Publicidad

6 millones de ancianos al volante en 2030

El número de conductores mayores de 65 años en España se situará en 6,1 millones de personas en el año 2030, lo que supondrá duplicar (+110%) los 2,9 millones de conductores veteranos en 2010, según el estudio 'Envejecer en movimiento' elaborado por el Real Automóvil Club de Cataluña (RACC).
-
6 millones de ancianos al volante en 2030

Este informe refleja que las personas de más de 65 años están cobrando un protagonismo "sin precedentes" en el sistema de movilidad y en la seguridad vial y afirma que, a mediados del siglo XXI, un tercio de los españoles superará los 65 años de edad.

El RACC resaltó que el año 2001 fue el primero de la historia en que la población española mayor de 65 años superó en volumen a la menor de 15 años. No obstante, señaló que en España superar este umbral de edad "no significa un cambio inmediato en los estilos de vida en general, ni en la movilidad urbana en particular".

Así, los datos del Club automovilístico indican que ha aumentado en casi un millón de personas el número de mayores con permiso de conducir en España entre 2001 y 2009 y explicó que en la actualidad ocho de cada diez mayores se desplazan como mínimo una vez a la semana.

El vehículo privado es, entre los medios mecánicos, el más usado por este colectivo, especialmente por los hombres y en ciudades pequeñas. Además, el estudio refleja que las dificultades de desplazarse por la calle sin ayuda afectan a 1,2 millones de personas mayores.

Además, existen en España 1,17 millones de mayores con alguna limitación para el uso de transporte como pasajero y utilizan el vehículo privado no adaptado como el medio más frecuente para sus desplazamientos. El 68% de ellos tiene dificultades para acceder al coche y el 82% para subir o bajar de él.

Accidentalidad como peatones

Por otro lado, este documento apunta que desde el año 2000 el número de peatones mayores de 64 fallecidos o heridos graves en España se ha reducido un 35%, pasando de 1.394 personas hace once años a 917 personas en el 2009.

Sin embargo, el RACC señaló que, a pesar de la tendencia positiva, los peatones mayores tienen mayores consecuencias cuando sufren un accidentes. Así, entre 2004 y 2009 la mitad de los peatones fallecidos en ciudad eran personas mayores y en carretera el porcentaje se situó en el 35%.

Igualmente, los datos del estudio resaltan que en la última década se ha reducido el número de accidentes de peatones mayores provocados por infracciones cometidas por ellos se ha reducido "de forma significativa", a pesar de que su tasa de infracciones que desemboca en accidente es un 50% superior al del conjunto de la población.

A raíz de estos datos, el RACC recomienda a la Administración mejorar la concienciación y garantizar la movilidad segura de las personas de más de 65 años, mientras que a los fabricantes les pide que ofrezcan vehículos que respondan a las necesidades de este colectivo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.