Publicidad

El asiento de tu coche será inteligente y te reconocerá

El asiento del futuro no tendrá botones o controles. Se adaptará a las medidas de cada conductor gracias a la incorporación de sensores biométricos.
Teresa de Haro.

Twitter: @TeresaAutopista -

El asiento de tu coche será inteligente y te reconocerá

El proveedor de asientos para el automóvil Lear está trabajando en un nuevo concepto de asiento que no tiene interruptores, botones, palancas o controles. Para Lear la clave está en los cojines del asiento, los cuales tienen la clave para una gran cantidad de información sobre la seguridad, el bienestar y el confort de los ocupantes. Similar a las pulseras de actividad que nos ponemos en la muñeca, el asiento incorpora una serie de sensores biométricos encargados de recopilar la información y usarla para transformar el funcionamiento de los asientos del coche. El objetivo de Lear es crear una nueva marca de asientos inteligentes para vehículos de lujo denominada Intu.

Los fabricantes de automóviles están atentos. Lear dice que tiene una carta de intención de un fabricante de automóviles de primera calidad y un fuerte interés de un segundo para poner en marcha una nueva generación de asientos inteligentes en 2018, pero todavía no ha dado detalles de quién se trata. El dilema de estos es si la información biométrica puede ser recogida de una forma más económica, incluidos los dispositivos portátiles como la pulsera de Fitbit o el reloj inteligente Apple Watch.

Toyota está investigando una gran variedad de maneras para monitorizar el estado mental y físico del conductor, como la temperatura corporal o la frecuencia cardiaca, a través de una amplia gama de sensores. Y dado que el volante y los asientos son los dos puntos principales de contacto con el conductor, es fácil deducir que estos dos elementos serán utilizados para este fin.

Pero Lear no es el único que ha puesto su foco en los asientos. Uno de sus rivales, Faurecia, presentó en el pasado Salón de Shanghai, en abril, otro concepto de asiento para el automóvil. El Active Wellness, como así lo denomina, utiliza sensores médicos que pueden incluso tomar lecturas a través de la ropa y que monitorizan la frecuencia cardiaca de los ocupantes, la postura y otras condiciones. Si éste está estresado, el asiento puede detectarlo y, por ejemplo, administrar un masaje relajante o una ráfaga de aire fresco. Según Faurecia “es parte de una estrategia para llevar más inteligencia al asiento y para que el conductor se sienta mejor al final del trayecto que antes de entrar al vehículo.”

También otros fabricantes como Johnson Controls o Magna están investigando los asientos inteligentes del futuro, que tienen una implicación directa en el desarrollo del mercado del vehículo autónomo. La compañía Johnson Controls mostró en el pasado Salón de Francfort, en septiembre de 2015, un asiento llamado SD15, que priorizan el ahorro de espacio y la ligereza. Constan de una consola montada en su propia estructura para controlar la altura y la posición.

 

También te puede interesar

Los asientos de los coches del futuro, según Johnson Controls

Soluciones prácticas, asientos con fundas lavables

El sensor de asientos que detecta si te duermes

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.