Publicidad

Aragón pide un plan de ayuda para Figueruelas

El vicepresidente del Gobierno de Aragón, José Ángel Biel, ha exigido al Gobierno de España que se vuelque en la crisis de la factoría que Opel tiene en Figueruelas (Zaragoza) y propuso elaborar un plan para reducir el impacto de los 1.700 despidos previstos para la fábrica.
-
Aragón pide un plan de ayuda para Figueruelas
En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de la Comunidad Autónoma de Aragón, José Ángel Biel animó a 'defender' la factoría de Figueruelas, 'una empresa fundamental que llegó hace casi 30 años' y comentó que, en la actualidad, el Ejecutivo autónomo ya tiene competencias 'para opinar, decidir, echar una mano'.
'Hoy tenemos autonomía para poder hablar de la Opel y no solamente como un mero gesto de voluntad', continuó Biel, quien subrayó que el Ejecutivo aragonés tiene una estrategia, que excusó revelar. Del Gobierno de España, Biel insistió en que debe hacer 'lo posible' para defender el posicionamiento de la 'magnífica' planta de Figueruelas. Si, finalmente, hay 'una reducción de empleo' en Opel, 'habrá que pensar en hacer algún plan especial en Aragón' a causa del 'impacto' que provocarán los despidos de Opel en la sociedad aragonesa, continuó Biel, quien indicó que él mismo trasladó este planteamiento a la vicepresidenta económica del Gobierno de España, Elena Salgado, en el último encuentro que celebró con ella en Madrid. El también portavoz del Ejecutivo regional señaló que en Andalucía se han aprobado planes similares y propuso valorar la posibilidad de aplicar el artículo 108 del Estatuto de Autonomía, que permite alcanzar un acuerdo entre Aragón y el Gobierno de España en materia económico-financiera, acuerdo dentro del cual se podrían incluir las medidas para reducir el impacto de la crisis de Opel. Por su parte, la Federación Europea de Metalurgia, reunida el pasado miércoles en Amberes (Bélgica), exigió a la multinacional austriaco-canadiense Magna que no cierre ninguna planta de Opel Europa, así como 'que evite los despidos traumáticos'. Así lo explicó el presidente del comité de empresa de la planta de Opel España, ubicada en la localidad zaragozana de Figueruelas, José Juan Arceiz tras asistir al encuentro del Grupo de Acción de General Motors que se celebró esta mañana para analizar el proceso de venta de las plantas europeas de GM a Magna. En el encuentro todos los sindicatos acordaron el inicio de las negociaciones con Magna, que van a comenzar este viernes, y subrayaron 'que van a seguir defendiendo los mismos puntos que viene defendiendo MCA-UGT desde el inicio del proceso', y que pasan por 'no al cierre de plantas, no a los despidos forzosos y desarrollo de un plan industrial y de viabilidad para el conjunto del grupo GM y sus plantas, respetando las capacidades instaladas actualmente'. Respecto a las negociaciones que van a iniciarse este viernes, los representantes sindicales destacaron la necesidad de que la Dirección de Magna 'no se limite a presentar propuestas cerradas y esté abierta a negociar y consensuar las propuestas que presenten los sindicatos para cada planta, dado que van en la dirección de defender la viabilidad futura del grupo'. El plan de Magna y de su socio ruso Sberbank contempla la eliminación de 10.500 empleos en Europa, de los que alrededor de 1.700 despidos corresponderían a la planta de Figueruelas (Zaragoza), teniendo en cuenta que la producción asignada para la planta aragonesa se reduciría a 320.000 unidades.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.