Publicidad

Aparcamientos intermodales: qué son y cómo funcionan

Los aparcamientos intermodales son una de las principales bazas para evitar la contaminación. Te contamos qué son y cómo funcionan.
Alberto de la Torre.

Twitter: @autopista_es -

Aparcamientos intermodales: qué son y cómo funcionan

Los nuevos planes de movilidad y anticontaminación de las grandes ciudades contemplan los aparcamientos disuasorios como una pieza clave a la hora de evitar que los conductores que viven lejos de la ciudad entren hasta el centro de la misma con el coche. Su idea es muy sencilla, se conecta un aparcamiento con el transporte público y se intenta que los conductores del extrarradio cambien el coche por el metro o el autobús para moverse por el interior de la ciudad.

Hace unos días tuvimos noticias de que los aparcamientos disuasorios que el Ayuntamiento de Madrid tiene disponibles para evitar un mayor uso del vehículo dentro de la ciudad habían crecido un 400 por ciento en número de usuarios. La cifra esconde que las personas que utilizan este sistema mensualmente apenas son 900, pero sí deja claro que su uso va en aumento, lo que es una gran noticia para una futura disminución de los gases contaminantes provocados por el uso del coche dentro del centro de la ciudad.

Aparcamientos intermodales, ¿qué ventajas tienen?

En el caso de Madrid, estos aparcamientos disuasorios han recibido el nombre de aparcamientos intermodales y su principal ventaja reside en su bajo precio (llegando a ser gratuito). Tal y como contempla la octava medida del Plan A del Ayuntamiento de Madrid, con el que se quiere mejorar la movilidad de la ciudad, los precios oscilan entre 0,5 y 1,5 euros el día o gratuito si se presenta el título de transporte público utilizado ese día.

De esta manera, se puede aparcar durante un largo periodo de tiempo (tendrás que hacerlo en un mínimo de entre 2 y 4 horas y hasta un máximo de 16 a 24 horas) por poco dinero, ofreciéndose como una alternativa muy útil en caso de que tengamos que acudir a la capital para trabajar.

Como hemos dicho, este tipo de aparcamientos están enfocados al uso exclusivo de aquellos que combinen el uso del coche con el del transporte público, por lo que en caso de no presentar el título de transporte utilizado se aplicará la tarifa ordinaria de aparcamiento de rotación de titularidad municipal, la famosa ORA.

¿Cuántos son y dónde están?

El objetivo es que haya un total de 12 aparcamientos de este tipo que conectarán las principales arterias de entrada y salida de la ciudad con el interior de la misma, por lo que estarán situados en Pitis (M-40), Paco de Lucía (M-40), Fuente de la Mora (M-40), Valdebebas (M-11), Canillejas (A-2), Estadio Olímpico (A-2), Santa Eugenia (A-3), San Cristobal (A-4), Villaverde Alto (A-42), Villaverde Bajo Cruce (A-4), Aviación Española (A-5) y Colonia Jardín (M-502 y M-511).

Cada uno de ellos contará con unas 500 plazas de aparcamiento (aunque algunos de ellos son mucho más grandes) y estarán disponibles entre las 6 y las 22 horas de lunes a sábado. Todos ellos estarán a menos de un minuto andando de paradas de Metro, Renfe o EMT, salvo el de Chamartín, situado a 200 metros del intercambiador, y sumarán un total de 9.500 plazas.

De momento, de estos 12 aparcamientos sólo está disponible desde el 1 de enero el de Estadio Olímpico, situado junto a la A2 y el Wanda Metropolitano, el estadio del Atlético de Madrid, que con una capacidad de más de 3.000 plazas también estará disponible para los días en los que haya programados eventos.

Este aparcamiento se suma a otros dos ya disponibles (ambos gestionados por la EMT) y ya dentro de la ciudad, como son el de Latina en la Avenida de Portugal y el de Chamartín, en Nuestra Señora del Recuerdo, los cuales añaden otras 1.251 plazas disponibles. En ambos casos, su uso es gratuito siempre que se presente el billete de transporte público utilizado para moverse por la ciudad.

Una construcción en entredicho

Hasta ahora, hemos hablado de los planes que tiene el consistorio madrileño. Desde el Ayuntamiento nos han asegurado que la adjudicación del convenio marco ya se ha realizado y que se está formalizando el contrato para comenzar su ejecución. Pese a ello, algunas informaciones han señalado que la construcción de estos aparcamientos disuasorios podría peligrar por la intervención del Ministerio de Hacienda en las cuentas del Ayuntamiento de Madrid. Quienes nos han respondido a nuestras preguntas se han limitado a señalarnos que se está estudiando qué repercusiones puede tener esto en los futuros aparcamientos intermodales, pero no han podido confirmarnos ninguna información concreta.

También te puede interesar:

Encuentra aparcamiento en Madrid o Barcelona por sólo 5 euros al día

Las multas de aparcamiento en Zona SER deberán incluir tres fotos

Nueva señal que debería existir: un coche, una plaza de aparcamiento

Hace unos días tuvimos noticias de que los aparcamientos disuasorios que el Ayuntamiento de Madrid tiene disponibles para evitar un mayor uso del vehículo dentro de la ciudad habían crecido un 400 por ciento en número de usuarios. La cifra esconde que las personas que utilizan este sistema mensualmente apenas son 900, pero sí deja claro que su uso va en aumento, lo que es una gran noticia para una futura disminución de los gases contaminantes provocados por el uso del coche dentro del centro de la ciudad.

Aparcamientos intermodales, ¿qué ventajas tienen?

En el caso de Madrid, estos aparcamientos disuasorios han recibido el nombre de aparcamientos intermodales y su principal ventaja reside en su bajo precio (llegando a ser gratuito). Tal y como contempla la octava medida del Plan A del Ayuntamiento de Madrid, con el que se quiere mejorar la movilidad de la ciudad, los precios oscilan entre 0,5 y 1,5 euros el día o gratuito si se presenta el título de transporte público utilizado ese día.

De esta manera, se puede aparcar durante un largo periodo de tiempo (tendrás que hacerlo en un mínimo de entre 2 y 4 horas y hasta un máximo de 16 a 24 horas) por poco dinero, ofreciéndose como una alternativa muy útil en caso de que tengamos que acudir a la capital para trabajar.

Como hemos dicho, este tipo de aparcamientos están enfocados al uso exclusivo de aquellos que combinen el uso del coche con el del transporte público, por lo que en caso de no presentar el título de transporte utilizado se aplicará la tarifa ordinaria de aparcamiento de rotación de titularidad municipal, la famosa ORA.

Publicidad

¿Cuántos son y dónde están?

El objetivo es que haya un total de 12 aparcamientos de este tipo que conectarán las principales arterias de entrada y salida de la ciudad con el interior de la misma, por lo que estarán situados en Pitis (M-40), Paco de Lucía (M-40), Fuente de la Mora (M-40), Valdebebas (M-11), Canillejas (A-2), Estadio Olímpico (A-2), Santa Eugenia (A-3), San Cristobal (A-4), Villaverde Alto (A-42), Villaverde Bajo Cruce (A-4), Aviación Española (A-5) y Colonia Jardín (M-502 y M-511).

Cada uno de ellos contará con unas 500 plazas de aparcamiento (aunque algunos de ellos son mucho más grandes) y estarán disponibles entre las 6 y las 22 horas de lunes a sábado. Todos ellos estarán a menos de un minuto andando de paradas de Metro, Renfe o EMT, salvo el de Chamartín, situado a 200 metros del intercambiador, y sumarán un total de 9.500 plazas.

De momento, de estos 12 aparcamientos sólo está disponible desde el 1 de enero el de Estadio Olímpico, situado junto a la A2 y el Wanda Metropolitano, el estadio del Atlético de Madrid, que con una capacidad de más de 3.000 plazas también estará disponible para los días en los que haya programados eventos.

Este aparcamiento se suma a otros dos ya disponibles (ambos gestionados por la EMT) y ya dentro de la ciudad, como son el de Latina en la Avenida de Portugal y el de Chamartín, en Nuestra Señora del Recuerdo, los cuales añaden otras 1.251 plazas disponibles. En ambos casos, su uso es gratuito siempre que se presente el billete de transporte público utilizado para moverse por la ciudad.

Publicidad

Una construcción en entredicho

Hasta ahora, hemos hablado de los planes que tiene el consistorio madrileño. Desde el Ayuntamiento nos han asegurado que la adjudicación del convenio marco ya se ha realizado y que se está formalizando el contrato para comenzar su ejecución. Pese a ello, algunas informaciones han señalado que la construcción de estos aparcamientos disuasorios podría peligrar por la intervención del Ministerio de Hacienda en las cuentas del Ayuntamiento de Madrid. Quienes nos han respondido a nuestras preguntas se han limitado a señalarnos que se está estudiando qué repercusiones puede tener esto en los futuros aparcamientos intermodales, pero no han podido confirmarnos ninguna información concreta.

También te puede interesar:

Encuentra aparcamiento en Madrid o Barcelona por sólo 5 euros al día

Las multas de aparcamiento en Zona SER deberán incluir tres fotos

Nueva señal que debería existir: un coche, una plaza de aparcamiento

Publicidad

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.