Publicidad

A ellos sí les han devuelto el dinero

El dicho popular ‘si no está satisfecho, le devolvemos su dinero’ también ha tenido casos reales en el mundo del automóvil. A continuación, te contamos dos casos de dos conductores que recibieron el importe íntegro de la compra de su automóvil por continuos fallos y averías.
-
A ellos sí les han devuelto el dinero
Te compras un automóvil nuevo o usado y, poco después de adquirirlo, comienza a dar problemas. Lo llevas al taller oficial y en un primer momento te dicen que han arreglado el problema. Pasan muy pocos días y el coche vuelve a tener la misma anomalía u otra nueva. Aunque esto parezca el típico caso del colmo de la mala suerte, sucede de forma más usual de lo que podríamos pensar. Te recopilamos un par de casos en los que se hizo justicia, dos casos en los que los conductores recibieron el dinero que invirtieron por la compra de su coche.
El primer caso lo encontramos en tierras levantinas. La Audiencia de Valencia falló a favor de una conductora para que ésta recibiera el importe íntegro de la compra de un automóvil que costó 20.595 euros. La sentencia judicial argumenta las ‘indudables molestias’ sufridas por esta conductora, quien pudo comprobar en sus propias carnes todos los inconvenientes generados por las ocho averías transcurridas entre octubre de 2004 y abril de 2005. Dicho de otro modo: en apenas seis meses, el vehículo estuvo más tiempo en el taller que circulando por la carretera. El tribunal también ha indicado un ‘flagrante incumplimiento contractual’. Por su parte, el concesionario ha argumentado que las averías se han reparado y que el coche se averiaba ‘por la incorrecta forma de conducir de la clienta y a una utilización indebida’.

Vibraciones en el techo, ruidos aerodinámicos, reloj de temperatura que no funciona (el ordenador que detecta todo tipo de fallos tampoco funcionó), coche que se para repentinamente, sustitución de dos relés tras una inspección manual y sin que el ordenador de fallos detectase anomalía alguna, problemas en el sistema de escape… Todo este cúmulo de fallos finalizó cuando el ordenador de problemas sí que funcionó correctamente y avisó a través de los testigos del salpicadero de una avería grave. El ordenador aconsejó la sustitución del captador de ángulo del volante y el del pedal de freno. Ante este tipo de casos, el conductor debe saber que no se encuentra solo. Asociaciones de consumidores como ‘FACUA-Consumidores en Acción’ y OMIC (la Oficina Municipal de Información al Consumidor) y asociaciones de automovilistas como AEA (Automovilistas Europeos Asociados) y CEA (Comisariado Europeo del Automóvil), a través de sus departamentos jurídicos, pueden asistirnos. Otro de estos casos extremos lo hemos encontramos en la página web de la Federación de Consumidores en Acción (FACUA). Según se recoge en este sitio de Internet, un socio de esta asociación recibió en 2005 el importe íntegro del automóvil que se compró, en este caso, un Citroën Xsara Picasso. FACUA explica que una sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 12 de Sevilla falló a favor de este conductor.

Desde que el conductor sevillano adquiriera el vehículo, éste visitó el taller hasta en trece ocasiones, al detectarse diversos problemas. Entre tales averías, destacaban la falta de respuesta del pedal del acelerador, ruidos y chasquidos en las puertas, vibraciones localizadas tanto en el cofre de motor como, al frenar, en el volante de motor y salpicadero. Si quieres conocer todos los detalles de este caso, entra en el siguiente link.
Garantía legal vs comercial
Preguntas frecuentes
Te recomendamos

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El día 30 de junio te esperamos en Ávila para recorrer 700 km con tu moto, siguiendo ...

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.