en el segmento de los SUV. Además, el Q7 tiene el honor de ser el SUV con motor Diesel más potente en el mundo (la versión 6.0 TDI V12 de 500 CV). Por su parte, el Audi R8 tiene el difícil papel de plantar cara a los mejores deportivos del momento, representados en el mítico Porsche 911, sin olvidarnos, por supuesto de la armada italiana representada por los Ferrari y Lamborghini. Pero a la hora de analizar la historia de Audi, no todo son números, fechas y modelos representativos. En el caso de la marca alemana, también debemos destacar su lado más social, encarnado por la iniciativa Attitudes. Creada en 1999, se centra en dos campos principales: en primer lugar, el medio ambiente, en el que se pretende inculcar a niños y mayores valores para preservar y cuidar el entorno; y en segundo lugar, la educación vial, línea de actuación en la que se destaca la importancia de la seguridad vial.

Audi ve la seguridad vial como uno de sus temas prioritarios. Tanto es así, que en 1994 creó su Escuela de Conducción y Seguridad con la meta de formar y preparar a buenos conductores capaces de reaccionar de la forma más adecuada ante cualquier imprevisto, así como los conocimientos y maniobras necesarias para manejar de la forma más útil posible los últimos sistemas de seguridad (control de estabilidad ESP, cómo frenar con ABS, etc). En la actualidad, este tipo de formación la lleva a cabo a través de la iniciativa Audi Driving Experience.
Tecnología y competición
Estrella del cine

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.