Publicidad

Guardia Civil: los radares, para recaudar más

El secretario general de la Unión de Guardias Civiles (UGC), Manuel Mato Vázquez, ha señalado que la limitación de 110 km/h en autovía y autopista es una ‘tomadura de pelo’ que tiene por objetivo el aumentar la recaudación por multas de tráfico.
-
Guardia Civil: los radares, para recaudar más

Se trata de recaudar, y punto’, ha subrayado en una rueda de prensa en Santiago de Compostela. Así, ha reprochado que, después de 20 años en los que ‘se mejoró’ la calidad de carreteras y motores y ‘hay más controles’, se vuelva a disminuir la velocidad en defensa de que ‘es más seguro’. ‘Para eso, que digan que hay que circular a 100, a 90, o en caballo’, ha ironizado.

En esta línea, ha reiterado que ‘lo que interesa’ al Ejecutivo son ‘las denuncias de tráfico’ y ha augurado que, lo que no recauden los agentes, ‘lo harán los radares’.

Por otro lado, la UGC ha denunciado que las presiones que están recibiendo, a su juicio, los agentes de tráfico para que aumenten el número de denuncias ‘con fines recaudatorios’ se está extendiendo en la actualidad a los puestos de seguridad ciudadana, los que están ‘más próximos al ciudadano’, en núcleos urbanos de pequeño tamaño.

Vázquez ha señalado que dicho modo de actuar por parte de los mandos de la Guardia Civil se concreta mediante la pérdida del complemento salarial del sueldo consolidado y a través de la supresión del cobro correspondiente a los festivos y jornadas nocturnas de trabajo. En conjunto, calcula que se trata de una reducción próxima a los 220 ó 240 euros mensuales.

Los que denuncien poco, van a cobrar poco’, ha criticado Mato Vázquez, sin poder estimar una cifra de lo que constituye ‘ese poco’, pero señalando que se refiere a la imposición de multas en cuestiones relativas a tráfico, caza, pesca, ferias y seguridad en aeropuertos -- en caso de altercados o infracción en el estacionamiento, según ha ejemplificado--. Ha recalcado que esta situación ‘en la vida había ocurrido’ y es ‘grave’.

Además, el secretario general de la asociación de Guardias Civiles vinculada al sindicato UGT ha mostrado un documento con sello de la comandancia, firmado en Vicedo (Lugo), que indica que ‘parece ser que la Digeguci --Dirección General de la Guardia Civil-- está estudiando evaluar al personal de seguridad ciudadana como al de tráfico y tienen pensado quitar un complemento al que no denuncie’.

Críticas al delegado del Gobierno
Esta circular, a juicio de Manuel Mato Vázquez, confirma que la UGC ‘no miente’, acusación que atribuye al delegado del Gobierno en la Comunidad Autónoma, Antón Louro, en contestación a una primera rueda de prensa del sindicato en la que el colectivo denunció, en Pontevedra, la existencia de presiones en el ámbito de la Guardia Civil de Tráfico.

‘O el delegado del Gobierno está haciendo de defensor de los mandos de la Guardia Civil o no se entera, y le están engañando’, ha señalado.

Al respecto, ha destacado que la presión es ‘mayor’ en Galicia que en el conjunto estatal, lo que atribuye a que ‘a lo mejor’ la comunidad tiene ‘mandos más permeables a la presión’. Ha achacado esta mayor incidencia, asimismo, a una actuación del delegado del Gobierno ‘más dócil’.

Por ello, Mato Vázquez ha aprovechado su comparecencia para hacer ‘un llamamiento’ a los partidos políticos, al Ministerio del Interior y al propio Antón Louro para ‘que deje de fiarse’ de lo que le dicen los mandos de la Guardia Civil, porque, ha incidido, ‘está haciendo el ridículo’.

‘La piedra angular’ de la Guardia Civil
A mayores, el secretario general de la Unión de Guardias Civiles ha llamado la atención sobre la labor que desarrollan los agentes de puestos de seguridad ciudadana, que, pese a ser ‘la piedra angular’ del cuerpo, son considerados, ha dicho, ‘la criada, la chacha de todos los policías de España’. Cuando, en relación con una cuestión policial, ‘nadie quiere hacer algo, se manda a un guardia civil de seguridad ciudadana’, ha subrayado.

Esta circunstancia contrasta con sus condiciones laborales, según ha reprobado, puestos que son los agentes ‘con una situación más caótica’ y carencias en cuanto a sueldo, escasez de plantilla, cuarteles en mal estado y ‘peores materiales’. Mientras tanto, incluso ‘hacen frente a atracos’, ha enfatizado, para proclamar: ‘Y ahora, si no empiezan a perseguir al ciudadano, les quieren quitar parte de su sueldo’.

En este contexto, los guardias civiles ‘se debaten’ entre dos posturas, ha explicado Manuel Mato Vázquez. ‘De un lado, saben que esto es injusto y atroz, por lo que se están negando --a incrementar el número de sanciones--; de otro lado, saben que si siguen negándose, van a perder parte de su sueldo’, ha destacado, para referirse a la posibilidad de la que ‘algún mando habla, de imputar sedición militar por no denunciar’.

Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.