Publicidad

AMG, la fábrica de sueños de Mercedes

45 años no se cumplen todos los días. Tras una vida escrita con páginas de oro en el automovilismo, AMG celebra su aniversario mirando al pasado con la satisfacción de ver cómo no sólo se ha convertido en el preparador oficial de Mercedes y ha cosechado infinidad de éxitos deportivos, sino también de ver que en la actualidad es uno de los preparadores más reconocidos en el mundo.
-
AMG, la fábrica de sueños de Mercedes
Los comienzos de AMG nos llevan hasta un viejo molino de una remota ciudad alemana llamada Grossaspach. Allí, en 1967, los ingenieros Hans Werner Aufrecht y Eberhard Melcher decidieron fundar una empresa cuyo primer objetivo era diseñar y desarrollar motores de competición para vehículos Mercedes.

Galería relacionada

AMG celebra su 45 aniversario

Fue ahí donde comenzó la andadura de uno de los preparadores de vehículos más importantes de la historia. Cada año que pasaba era una página de oro en la historia de AMG, hasta que en la actualidad ya se le conoce como el preparador oficial de Mercedes-Benz. Su firma está en modelos tan especiales y espectaculares como el Mercedes SLS AMG, el Mercedes 190E AMG o el Mercedes SL65 AMG, entre muchos, muchos otros. Vehículos con personalidad propia, cargados de deportividad, exclusividad, prestaciones y tecnología. Pero también ha estado –y está– presente en el mundo de la competición. Sin ir muy lejos, su presencia en el DTM, el campeonato alemán de turismo, ha sido gloriosa. El nombre AMG nació de los apellidos de sus creadores y del lugar de su fundación: Aufrecht (A), Grossaspach (G) y Melcher (M). Tras su fundación en 1967, el primer gran éxito de AMG llega de la mano de la competición. En 1971, el AMG Mercedes 300 SEL 6.8 gana las 24 Horas de Spa en su categoría, con los pilotos Hans Heder y Clemens Schickendanz al volante.

Cada vehículo, cada éxito, y en definitiva, cada año que se veía pasar en el viejo molino en Grossaspach, era un paso adelante para AMG. En 1978 la empresa ya cuenta con 40 empleados, por lo que se traslada su oficina matriz a Affalterbach (Stuttgart, Alemania). Siete años después, en 1985, AMG ya cuenta con más de 100 trabajadores, y en 1990 son ya 400, por lo que se abre una segunda planta junto a la primera. Es en 1990 cuando encontramos una fecha señalada en rojo en el calendario. Tras hacer equipo con Daimler-Benz (empresa productora de los Mercedes) en su regreso al DTM –el campeonato alemán de turismos– en el año 1988, AMG firma un acuerdo de cooperación con éstos. El primer vehículo desarrollado bajo este acuerdo nace en 1993: es el Mercedes C63 AMG. AMG pasa de ser fabricante de motores a constructor de vehículos en 1996, el mismo año en el que presenta en el Salón de Ginebra el E50 AMG, con un motor V8 que desarrolla 347 CV. Por su parte, el Clase C63 AMG alcanza en tan sólo cuatro años de vida las 5.000 unidades producidas. En 1999 llega otro momento clave para AMG: se funda Mercedes-AMG GMBH como subsidiaria de DaimlerChrysler AG. De ahí en adelante, el paso de los años va consolidando y evolucionando a AMG como preparador oficial de Mercedes: en 2002 se inauguran una nueva sala de exhibición, dos nuevas plantas y una nueva fábrica de motores. A pesar de pasar a ser un constructor de vehículos, AMG seguía prestando especial atención en sus propulsores. Así, el motor AMG 5.5 V8 Kompressor, exhibido por primera vez en el SL 55 AMG en 2001, fue premiado con el premio ‘Engine of the Year’ (motor del año) en el 2003.

Dos años después llegaría una nueva generación de motores bajo la denominación 63 AMG, un V8 6.3 que serviría de propulsor a modelos como el C63 AMG o S63 AMG, y que en 2009 fue premiado con el mismo premio que el V8 Kompressor. La AMG Performance Studio, fundada en 2006, se centra en sacarles todavía más partido a los modelos AMG estéticamente, mecánicamente y reduciendo sus pesos. Suyos son los modelos AMG Black Series, como es el caso de la versión del SL65, que ve aumentada su potencia hasta los 670 CV de potencia. Una de las joyas de la corona de AMG llevaría consigo este motor V8 de 6,3 litros, el que es el primer coche fabricado de manera completa por AMG. Hablamos del Mercedes-Benz SLS AMG –el conocido como ‘alas de gaviota’–, con 571 CV de potencia, que se ha convertido por derecho propio en uno de los superdeportivos más espectaculares del mercado, tanto en su versión cerrada como Roadster. La última generación de motores AMG data del año pasado: un V8 atmosférico de 5,5 litros y 422 CV de potencia, y que monta el último Mercedes SLK55 AMG. Este propulsor destaca por su carácter eficiente respecto a su antecesor: cuenta con sistema Start&Stop de arranque y parada del motor en las detenciones, desconexión selectiva de cilindros e inyección directa, entre otras medidas destinadas al ahorro de combustible. La historia de AMG en el mundo de la competición comenzó en 1971, cuando el AMG Mercedes 300 SEL 6.8 logró la victoria en su categoría de las 24 Horas de Spa. Pero si hay un campeonato donde AMG haya triunfado con todas las de la ley y repetidamente a lo largo del tiempo es en el DTM, el campeonato alemán de turismos. Su alianza con Daimler-Benz en 1988 puso la semilla que daría multitud de éxitos, y que se materializaron por primera vez en 1992: Klaus Ludwig ganó el mundial del DTM con el Mercedes-Benz 180E 2.5-16 Evolution II, preparado, como no, por AMG; el piloto alemán repetiría éxito en 1994.

Un año después entra en escena uno de los nombres de mayor reputación dentro del fabricante germano y del preparador: Bernd Schneider. El piloto alemán fue el campeón ese mismo año del DTM y del Campeonato Internacional de Turismos (ITC), y de nuevo el DTM en cuatro ocasiones más (2000, 2001, 2003 y 2006). – 2007: Se funda la AMG Driving Academy, una escuela que se dedica a impartir clases de conducción deportiva.
2010: El Mercedes SLS AMG se convierte en el Safety Car del Mundial de Fórmula 1.
2011: Pensado para equipos cliente, AMG pone a disposición una versión de su ‘alas de gaviota’: SLS AMG GT3 Costumers Sport Racing car. - Los mejores modelos de AMG
Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.