Accidente de Reyes: ¿iba en realidad a menos de 129 km/h de velocidad?

Un informe pericial asegura que el accidente fatídico que sufrió el futbolista José Antonio Reyes hace menos de un mes no se produjo a más de 200 km/h, sino a, como mucho, 129 km/h.
Adrián Lois
Accidente de Reyes: ¿iba en realidad a menos de 129 km/h de velocidad?
Accidente de Reyes: ¿iba en realidad a menos de 129 km/h de velocidad?

El 1 de junio, José Antonio Reyes circulaba en su Mercedes S550 Brabus junto a sus dos primos Jonathan y Juan Manuel, cuando sufrió un accidente en el kilómetro 18 de la A-376, en el término municipal de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), cuando se desplazaba hacia Utrera. El futbolista, que militaba en el Extremadura, falleció en el accidente, así como uno de sus primos, mientras que el único superviviente fue el copiloto, que sufriría a posteriori graves quemaduras en su cuerpo intentando salvar a sus dos familiares cuando se incendió el coche.

Publicidad

Desde entonces, se ha especulado mucho con la velocidad a la que circulaba Reyes y con que fuera el causante del impacto. La agencia EFE mencionó a fuentes de la Guardia Civil, que aseguraron en su día que el futbolista conducía a más de 220 km/h. Se publicó además lo que dijo el único superviviente antes de subirse a la ambulancia: “iba muy rápido”. Sin embargo, ahora unas nuevas declaraciones echan por tierra esta teoría.

Un informe pericial realizado por Miryan Moya, perito judicial en Seguridad Vial y Tráfico, Investigación y Reconstrucción de Accidentes de Tráfico, plantea un escenario bien distinto. En declaraciones al programa “Luz de Cruce” de COPE MÁS Valencia, Moya asegura que, tras analizar lo ocurrido mediante un sistema pionero y con diferentes mediciones en el lugar de los hechos, el coche circulaba como mucho a 129 km/h.

Otro escenario es el que ha realizado Francisco Galadi, de la plataforma “Investigación y reconstrucción de accidentes de tráfico”, que también contradice la postura de la DGT a través de un artículo en el portal digital El Diario de Sevilla. Analizando el escenario del accidente, la distancia entre el punto en el que el coche pierde el contacto y el punto en el que queda detenido, los restos esparcidos, huellas y diferentes cálculos, se podría entender perfectamente que el coche podía estar circulando a 120 km/h. Aseguran que la carrocería no denotaba un accidente a 200 km/h, además de que a esa velocidad sería muy complicado que hubiese supervivientes. Un pinchazo sería un más que probable motivo por el que Reyes perdió el control de su vehículo, para acabar impactando contra un muro, volcando e incendiándose.

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

La cuarta edición del concurso de customización que BMW Motorrad y la Revista Fuel re...

Universitaria, soltero, familias, viajeros, ejecutiva… Sea cual sea tu perfil de vida...

Con las últimas novedades en su gama, el Ford EcoSport se muestra como una de las opc...

La tecnología de vanguardia y el toque magistral de los expertos “takumi” dan como re...

Tres personas y un destino: el mar. ¿Cuál es el medio más barato de viajar? Nos ponem...

El Lexus ES 300h llegó a Europa con ganas de triunfar. La nueva berlina híbrida de la...