Publicidad

Los radares, actualizados para los 110 km/h

Los 117 radares de la red viaria dependiente del Estado que se han visto afectados por el nuevo límite de velocidad a 110 kilómetros están activados desde las seis de esta mañana, cuando ha entrado en vigor esta medida del Ejecutivo para reducir el gasto anual en petróleo.
-
Los radares, actualizados para los 110 km/h

Los trabajadores de los centros de gestión de la Dirección General de Tráfico (DGT) han ajustado desde sus ordenadores la velocidad de los 105 radares que están ubicados en autovías en donde se podía circular hasta ayer a 120.

También han visto modificados el límite de velocidad otros 12 radares, que están situados en autopistas.

Con el nuevo límite, los conductores podrán ser sancionados con cien euros si superan los 111 kilómetros por hora, aunque se seguirán respetando los márgenes de error que la Ley de Metrología obliga a aplicar en las mediciones de velocidad obtenidas por los radares.

Los conductores serán sancionados con esa cuantía si circulan entre 111 y 140 kilómetros por hora; a partir de 141 y hasta 160 la multa ascenderá a 200 euros y desde los 151 kilómetros por hora además perderán puntos, como sucedían anteriormente.

El permiso por puntos y la reforma del Código Penal, según fuentes de la DGT, no se ven afectados por esta medida del Gobierno, con lo que seguirán incurriendo en un delito aquellos que conduzcan a más de 200 kilómetros por hora.

La limitación de la velocidad máxima en autopistas y autovías a 110 kilómetros por hora ha entrado en vigor a las seis de esta mañana, una vez ajustados los radares y después de que operarios del Ministerio de Fomento colocaran en las más de 6.100 señales de tráfico de 120 kilómetros/hora de la red de carreteras, pegatinas en las que se lee 110.

Esta medida ha recibido críticas por parte de diversos sectores, aunque hay asociaciones, como la estatal de víctimas de accidentes de tráfico DIA, que se han mostrado a favor.

El presidente de esta asociación, Francisco Canes, ha mostrado su sorpresa ante 'las reacciones tan viscerales que ha desatado una medida' que, dice, 'podrá gustarnos o no, pero lo que es cierto es que a nadie perjudica'.

Canes ha destacado las ventajas de esta iniciativa desde el punto de vista de la seguridad vial y ha dicho que es 'absolutamente falso' el argumento de que los conductores se aburran o se duerman.

'Si así fuese -añade- las carreteras y autovías estarían llenas de camiones y autocares volcados, ya que estos vehículos tienen limitaciones mayores de velocidad'.

Además, Canes ha subrayado el hecho de que se mantengan los márgenes de error, que hacían que hasta ayer el límite real de velocidad en autopista fuera de 135 kilómetros por hora, según su apreciación.

Por ello, la asociación cree que desde hoy, y con la limitación de 110, nadie será sancionado por ir a una velocidad real de 125 kilómetros por hora.

Los accesos de tráfico rodado a las grandes ciudades han registrado las mismas retenciones de siempre en el primer día de entrada en vigor de la medida, según han señalado fuentes de Tráfico', que han sostenido que 'no ha tenido ninguna repercusión, salvo en Barcelona, donde hoy es fiesta'.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.