Publicidad

Rigon ganó la liga

El Beijing Ouan de Davide Rigon se proclamó este fin de semana en Jerez campeón de la primera edición de Superleague Fórmula. El piloto italiano sumó los puntos necesarios para sentenciar el certamen a su favor ya en la primera de las dos carreras del meeting, en la que fue lo suficientemente hábil para conformarse con la novena posición que le daba automáticamente la corona.
-
Rigon ganó la liga
Tras cometer un fallo en la calificación y no pasar ni siquiera el primer corte, Rigon completó una primera manga paciente y muy inteligente. Saliendo desde la última posición de la parrilla, el piloto italiano remontó hasta la novena posición, sumando los puntos que le daban automáticamente el título. La tranquilidad de Rigon no la pudo disfrutar uno de sus principales rivales, el español Adrián Vallés. Y es que el piloto del Liverpool salió a por todas desde el inicio del meeting, consciente de que sólo le valía ganar las dos carreras y esperar el fallo de Rigon.

Arrancando desde la pole position, brillantemente conquistada en la calificación del sábado, Vallés tomó el mando de la carrera desde el principio, destacándose poco a poco de sus perseguidores hasta acumular una ventaja de más de diez segundos tras el obligatorio cambio de neumáticos. Rápidamente, Andy Soucek colocaba al coche del Atlético de Madrid en la segunda posición, para alegría de los casi 35.000 espectadores presentes en la pista jerezana, aunque sus esperanzas de batirse con Vallés por la victoria en la última parte de la manga se esfumaban en su parada en boxes, ya que el madrileño efectuaba un trompo al pisar la parte sucia del carril de entrada al pit lane y su coche quedaba estrepitosamente detenido allí. Y, como las desgracias nunca vienen solas, los aficionados españoles veían cómo la esperanza de ver a Vallés en lo más alto del podio y aplazando el desenlace del campeonato hasta la segunda manga desaparecían en la última vuelta. El coche de los “reds” sufría una avería en su bomba de gasolina y Vallés quedaba a verlas venir cuando prácticamente tenía la meta a la vista. Repentinamente, su ritmo bajó de tal manera que no sólo permitía que Robert Doornbos (AC Milan) le rebasara, sino que también quedaba a merced de Antonio Pizzonia (Corinthians) , posteriormente penalizado por cambiar neumáticos antes de la vuelta número 8, de Tristan Gommendy (Oporto), Duncan Tappy (Tottenham), Craig Dolby (Anderletch), Frank Perera (Roma) y Borja García (Sevilla) . García no lograba una buena sintonía con su coche ya desde los primeros entrenamientos libres y, tras una calificación accidentada, en la que por poco queda fuera en primera ronda, no conseguía brillar tampoco en carrera.

Con Davide Rigon ya matemáticamente campeón, todo el interés de la segunda dee las carreras quedaba focalizado en la lucha por el subcampeonato, en la que estaban involucrados Adrián Vallés, Robert Doornbos y el piloto del PSV Eindhoven Yelmer Buurman. Sin embargo, no sería ninguno de los tres, sino el británico del Borussia Dortmund James Walker el protagonista absoluto. Partiendo desde la cuarta plaza de la parrilla, Walker perdió un puesto en la tercera vuelta. Sin embargo, a partir de su obligatoria parada en boxes, Walker comenzó a subir su ritmo de carrera hasta alcanzar el segundo puesto en la vuelta número 15. Inició a partir de ahí la caza sobre el líder, Alessandro Pier Guidi (Galatasaray) , que se había destacado en cabeza en las primeras vueltas. Y, cuando tenía al italiano, que sufría con un juego de ruedas muy castigado, en su punto de mira, ni siquiera tenía que jugársela para adelantarle, ya que Pier Guidi se marcaba un trompo en la curva Sito Pons y quedaba relegado al cuarto puesto.

A partir de ahí, Walker logró poner tierra de por medio y cruzó la meta en cabeza, batiendo a Antonio Pizzonia y al ya campeón Davide Rigon. La lucha por el subcampeonato tampoco sonreía a Adrián Vallés en esta ocasión, puesto que el alicantino caía de nuevo víctima de la mecánica, esta vez por rotura de su caja de cambios. Yelmer Buurman, noveno, y Robert Doornbos, décimo, finalizaban por el mismo orden en el campeonato, es decir, con Buurman subcampeón, y ambos terminaban por delante del único español superviviente, de nuevo Borja García, pues un nuevo trompo eliminaba a Soucek. 1º Beijing Guoan (Davide Rigon), 413 puntos;
2º PSV Eindhoven (Yelmer Buurman), 337;
3º AC Milan (Robert Doornbos), 335;
4º Liverpool FC (Adrián Vallés), 325;
5º AS Roma (Frank Perera), 307;
6º RSC Anderlecht (Craig Dolby), 303;
7º FC Porto (Tristan Gommendy), 277;
8º Galatasaray (Alessandro Pier Guidi), 277;
9º Corinthians (Antonio Pizzonia), 264;
10º Sevilla (Borja García), 262;
11º Tottenham Hotspur (Duncan Tappy), 257;
12º Al-Ain (Bertrand Baguette), 244;
13º Rangers (Ryan Dalziel), 227;
14º Borussia Dortmund, 218;
15º FC Basel (Max Wissel), 205;
16º Flamengo (Tuka Rocha), 189;
17º Olympiacos (Stamatis Katsimis), 161;
18º Atlético de Madrid (Andy Soucek), 132.
Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.