Publicidad

WRC: A tortas con el reglamento

Hay varias marcas que han mostrado su interés en el futuro y renovado Mundial de Rallyes que debería arrancar en 2011, pero Ford y Citroën quieren estudiar los cambios con tranquilidad.
-
WRC: A tortas con el reglamento
Tanto Todt como Vatanen conocen perfectamente el Mundial de Rallyes y pronto, uno u otro, tendrán que trabajar duro en la FIA para poner orden. Según reza el reglamento aprobado, para 2011 los WRC deberían montar mecánicas 1.6 turbo . Con estas perspectivas se habla de la posible llegada de marcas como VW y Fiat, e incluso Proton, Toyota o Subaru podrían estar interesadas.
El problema comienza cuando los principales fabricantes involucrados en el Mundial de Rallyes en este momento, Ford, Citroën y Skoda , solicitan que se retrase la entrada en vigor de dicho reglamento. En 2010 los WRC seguirán tal y como son ahora y se organizará una Copa S2000, para que en 2011 sean los WRC S2000 los protagonistas del Mundial de Rallyes , los WRC actuales pero con motor de dos litros atmosférico, un propulsor con el que ya cuentan plenamente desarrollado, para así tener más tiempo en la evolución del motor 1.6 Turbo. La idea y la excusa son válidas, pero esto retrasaría la entrada de nuevas marcas porque éstas no fabricarán un motor de dos litros para solo una temporada. A todo ello hay que sumar los cambios técnicos previstos no confirmados, incluida la aerodinámica, y por si fuera poco, el 24-25 de octubre tendrá lugar el Consejo Mundial de la FIA que traerá el cambio de presidente, los que a su vez podría generar nuevos cambios…

Por otra parte, Neil Duncanson, director ejecutivo de WRC North One, la productora de televisión que posee los derechos de imagen del Mundial de Rallyes, ha comentado que tiene una o dos marcas en negociaciones para sumarse a las presentes, y que no quiere más, porque no todas pueden ganar, y es entonces cuando surgen los problemas. La marcha de Subaru y Suzuki el año pasado afectó a la empresa de forma económica, pero ahora se están poniendo las bases para la recuperación.

Para Duncanson , el momento es favorable para los rallyes dentro del panorama económico mundial, porque los fabricantes ven con mayor interés poder competir en las carreteras con los mismos coches que deben vender en los concesionarios, y con una diferencia de presupuesto considerable, pues se estima que para tomar parte en el Mundial de Rallyes son suficientes 20 millones de dólares por temporada , y eso sería el cinco por ciento de la inversión requerida para competir en la Fórmula 1 .

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.