Publicidad

¿Alergia? Vence a tu enemigo

Casi el quince por ciento de la población es alérgica, pero lo peor no es eso. Sólo un 25 por ciento se trata adecuadamente. Y muchos de ellos conducen. Sigue leyendo. No sólo te mostramos a tu enemigo “a cara descubierta”, sino que te contamos cómo combatirlo y cómo mitigar sus efectos en la conducción.
-
¿Alergia? Vence a tu enemigo
Un elemento imprescindible en primavera es el filtro antipolen. Este dispositivo, también llamado filtro del habitáculo tamiza el aire que entra del exterior o de la propia corriente interior del reciclado. Lo que quiere decir que no permite el acceso de las dichosas gramíneas que tanto te hacen estornudar y lagrimear. Por eso se llama comúnmente "anti polen".

La mayoría de los modelos actuales que están en el mercado lo incorporan de serie y los pertenecientes a partir de 1.998 ofrecen la opción de instalarlo. Si tu modelo es muy antiguo, tendrás muchas dificultades para incorporarlo, porque, por decirlo de alguna forma, no está "preparado" para ello.

Normalmente, detrás de la guantera hay una especie de hueco, conectado al aire acondicionado, donde encaja el filtro. Si este hueco no existe, preparar el acondicionamiento del vehículo es un poco complejo y no suele merecer la pena. El filtro anti polen se encuentra disponible como elemento de respuesto en los talleres oficiales. Puedes cambiarlo en centros de mecánica rápida, pero no te ahorrarás mucho dinero. Te recomendamos que además lo cambios todos los años o cada 30.000 kilómetros, aunque lo más recomendable para personas con problemas respiratorios es realizar la sustitución cada seis meses. Si no renuevas el filtro, se obturará y dejará de ser efectivo. Además también influye en el sistema de climatización: con el filtro en buen estado funciona mejor y, así, te ayudará a superar las altas temperaturas del verano. También ganarás en limipieza y seguridad, ya que filtra los depósitos de hollines sobre plásticos y cristales, con lo que facilita la eliminación rápida del vaho en parabrisas y ventanas. El aire acondicionado es otro gran aliado. Evita que bacterias, hongos y otros microorganismos se introduzcan en el habitáculo. Pero para que el resultado sea el esperado tiene que estar en perfecto estado de mantenimiento o, de lo contrario, agravará los síntomas alérgicos más que atenuarlos.

Los materiales del interior de tu vehículo son muy importantes. Los médicos recomiendan huir del níquel y el látex. Además hay que cuidar especialmente los componentes del volante la palanca de cambios y la consola central, además de eliminar los adhesivos tóxicos.

Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.