Publicidad

Amigos de los coches ajenos

En España se roba un vehículo cada 2,5 minutos, 12 coches a la hora y 300 al día, aproximadamente, siendo el verano la época más peligrosa. Sin embargo, lejos de lo que pueda parecer, no son los modelos de lujo los más 'demandados'. El Volkswagen Golf, el BMW Serie 3 o el Seat León son los coches preferidos por los amigos de lo ajeno.
-
Amigos de los coches ajenos
Son los coches que más se roban en España y, curiosamente, no son los más caros, sino en su mayoría vehículos del segmento medio. Y es que la crisis económica también afecta al mercado de vehículos robados. El descenso en las matriculaciones de vehículos de lujo ha hecho aumentar el robo de automóviles de más antigüedad y de menor valor, en detrimento de los primeros. Pero la crisis no sólo influye en el tipo de vehículos robados.
Por modelos, el Volkswagen Golf es el más sustraído, seguido por el BMW Serie 3, el Seat León FR, el Seat Ibiza FR y el Toyota Land Cruiser. ¿Y por qué éstos y no otros? Estos vehículos de gama media no les suelen presentar muchas dificultades a los ladrones y son coches utilizados posteriormente para cometer delitos con ellos, especialmente en alunizajes. Además, se trata de algunos de los modelos más populares, están bien valorados y se venden bien en el mercado de segunda mano. En el caso del León y del Ibiza, además, al tratarse de versiones de alta cilindrada, son muy apetecibles en Europa del Este.

Tras estos modelos se sitúan los grandes todo-terrenos y SUVs como el BMW X5, el Audi Q7 o el Mercedes ML. Estas tres marcas alemanas (BMW, Audi y Mercedes) son el objetivo principal en el robo de vehículos de gama alta. Son modelos puestos a la venta en el mercado de segunda mano de países del Este de Europa y Norte de África. La Policía Nacional nos cuenta cómo actúan las bandas que se dedican al robo de vehículos. En su mayoría se trata de grupos de especialistas, cada uno con su función. Por una parte están los encargados de sustraer los automóviles utilizando distintos métodos. Una vez robados, son trasladados a una zona de seguridad, donde entra en juego el siguiente grupo, los conocidos como ‘maquilladores’. Son los especialstas en manipular el número de bastidor. Para ello, eliminan el código original mediante el uso de muelas o fresas, retroquelan completa o parcialmente el mismo y finalmente repintan la zona manipulada. Al mismo tiempo, elaboran una documentación falsificada del vehículo y unas placas nuevas. Y llega el turno de los conductores o las personas encargadas de trasladarlo al país de destino. En verano se produce el mayor ‘pico’ en el número de robos de coches, aumentando con respecto al resto del año. Son robos que se producen en su mayoría en zonas costeras y grandes urbes, con Madrid, Barcelona, Valencia y el eje de Marbella-Málaga a la cabeza del ranking. Los lugares habituales son los aparcamientos de los centros comerciales y cines.

¿Es tu coche anti-cacos?

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.