Publicidad

Previo GP de Gran Bretaña de F1

La Fórmula 1 llega a Silverstone con el gran interrogante del efecto que causarán las nuevas normas. La prohibición del uso de los escapes soplados durante las frenadas puede alterar un orden donde hasta ahora Red Bull domina con mano de hierro. ¿Será así? Vamos a intentar explicarlo.
-
Previo GP de Gran Bretaña de F1
Mucho se ha escrito acerca de la prohibición que ha implantado la FIA desde este GP de Gran Bretaña. Desde esta novena prueba del mundial, queda prohibida la utilización de los llamados “escapes sopladores” durante las frenadas. ¿Tendrá efecto sobre el dominio de Red Bull? Vamos a intentar explicarlo. El sistema de los “escapes sopladores” nace de la cabeza de Adrian Newey, el padre del Red Bull de los últimos años. Éste hace que los gases que salen de los tubos de escape sean dirigidos a los bajos del coche para que estos trabajen en consonancia con el difusor y generen agarre en forma carga aerodinámica. Hasta aquí el concepto “primario”. Sin embargo, desde este año se ha dado una nueva vuelta de tuerca al invento.

Galería relacionada

F1: Gran Premio Gran Bretaña

En circunstancias normales, un tubo de escape emite aire cuando el piloto pisa el acelerador. Sin embargo, los ingenieros de Red Bull (y a la postre el resto, que han copiado el sistema) lograron a través de la gestión electrónica del motor que éste emitiese aire en todo momento, aunque el piloto no acelerase. De esta forma la cantidad de carga aerodinámica generada alcanzaba unas cotas increíbles en todo momento. ¿Por qué lo prohíbe la FIA? La explicación oficial es que esta tecnología, declarada legal hasta ahora, atenta contra el espíritu de la reglamentación. Traducido al cristiano, se reconoce que el resto de equipos no han sido capaces de hacer funcionar al 100% este invento, y en aras de mantener el interés del campeonato, se prohíbe con la esperanza de que algún equipo pueda plantar cara de verdad a un Sebastian Vettel que de no ser por el fallo estratégico de China y el error de Canadá habría ganado todas las carreras disputadas. ¿Tendrá un efecto real sobre el rendimiento de los monoplazas? Éste es exactamente el principal foco de interés de este fin de semana en Silverstone. No obstante, la inglesa es una de las pistas donde menos se notará esta prohibición, ya que afecta principalmente a la estabilidad de los coches en frenadas (en las curvas el piloto ya lleva pisado aunque sea mínimamente el acelerador, y en fase de aceleración no se prohíbe el uso del “escape soplador”) y Silverstone es un circuito donde la mayoría de sus curvas son rápidas. Nuestro veredicto es que todos los equipos notarán este recorte de prestaciones, y aunque la mayoría cree que Red Bull será quien más sufra al tener el sistema más desarrollado que nadie, mucho nos “tememos” que el RB7 de Adrian Newey tiene mucha más miga que un “difusor soplado”. Y si no, al tiempo.
Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.