Publicidad

Los 10 mejores coches súper deportivos de los años 90

La década de los 90 del siglo pasado nos dejó multitud de coches irrepetibles. Recopilamos los que son, para nosotros, los 10 mejores deportivos de los 90.
Jorge Serrano.

Twitter: @JorgeMotor1 -

Los 10 mejores coches súper deportivos de los años 90

McLaren F1McLaren F1

Desde 1992 hasta 1998 McLaren Cars mantuvo en producción el McLaren F1, uno de los coches deportivos más espectaculares de todos los tiempos. El diseño del prototipo corrió a cargo de Gordon Murray y posteriormente fue el diseñador Peter Stevens bajo la tutela del propio Ron Dennis el que dio vida al definitivo McLaren F1. Bajo su aerodinámica carrocería -logró un coeficiente Cd de 0,32, un dato mucho mejor que otros dos súper coches como el Bugatti Veyron World Record Edition (0,36) y el SSC Ultimate Aero TT (0,357)- en la que no pasaban inadvertidas sus puertas de de apertura de tipo tijera, se alojaba un motor atmosférico 6.1 V12 de origen BMW de 627 CV. Tan sólo se produjeron algo más de 100 unidades, incluyendo las versiones especiales LM, GT y GTR. En su historia, destacan varios hitos, ya que el McLaren F1 fue el primer coche de producción en usar polímero reforzado con fibra de carbono (CFRP) en su estructura de chasis monocasco, además de usar también materiales resistentes y ligeros como el aluminio y el magnesio para puntos de fijación en el sistema de suspensión. El 31 de marzo de 1998 logró convertirse en el coche de producción más rápido del mundo, al lograr alcanzar los 372 km/h con el limitador de revoluciones y los 390,7 km/h con el limitador de revoluciones no activado. Posteriormente, el Bugatti Veyron y otros súper coches consiguieron superar la mítica barrera de los 400 km/h. A día de hoy, el súper coche deportivo híbrido McLaren P1 ya es considerado como el digno heredero del mítico McLaren F1.

 

 

Honds NSXHonda NSX

Para muchos, el Honda NSX es considerado el mejor coche deportivo japonés de todos los tiempos. El Honda NSX nació en 1990 con un objetivo nada fácil: plantar cara a las marcas europeas especializadas en coches de altas prestaciones, es decir, Porsche y Ferrari. Honda desarrolló un NSX con configuración técnica al estilo clásico (motor central, propulsión trasera, suspensiones de dobles triángulos…), pero repleto de innovaciones tecnológicas. Entre ellas, la carrocería íntegra de aluminio, material que también estaba presente en las suspensiones. Con la utilización de este liviano y resistente material en la carrocería, Honda afirmó que se consiguió ahorrar nada más y nada menos que 200 kg. El motor del Honda NSX siempre fue un V6 central-transversal, que fue aumentando de cilindrada y potencia, desde el 3.0 V6 original de 273 CV -255 CV en su versión con cambio automático- hasta el 3.2 V6 de 280 CV de la última versión especial NSX-R, la cual cifraba su peso final hasta unos increíbles 1.280 kg. Desde su aparición en 1990 y hasta el final de su vida comercial en 2005, fueron apareciendo numerosas versiones. En 2001 se realizaron importantes cambios, con una puesta al día en su diseño en el que se dejaron de utilizar sus característicos faros escamoteables, una de las señas de identidad de los NSX de los primeros años. ¿Y el futuro? Tanto Honda como su división en Estados Unidos, Acura, están a punto de poner en escena el definitivo y esperado Honda/Acura NSX del siglo XXI.

Ferrari F40Ferrari F40

Uno de los coches deportivos de Ferrari de mayor admiración a finales de los 80 y durante la década de los 90 fue, sin duda alguna, el Ferrari F40, que estuvo en producción desde 1987 hasta 1996 tanto en sus versiones de tráfico abierto como en las más especiales de circuitos (en total, se fabricaron 1.311 unidades). El Ferrari F40 es considerado el sucesor del 288 GTO y nació precisamente el mismo año que se conmemoraba el 40 aniversario de la marca. Al igual que el Ferrari Testarossa y que el Ferrari Enzo, el diseño del Ferrari F40 se realizó en el prestigioso Centro de Estilo Pininfarina. Paneles de kevlar (un material que se usa, por ejemplo, en los chalecos anti-bala), paneles de fibra de carbono y de aluminio formaban su cuerpo exterior. Bajo su inconfundible carrocería, con largo capó en forma de punta y zona posterior con un enorme alerón, se escondía un motor 3.0 V8 biturbo de 478 CV que le catapultaba hasta los 324 km/h (hubo versiones especiales sin limitador que superaron esa cifra holgadamente). La ligereza en su construcción es uno de sus datos técnicos esenciales. Sus prestaciones eran de otro planeta, pues empleaba 12 segundos en realizar el 0 a 200 km/h y tardaba 21 segundos en recorrer 1.000 metros con salida parada. Nuestros compañeros de Motor Clásico, tuvieron el honor de probar el Ferrari F40 (ver prueba Ferrari F40).

Lamborghini DiabloLamborghini Diablo

El Lamborghini Diablo tiene el honor de ser el primer deportivo de producción de la marca italiana en superar las 200 millas por hora (más de 320 km/h de velocidad máxima). Estuvo en producción desde 1990 hasta 2001 y es el sucesor del no menos brutal Lamborghini Countach. Siempre empleó motores V12, en versiones de cilindrada de 5,7 litros y 6.0 litros. En el propulsor 5.7, se ofreció con distintas versiones con niveles de potencia que oscilaron entre los 499 y los 540 CV. Por su parte, el motor 6.0 V12 del Lamborghini Diablo se ofreció con variantes de entre 558 y 583 CV de las últimas versiones Diablo VT. En total, se produjeron algo menos de 2.900 unidades en sus versiones Coupé, Roadster (descapotable) y SV (Super Veloce). El mundo de la competición también pudo disfrutar con el poderío y la bravura del Lamborghini Diablo, como aquella espeluznante versión Diablo GTR que rozó por poco los 600 CV (hasta 598 CV). El más conocido para el público actual Lamborghini Murciélago recogió el testigo del Diablo.

Lotus Esprit V8Lotus Esprit V8 (quinta generación)

Desde 1993 hasta 2004, la marca británica Lotus estuvo comercializando la quinta generación de su exitoso Esprit. Se ofreció con tres motores: un 2.0 turbo de cuatro cilindros en línea, un 2.2 turbo de cuatro cilindros en línea y el más bestial 3.5 V8 turbo de 1996. Esta última versión del Lotus Esprit incorpora un sistema de sobrealimentación alimentado por dos turbocompresores (Garrett T25 / 60 turbos). Finalmente, el denominado motor con código interno Type 918 tuvo que bajar su rendimiento desde los iniciales 500 CV hasta los finales 355 CV, para evitar daños en la caja de cambios debido a problemas de rendimiento y fiabilidad de la transmisión facilitada por Renault. Pese a ello, el Lotus Esprit V8 presumía de unas grandes prestaciones, con una aceleración de 0 a 100 km/h en unos 4,5 segundos y una velocidad máxima de 282 km/h. La ligereza que siempre ha distinguido a Lotus Cars también se encargó de poner su granito de arena positivo para engrandecer al Esprit.  

Mazda RX-7Mazda RX-7 (tercera generación)

El Mazda RX-7 (también llamado Savanna RX-7 o Ẽfini RX-7) es uno de los célebres coches deportivos con motor rotativo Wankel de Mazda que estuvo en producción desde 1978 hasta 2002. El Mazda RX-7 fue otro de los populares deportivos japoneses y 'asequibles', que tuvo que rivalizar con el Toyota Supra, el Nissan Skyline y las versiones Z también de Nissan (sin olvidarnos del Honda NSX). En total se produjeron 811.634 unidades (68.589 unidades de su tercera generación desde 1991 hasta 2002). El antecesor del más moderno Mazda RX-8 en sus últimos años llegó a ofrecer diversas variantes de su motor rotativo 1.3 Twin Turbo con niveles de potencia de entre 255 y 280 CV, que a su vez llegó a combinarse con cajas de cambio automática de cuatro marchas y manual de 5 velocidades, según versiones.

Jaguar XJ220Jaguar XJ220

Junto al E-Type, el otro gran deportivo emblemático en la historia de Jaguar es, sin duda, el XJ220. Desde el inicio, su diseño brutal, aerodinámico y futurista ya sedujo a multitud de fanáticos del motor. Inicialmente, el proyecto original barajaba la posibilidad de poder incorporar un bestial motor central V12 de más de 500 CV, capaz de rivalizar con coches de la talla del Ferrari F40, el Lamborghini Diablo y el Porsche 959. Sin embargo, cuando Ford adquiere Jaguar en 1988, los planes iniciales sobre el Jaguar XJ220 fueron cambiando hasta que finalmente vio la luz en 1992 la versión definitiva con un motor 3.5 V6 biturbo de 550 CV. Sus prestaciones eran sobresalientes entre sus competidores, con una aceleración de 0 a 100 km/h en menos de 4 segundos. Hasta la llegada del McLaren F1, el Jaguar XJ220 tuvo el honor de ser el deportivo de producción más rápido al alcanzar los 343 km/h. Tan sólo estuvo en producción dos años (desde 1992 hasta 1994) y se fabricaron un total de 275 unidades, no llegando al objetivo inicial marcado por Jaguar.

Nissan Skyline GT-R R32Nissan Skyline GT-R R32 y GT-R R33

Los últimos años de la década de los 80 junto a la década de los 90 es considerada por los fans del automóvil como la época dorada de los coches deportivos japoneses. Además del ya citado y admirado Honda NSX, hubo otra bestia que también fue muy popular. Fue en 1989 cuando Nissan dio vida a la brutal versión Skyline GT-R R32 -conocido posteriormente con el apodo de Godzilla-, y lo empezó a vender con un motor de 6 cilindros en línea de 2,6 litros de cilindrada, intercooler, sobrealimentado con dos turbos cerámicos y 284 CV. En su chasis destacó la dirección a las cuatro ruedas y el sistema de tracción total, que repartía el par hasta un 50% entre ambos ejes, aunque en condiciones normales tomaba protagonismo el tren posterior. Muy pronto, las principales empresas de preparación 'performance' y tuning japonesas se fijaron en Godzilla. De hecho, se llegaron a realizar diversas versiones que llegaron alcanzar los 500 y 600 CV, una cifra increíble para esa época. Poco después en 1995 y sobre la base del Skyline R33, el nuevo Nissan GT-R presentó una serie de pequeñas modificaciones técnicas que mejoraron sus aptitudes dinámicas. La base del R33 con motor biturbo 2.6 de 284 CV y cambio manual de cinco marchas ya era muy buena. La nueva versión Nissan Skyline GT-R R33 consiguió un gran récord para la industria japonesa, al convertirse en el coche de producción más rápido en completar un giro al siempre complicado Infierno Verde de Nürburgring. Su gesta la realizó en un increíble registro de 7 minutos y 59 segundos. La última versión del Nissan Skyline GT-R llegó con la carrocería R34 en 1999.

BMW E36 M3BMW E36 M3

De aspecto más elegante, la segunda generación del BMW M3 que se comercializó entre los años 1992 y 2000 destacó por la incorporación de un motor de seis cilindros en línea de mayor cilindrada y potencia, además de la implantación de otros recursos técnicos como el primer cambio secuencial. El BMW M3 montaba un motor 3.0 de seis cilindros en línea, 24 válvulas, 286 CV de potencia y 32,63 mkg a 3.600 rpm de par motor –frente a los 23,45 mkg del primer M3-. Este motor escondía una tecnología revolucionaria, concretamente el sistema VANOS de regulación variable de apertura de las válvulas de admisión según las revoluciones del motor y la carga. Las prestaciones oficiales indicaban una velocidad máxima autolimitada electrónicamente a 250 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h con salida parada en 6,0 segundos. El BMW M3 Cabriolet de cuatro asientos hizo su debut en 1994 y de su desarrollo ya se encargó la filial BMW M GmbH. El mismo año de la puesta en escena del BMW M3 Cabrio apareció el M3 Sedán. En una posterior evolución del BMW M3, la marca alemana regaló a sus fans un coche que mejoraba en todo, con un motor de mayor cilindrada -hasta los 3.200 cm3-, más potencia -hasta los 321 CV a 7.400 rpm- y el nuevo sistema de doble-VANOS, que incluía regulación variable del árbol de levas de las válvulas de escape. Esta evolución del BMW M3 estrenaba también un cambio manual de seis marchas (en lugar del anterior de 5 velocidades). En 1997, el BMW M3 se convertía en el primer coche de serie en montar una caja de cambios secuencial M, la denominada SMG. Desde 1992 hasta 1999, año en el que cesó la producción de la segunda generación del M3, salieron de la cadena de montaje un total de 71.242 unidades en versiones Coupé, Cabrio y Sedán.           

Maserati 3200 GTMaserati 3200 GT

Por diseño, prestaciones y configuración técnica, el gran coche deportivo de los años 90 de Maserati es el 3200 GT, que estuvo en producción desde 1998 hasta 2002. Nacido en el centro de estilo Italdesign, cuyo máximo responsable ya era el mismísimo Giorgetto Giugiaro, el Maserati 3200 GT fue concebido como un coupé deportivo con capacidad interior para cuatro pasajeros. Como motor, incorporó un gasolina 3.2 V8 biturbo de 370 CV, que mandaba toda su furia a las ruedas traseras a través de un cambio manual de seis marchas. Posteriormente, Maserati comercializó otro deportivo, el Coupé, que tomó buena parte del diseño exterior y del interior del 3200 GT.

También te puede interesar

- Los 10 coches más rápidos del mundo

- Los coches más populares de los años 70

- Los 10 coches más populares de los años 80

- Los mejores coches deportivos japoneses de la historia

Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.