Publicidad

WTCC: Proyecto Seat TDI

Son dos componentes más del equipo de SEAT Sport en el Mundial de Turismos, pero se trata sin duda de una pareja especial. Para empezar, porque ambos son españoles y no tienen que recurrir al inglés para hacer su trabajo en el box. Y además, tienen una especial responsabilidad en el desarrollo de los coches. Jordi y Arnau tienen una sintonía personal que les permite trabajar de forma muy eficaz. Ello les permite afrontar cualquier reto que se presente.
-
WTCC: Proyecto Seat TDI
Jordi Gené forma parte de SEAT Sport desde que el equipo comenzó a competir en carreras de Turismos. Pilotó el SEAT Toledo Cupra en el 2003, hizo debutar en el Campeonato del Mundo de Turismos el SEAT León WTCC en 2005 y, junto a Yvan Muller, fue el encargado de pilotar por primera vez el SEAT León WTCC TDI en Anderstorp, en la primera carrera de un Mundial FIA en la que tomaba parte oficialmente un motor Diesel. Gené ha jugado un papel destacado en todos los proyectos de desarrollo de vehículos de SEAT Sport y es casi tan veterano en SEAT como Niubó, que fue contratado en 1998 para trabajar en el Campeonato del Mundo de Rallyes con pilotos como Harri Rovenperä, Toni Gardemeister, Piero Liatti y Didier Auriol. Después colaboró en el proyecto Cupra de carretera para pasar posteriormente a trabajar en los SEAT del ETCC, primero, y del WTCC, después. Este es su primer año de colaboración, ya que en 2006 Arnau fue el ingeniero de pista de Rickard Rydell. Y tienen trabajo de sobra, ya que además de sus tareas habituales en las las 22 carreras del WTCC, son parte importante del desarrollo del SEAT León TDI WTCC, cuyo motor ofrece una potencia de 280 CV. Ambos cuentan ahora detalles de su relación y su manera de afrontar un trabajo en equipo en el que la compenetración y el entendimiento son la clave del éxito. “Conozco a Arnau desde que llegué a SEAT Sport, pero este es el primer año que trabaja como mi ingeniero de carrera. Tenemos un equipo técnico muy potente y de un increíble nivel de conocimientos. El ejemplo más claro es Toni Cuquerella. El año pasado era el ingeniero responsable del proyecto WTCC y ahora hace el mismo trabajo pero en Fórmula 1 (ingeniero de carrera de Anthony Davidson en el Super Aguri F.1 Team). Personalmente una de las mejores cosas que puedo decir de Arnau es su inteligencia a la hora de analizar mi coche y los de quienes están alrededor. Conoce perfectamente lo que está haciendo cada uno, qué funciona y qué no para algunos pilotos, y es capaz de reunir una gran cantidad de telemetría para analizarla y usarla para mis necesidades específicas. Desde que trabajo con Arnau este año, he podido ver que los pequeños detalles que me ofrece me han ayudado en mi pilotaje.

Sabe cómo conseguir lo mejor de mí mismo. Cuando digo algo, entiende con rapidez lo que quiero decir, y por mi tono de voz ya presiente la gravedad de cualquier problema, lo que nos permite solucionarlo con rapidez, lo que es una ventaja cuando el tiempo es limitado, como ocurre en los fines de semana de carrera. Técnicamente no puedo decir si es el mejor ingeniero que he tenido, porque a este nivel todos son excelentes ingenieros de carrera de un World Touring Car, pero a nivel personal es muy bueno y me motiva una barbaridad. Ello nos ha permitido afrontar el reto de desarrrollar el nuevo León TDI WTCC junto al equipo técnico de SEAT Sport. Uno de los aspectos de mi profesión que más me gustan es el desarrollo de nuevos coches y nuevas tecnologías. A lo largo de varios meses de trabajo, hasta que el coche debutó en Anderstorp, la ayuda de Arnau ha sido fundamental ya que el TDI, por reglamento y por sus propias características exige un trabajo de puesta a punto diferente al coche de gasolina”
. “La relación entre Jordi y yo es muy próxima. El trabajo lo iniciamos una semana antes del fin de semana de carreras, cuando analizamos toda la información que tenemos sobre el circuito y planeamos la puesta a punto de base. Cuando estamos en el circuito, siempre lo recorremos a pie y definimos la estrategia para todas las sesiones de entrenamientos, tras las que pasamos largo rato analizando la telemetría. Es una información esencial que nos permite decidir los cambios de puesta a punto para la sesión siguiente e incluso encontrar las mejores trazadas. Jordi no es solamente un piloto rápido, sino que tiene un excepcional tacto al volante, mucha experiencia en competición y una gran capacidad de transmitir información sobre el comportamiento del coche al ingeniero. Sus conocimientos técnicos son muy grandes y eso permite progresar ya que su información equivale a tener un ingeniero sentado al volante. Eso permite progresar de forma constante y hace más facil mi trabajo tanto en carrera como en los muchos test que llevamos a cabo. Por eso hemos podido colaborar en el desarrollo del nuevo coche con motor TDI. Por reglamento, el coche es más pesado y el peso sobre el eje delantero se distribuye de forma distinta. Hay que trabajar mucho en la puesta a punto del motor, especialmente el mapping, y en el setup general. Gracias a la experiencia de Jordi todo este proceso ha sido rapido y efectivo y estoy convencido de que en determinados circuitos el nuevo León TDI WTCC puede ofrecer un excelente rendimiento”.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.