Publicidad

El Porsche más mítico

Hace ahora 40 años Porsche presentó un coche que revolucionó las carreras de resistencia. El 917 tardó una temporada estar plenamente a punto, pero cuando estuvo preparado arrasó a la competencia.
-
El Porsche más mítico
El mítico 917 nació al aprovechar Porsche al máximo la nueva categoría de prototipos Grupo 5 con motores de hasta 5 litros y con un peso mínimo de 800 kg, que entraba en vigor en 1969. En marzo de ese año, hace ahora 40 años, Porsche presentó el coche en el Salón de Ginebra. En abril ya estaban terminadas las 25 unidades necesarias para la homologación y en mayo el 917 compitió en su primera carrera, los 1.000 km de Spa. El 917 cambió el nivel tecnológico de las carreras de resistencia, venció dos veces en Le Mans, ganó dos campeonatos del mundo de resistencia y dos de la CanAm. Puso al pequeño fabricante alemán definitivamente en el lugar que está hoy y fue además el máximo exponente del cambio entre los antiguos deportivos matriculables de los sesenta y los auténticos “sport-prototipos”. Hasta Hollywood se fijó en él para hacer la película “Le Mans” con Steve McQueen. Por todo ello ha sido, incluso, nombrado como mejor coche de carreras de la historia por un prestigioso grupo internacional de 50 periodistas de competición.

Pero antes de conseguir tantos éxitos, el 917 hizo sufrir a Porsche en sus primeros kilómetros de competición. El primer modelo era muy inestable a alta velocidad, en parte por su descompensado chasis en comparación con los más de 520 CV que entregaba su motor 12 cilindros boxer, pero también por su fluida carrocería que cortaba el viento con eficacia, pero que no creaba carga aerodinámica. Su primera temporada, 1969, fue un fracaso viéndose superado por el más pequeño y menos potente 908. A pesar de ser el coche más rápido jamás visto en Le Mans, ninguna unidad llegó a terminar en el 69 y para colmo su indomable comportamiento se cobró la vida del “gentleman driver” John Woofle en la primera vuelta. No sería hasta la última cita del año, los 1.000 km de Zeltwerg, que llegase la primera victoria de un 917, con Jo Siffert y Kurt Ahrens al volante.

Porsche y sus escuderías cliente tomaron cartas en el asunto y se rediseñó a fondo el coche, creando una versión más corta llamada 917K por la palabra “Kurzheck” (cola corta). Su trasera recortada provocaba más carga aerodinámica en detrimento de la velocidad máxima y su motor subía hasta los 4.907 cm3 ofreciendo 600 CV. Además se creó otra versión “cola larga” mejorada para los circuitos muy rápidos. Fue un cambio radical. Con el 917K en los circuitos convencionales y el 908 para la Targa Florio y Nürburgring, Porsche venció en la temporada de 1970 todas las carreras del mundial menos una y conseguía por primera vez una victoria absoluta en Le Mans. El Ferrari 512 nacido también aprovechando la misma reglamentación fue derrotado una y otra vez, salvo en Sebring.

En 1971 se repitieron los éxitos y Porsche vencía ocho de las diez carreras del mundial, además de ganar por segunda vez consecutiva en Le Mans, con récord el velocidad de 222 km/h aún vigente y alcanzando el “cola larga” 917LH nº 21 los 387 km/h en la recta de Hunaudieres. Los Grupo 5 de 5 litros se prohibieron en 1972, pero el 917 siguió su andadura en Norteamérica, en la brutal CanAm, para lo que se le montó un turbocompresor llegando a los 1.000 CV, en los 917/10 Spyder sin techo, que con Mark Donahue al volante arrasó en el campeonato. En 1973 apareció el monstruoso 917/30 con 1.200 CV y volvió a arrasar. Lógicamente en 1974 se cambiaba la reglamentación para prohibir el 917. Fue el final de su vida deportiva, pero el 917 ya ocupaba un lugar en el corazón de todos los aficionados. No dudéis en ver los videos que circulan por Internet sobre esa gloriosa época de las carreras de resistencia, así como de las imágenes de la película Le Mans, que corresponden a la edición de 1970 de la prestigiosa carrera.

Marca y modelo:

Porsche 917K 1970

Carrocería:

Coupé

Motor:

Central trasero longitudinal, 12 cilindros boxer, 24 válvulas, doble árbol de levas por bancada. 4.907 cm3. 600 CV a 8.500 rpm; 54 mkg a 6.800 rpm. Refrigeración por aire con turbina. Inyección Bosch.

Transmisión: Cambio manual de 4 o 5 marchas, colocado entre las ruedas traseras. Embrague multidisco. Diferencial Autoblocante.
Chasis:

Multitubular de aluminio, peso 42 kg. Carrocería de fibra. Suspensión delantera y trasera de doble triángulo superpuesto. Frenos de disco. Dirección de cremallera.

Ruedas:

Llantas de magnesio de 10,5” x 15” delante y 15” x 15” detrás; Neumáticos 4,25/10.20-15 delante y 12.5/26-15 detrás.

Dimensiones:

4,29 x 2,03 x 0,92 m. Batalla 2,30 m. Depósito de 120 l. Peso 800 kg (mínimo permitido).

Prestaciones:

310 km/h

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.