Publicidad

Pons a la primera en la tierra

A pesar de la pena que nos dio que Xavi Pons abandonase temporalmente el Mundial, su vuelta a los Rallyes en España ha ayudado a animar y de que manera, el Campeonato de Tierra.
-
Pons a la primera en la tierra
Para esta carrera Xavi Pons había tratado de disponer del mejor coche y contaba con un Mitsubishi, podríamos llamarlo “prototipo”, de Roberto Méndez Competición. Este coche se había aligerado al máximo, consiguiendo gracias al uso intensivo de fibra, un peso de sólo 1.217 Kg. Capots, aletas y otras varias piezas eran ligeras y el motor contaba también con importantes cambios. Xavi nos explicaba: “En el motor para tener más bajos se aumentó la cilindrada a 2.200c.c., con lo cual había más tirón en baja y con la brida de 40 mm., “arriba” la potencia era casi diría, brutal. Corría tanto que era difícil de llevar, ya que al acelerar se iba de costado. Era imposible acelerar pronto y a fondo. Por ello le pedí a Roberto que bajase la presión del turbo para hacerlo más conducible. En los otros dos coches, se mantuvo la presión y con el frío de la mañana, los motores se rompieron.”. “Durante el rallye, seguía Xavi, acerté al montar ruedas ligeramente rayadas por la mañana y pronto tuve una ligera ventaja que fui aumentando. Por la tarde pude relajarme y hacia el final, hubo una alarma, ya que el cambio empezó a fallar y el último tramo suerte que era muy corto, porqué acabé de los últimos, perdiendo ¡8 segundos en un kilómetro! De ahí al final del rallye que estaba en el centro de Guijuelo, solo tuve que cuidar al máximo el cambio, para que aguantase. Yo creo que el permitir las bridas tan grandes, van en detrimento de la robustez de los coches, y se rompen todos”.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.