Publicidad

Opel celebra en 2012 su 150 Aniversario

Una vez comience el nuevo año, la marca de vehículos alemanes Opel tendrá un motivo de celebración más, el de su 150 cumpleaños. De fabricante de máquinas de coser a convertirse en uno de los mayores productores de coches de Europa. Ésta es su historia.
-
Opel celebra en 2012 su 150 Aniversario
Opel es, sin duda, uno de los grandes. La gran capacidad de fabricación y diseño que reside en sus plantas, además de la filial británica Vauxhall, permiten vender sus coches en más de 40 países y tener una cuota de mercado, en 2010, del 6,2% en Europa. Sus casi 150 años de vida han permitido emplear a alrededor de 40.500 personas en plantas y centros de ingeniería en seis países de Europa. Una marca innovadora y fiel a un espíritu que inauguró Adam Opel hace ahora un siglo y medio.
Fue en 1862 cuando Adam Opel, fundador de la exitosa marca, usó el taller de cerrajería de su padre en Rüsselsheim (Alemania) , para fabricar máquinas de coser. Quién se podría imaginar, podría pensar en la actualidad Adam Opel, que su apellido estaría asociado a uno de los grandes fabricantes de automóviles. El negocio le salió bien y pronto empezaron a vender bicicletas: el ‘Velocípedo’, así se llamó el modelo de 1886 que se lanzó al mercado y que rápidamente se hicieron populares. Poco más de 20 años después Opel ya era el mayor fabricante de bicicletas del mundo, lo que le fue permitiendo con el tiempo ampliar horizontes y unir a su oferta de productos las motocicletas. Pero fue en 1899 cuando comenzó la historia de los automóviles Opel. Este dato lo convierte en la segunda marca alemana con más antigüedad, después de Daimler-Benz. En otoño de 1902 presentó el ‘coche a motor con patente Lutzmann’, que montaba un propulsor de 10/12 CV y que ganó popularidad en muy poco tiempo. Más de 1.000 unidades habían salido de la línea de producción en 1906, y ocho años después, en 1914, Opel se había convertido en el mayor fabricante de automóviles en Alemania. Se estaban sentando las bases del espíritu que todavía acompaña a la compañía Opel: vehículos de gran calidad, asequibles, fiables y dirigidos a un amplio rango de clientes. Se creó su propia fama como fabricante gracias a modelos tan populares y de éxito de ventas como el ‘Coche del Doctor – Doktorwagen’ (1906) o ‘Muñequita – Puppchen’ (1914).

La década de los 20 fue una gran época para Opel. De su línea de montaje automatizada –el primer fabricante en utilizar una, en 1924– salieron otros modelos tan populares como el ‘Cohete – Rakete’ o el ‘Rana – Laubfrosch’; el pequeño 4/12 CV fue conocido como ‘Rana’ por su color verde claro. El año 1929 marcó el comienzo de los tiempos duros en la industria automovilística debido a la gran crisis económica global. Millones de personas perdieron su empleo y la economía mundial se colapsó. A pesar de las dificultades, Opel reaccionó y encontró un fuerte socio en General Motors, el gigante americano. En una época tan negativa, Opel fue capaz de consolidar su posición en el mercado y, en 1935, elevó su producción anual por encima de los 100.000 vehículos. El Olympia se convirtió en el primer coche alemán de producción con carrocería auto portante fabricada exclusivamente en acero.

En 1936 se produjeron dos momentos clave. El primero, que convertía a Opel en el mayor fabricante de coche europeo con una producción de más de 120.000 vehículos; el segundo, se asientan las bases de uno de los vehículos que ha dejado una huella imborrable y que ha consolidado a Opel en el segmento de los compactos hasta la actualidad: el Kadett y su heredero en la actualidad, el Astra. La II Guerra Mundial obligó a suspender la producción civil en Opel, que reanuda el trabajo en la época de la reconstrucción alemana con modelos como el Olimpia, Rekord P1 y Kapitän. Con motivo del 100 aniversario de la marca, en 1962 Opel inaugura su segunda planta en Bochum, escenario de la fabricación del nuevo Kadett. Commodore, Manta, GT, Admiral, Diplomat…, modelos que van naciendo y que consolidan la imagen, emocional y deportiva, de Opel. Con 109 años sale de la línea de producción el Opel número diez millones. También en 1971, Georg von Opel, a los mandos de un Opel GT, bate el récord de velocidad para coches eléctricos de batería al alcanzar los 188 km/h. Una clara muestra del esfuerzo dedicado en este campo por parte de la marca germana y que, hasta el momento, ha llegado hasta la creación del Ampera, el primer vehículo eléctrico de autonomía extendida que permite dejar atrás las limitaciones en la autonomía de las baterías.

En 1972 el Kadett sigue haciendo historia: aparece por primera vez, en su quinta generación, con tracción delantera y un coeficiente aerodinámico de tan sólo 0,39. El Omega (Cx 0,28) y el Calibra (Cx 0,26) cogen el testigo de estas cifras de record. Se trata de una época en la que Opel crea una nueva gama de modelos en Rüsselsheim enfocados a la seguridad, el respeto medio ambiental y el consumo. De hecho, y ya en los años 80, Opel se convierte en el primer fabricante alemán en ofrecer una gama completa de vehículos dotados de catalizador, una tecnología que incorporan todos los modelos desde 1989. En 1982 se producen otros dos momentos importantes en la historia de la marca alemana: con el Corsa se meten de lleno en el segmento de los coches pequeños y, al mismo tiempo, se construye una nueva fábrica en Figueruelas (Zaragoza) destinada a la fabricación de este nuevo modelo. Ya en la década de los 90, en 1991, hace su debut el sistema de seguridad de Opel; y lo hace en el Astra, testigo en el segmento de los compactos del Kadett. Este sistema incluye pretensores en los cinturones, protección ante impactos laterales y rampas en los asientos. Del mismo modo nace el nuevo Frontera, un modelo destinado al ocio que se convirtió en uno de los predecesores del movimiento SUV.

En 1992 abre las puertas la planta de Eisenach, que se convirtió, en ese momento, en la planta de fabricación de automóviles más moderna del mundo. Opel se convierte además en el primer fabricante europeo en ofrecer un económico propulsor de tres cilindros con el Corsa. Posteriormente nacen el Zafira y el Insignia. Es este último lanzamiento, en 2008 y que coge el testigo del Vectra, el que permitió a la marca llevar a cabo un reposicionamiento: este nuevo modelo tope de gama inauguraba una nueva filosofía, combinar arte escultural con precisión germana, y que heredarían posteriormente Zafira Tourer y Astra GTC.
Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.