Publicidad

AEC: las carreteras nunca han estado peor

Un nuevo estudio realizado por la Asociación Española de la Carretera (AEC) pone en relieve los graves problemas de conservación que sufren nuestras carreteras en los últimos años. Tanto, que la AEC cifra en 6.200 millones de euros la cantidad necesaria en inversión para darle la vuelta a la situación. Pavimento, señalización, barreras metálicas, balizamiento e iluminación sufren un ‘deterioro sin precedentes’ en nuestras carreteras.
Adrián Lois.

Twitter: @loisSr_motor -

AEC: las carreteras nunca han estado peor

La Asociación Española de la Carretera ha presentado los resultados de su estudio sobre el estado de las carreteras estatales y autonómicas de nuestro país, y éstos no pueden ser más desoladores. ‘La red viaria, comprometida’, o ‘comodidad y seguridad en riesgo’ son algunas de las conclusiones que se sacan de un estudio que la AEC viene realizando desde 1985. Y todo ello, por culpa de la reducción de inversión pública en el mantenimiento y por la falta de conservación tanto del pavimento, como de la señalización, barreras o la iluminación.

 

Según las notas otorgadas por la AEC en los diferentes apartados, en general, califican el estadio de conservación de las carreteras como ‘deficiente’, rozando ya el ‘muy deficiente’. A estas alturas, la Asociación estima las necesidades de inversión en 6.200 millones de euros, un 13 por ciento más que hace dos años (cuando realizaron su anterior estudio), lo que revela en gran medida la despreocupación de los organismos públicos en mejorar el estado de nuestras carreteras.

 

Pavimentos

El estudio de la AEC revela un ‘notable y acelerado’ deterioro de los pavimentos en las carreteras estatales y autonómicas, con un déficit total acumulado que asciende ya al 94 por ciento en conservación. En el caso de la Red Autonómica de carreteras, la caída respecto al año 2011 es de 23 puntos en su nota media.

 

Según el estudio, tres de cada cuatro kilómetros de pavimento presenta grietas y uno de cada tres tiene desintegraciones, deformaciones o baches. Con un ‘aprobado’, nos encontramos las carreteras de Extremadura y el País Vasco, y con un ‘muy deficiente’, las de La Rioja y Aragón.

 

Señalización vertical y horizontal

La nota media de la señalización vertical ha bajado del 4,6 al 4,1, siendo necesaria la renovación de 247.000 señales, lo que supondría una inversión de 52 millones de euros sólo en este apartado. La AEC recalca que, una vez superados los siete años, estas señales pierden la garantía del fabricante para las láminas retrorreflectantes, lo que se traduce en una peor visibilidad durante la noche. Cataluña es la CC.AA. mejor puntuada en este aspecto.

 

En el caso de la señalización horizontal, se rompe la tendencia positiva general y la nota media también ha bajado, pasando del ‘aprobado alto’ al ’aceptable’. Según la AEC, 28 de cada 100 kilómetros deberían ser repintados en la red estatal, mientras que en la autonómica será prácticamente la mitad, 49 de cada 100 km. En total, 52.000 km deben ser repintados, con una inversión necesaria de 103 millones de euros.

 

Barreras metálicas y balizamiento

Uno de los grandes empeoramientos en nuestras carreteras va a parar a las barreras metálicas de nuestras carreteras, que han pasado del ‘aprobado’ de 2011 al ‘suspenso’ en 2013, tanto en la Red de Carreteras del Estado como en las autonómicas. La inversión necesaria en este apartado es de 189 millones de euros, según la AEC, que ha detectado que siete comunidades autónomas todavía se conservan en el aprobado (Extremadura y Comunidad Valenciana al frente), y Murcia y Andalucía se llevan la peor nota de todas (3,3).

 

En cuanto al balizamiento, también empeoran los datos, aunque se mantienen todavía en el aprobado. Pasa de ‘bien’ y una nota de 8,2 en 2011, a ‘aceptable’ y un 6,7 en 2013 para las carreteras estatales, y de 8,0 a 5,6 para las autonómicas. Todas las CC.AA., salvo Castilla León, País Vasco y La Rioja, aprueban en este apartado.

 

Iluminación

Por último, la AEC también ha analizado un año más el estado de la iluminación en nuestras carreteras, en lo que se refiere a sus parámetros medios de iluminancia (cantidad de luz) y uniformidad (homogeneidad). La conclusión del estudio revela que el 82 por ciento de las luminarias, en el primer parámetro, y el 40 por ciento en el segundo, cuentan con ‘rangos no adecuados’. Dentro del 82 por ciento anterior, un 66 por ciento corresponde a un defecto en la luz que llega al pavimento, y un 16 por ciento por exceso.

 

Nuestra opinión

El estudio que realiza la AEC es una muestra clara que evidencia algo que vemos todos durante nuestra vida diaria: las carreteras de nuestro país dan auténtica pena, en lo que a su conservación y estado se refiere. La despreocupación política en este aspecto es ya demasiado grande. Hay que tener en cuenta, como revela el estudio de la AEC, que por cada euro no invertido a tiempo en refuerzo de firmes, por ejemplo, se transforma en 5 euros a los tres años y en 25 euros en el quinto año. Esto quiere decir que, como no se ponga una solución inmediata, los 6.200 millones de euros que harían falta para llegar a niveles aceptables se van a quedar ‘en nada’ en pocos años.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.