Publicidad

Sistema para la mejor respuesta en accidentes

Un equipo de investigadores de la Universitat Politècnica de València (UPV), la Universidad de Zaragoza y la empresa Applus+IDIADA ha diseñado un nuevo sistema que permite mejorar la eficiencia y reducir el tiempo de respuesta y de despliegue de los equipos de emergencia tras un accidente de tráfico.
-
Sistema para la mejor respuesta en accidentes

El sistema, denominado VEACON, permite gestionar de forma automática los accidentes, al procesar inmediatamente toda la información sobre el siniestro (el punto en el que se ha producido, vehículos implicados y ocupantes de los mismos), y trasladarla de forma rápida hasta los centros de emergencias.

"Actualmente, los avisos de un accidente se realizan de forma manual, es decir, se necesita que el propio accidentado o algún testigo haga una llamada, pero ¿qué pasa cuando se produce un accidente que nadie observa?", ha planteado el investigador del Grupo de Redes de Computadores-DISCA de la UPV Juan Carlos Cano.

"Nuestra propuesta permitiría automatizarlos, de manera que los centros de control recibirían la alerta con toda la información en apenas medio minuto, facilitando así un despliegue de ambulancias, bomberos y demás equipos de emergencia más rápido y eficiente", ha señalado.

VEACON está ideado para un escenario futuro en el que todos los vehículos incorporen tecnología de comunicación inalámbrica, aunque podría adaptarse a los vehículos actuales instalando un hardware específico en los mismos o a través del teléfono móvil.

El investigador del Grupo de Redes de Computadores-DISCA de la UPV Pietro Manzoni ha explicado que VEACON podría instalarse en teléfonos inteligentes, que se conectarían vía bluetooth con todos los coches fabricados desde el año 2000, ya que desde ese año todos los vehículos incorporan un sistema que posibilita la conexión.

Cano ha afirmado que se han dado alternativas puesto que se trata de una tecnología que puede ayudar a salvar vidas, y si hay que esperar a que todos los vehículos en circulación dispongan de tecnología de comunicación inalámbrica, "podemos estar hablando de entre 10 y 15 años".

El sistema de procesado de información recoge las coordenadas exactas del accidente, gravedad del mismo, puntos de impacto en el vehículo, si ha habido vuelco o no, número de ocupantes, o si ha saltado o no el airbag, y cruza la información con bases de datos centralizadas de históricos de accidentes similares.

Según Cano, se podría trasladar incluso la información sanitaria de los ocupantes del vehículo, a través de una aplicación para el móvil ya existente, que permite transmitir los datos relacionados con la salud de los viajeros, junto con la relativa al accidente.

"Contar con toda esta información ayudaría a determinar con mayor exactitud los recursos necesarios para atender el siniestro", ha asegurado Pietro Manzoni, quien ha destacado que las pruebas realizadas han confirmado "la utilidad de este sistema para gestionar los servicios de emergencias y mejorar la atención". 

¿Qué opinas de esta noticia? Debate en los foros con otros aficionados al mundo del motor.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.