Publicidad

Mini Cooper JCW Challenge

El Mini de la Challenge se destapa como un divertido, potente y eficaz coche de carreras, un coche que exige destreza con el volante y una gran sensibilidad con los pies, en especial con el acelerador, porque el turbo no perdona.
-
Mini Cooper JCW Challenge
Hay pocas cosas más antinaturales para un piloto que no poder acelerar. La teoría dice que tienes que llegar a la curva lo más rápido posible, frenar inscribiendo el coche en la curva y volver a acelerar lo antes posible. Esa es la teoría, en la práctica entran en juego infinidad de parámetros que complican esa sencilla norma, y con el Mini, como en todo tracción delantera con turbo, eso se complica mucho más. Hay que olvidar eso del pisotón al acelerador, el piloto debe mimar el acelerador si no quiere abrasar sus neumáticos y que estos no sean útiles en pocas vueltas. En las carreras que la Challenge Mini propone esto será determinante. No tanto en las dos carreras cortas (entre siete y nueve vueltas) que disputaran cada uno de los pilotos del equipo –cada coche lo comparten dos pilotos y comparten también los gastos, de ahí uno de los secretos de su más que seguro éxito, porque abarata el costo al cincuenta por ciento-, pero en la carrera larga, la determinante, la que puntúa para la clasificación oficial y final, en la que los dos pilotos deberán alternarse al volante del coche apurando el depósito de cincuenta litros con una distancia de cincuenta minutos y sin cambio de neumáticos habrá que conservar mucho los neumáticos si se pretende llegar al final de carrera con un mínimo de garantías y velocidad.

Galería relacionada

Mini Cooper JCW Challenge

Así es el Mini John Cooper Works de la Challenge. Un coche espectacular por su diseño, que esconde mil y una sorpresas que harán las delicias de los pilotos implicados, y también del público. Un coche imponente en el que la aerodinámica tiene su peso, no como en un monoplaza, pero el piloto dispone de cinco posiciones de regulación para el ala trasera, no conviene tocar en un empujón el spoiler delantero que canaliza el aire frontal, y cuidado con los cambios de apoyo violentos que puedan hacer perder eficacia al generoso difusor posterior. Con una distancia entre ejes tan corta, y una puesta a punto que hace que el eje trasero sea especialmente ligero y vaya muy suelto, en curva rápida es muy normal que el piloto deba iniciar el contravolante, en las largas curvas parabólicas el Mini se convierte en un perfecto esquiador de slalom, y en el paso por las chicanes en cambio de apoyo y la salida de la misma puede convertirse en una ejercicio de malabaristas. Y lo mejor de todo ello es que, el coche, tan peculiar, tan divertido, tan potente y exigente… es prácticamente de serie.

De la calle al circuito solo recibe puntuales pero importantes modificaciones, lo que dice mucho y muy bueno en cuanto a la calidad del coche de serie y la confianza de los técnicos alemanes en su producto, que además, aconsejan no tocar demasiado, no hay secretos y no recomiendan enredar en el “set up”, pues puede ser un problema adicional, y es que hasta la fecha, tanto en la copa inglesa como alemana se ha comprobado que los coches ganadores han recurrido prácticamente a la puesta a punto original con la que se entrega en coche a los pilotos. El motor recibe una programación electrónica específica que aporta un veinte por ciento más de par y adelanta un poco la entrega del par. La caja de cambios es de serie con sus seis velocidades en H pero está reforzada. Su manejo es tan suave como la de serie, y en nuestras pruebas no tuvimos problema alguno en cuanto a precisión en la inserción. El embrague es igualmente de serie, algo que nos sorprendió, pero los responsables de Drivex, que llevan la gestión deportiva y técnica de la Challenge, y que ya han hecho algún simulacro de carrera larga dicen que no hay problema. Además, tanto en las Copas que se celebran en Inglaterra, Alemania y Nueva Zelanda el coche es idéntico, y aguanta. Aunque si hablamos de aguantar, una de las más agradables sorpresas nos la dieron los frenos que, siendo los originales con pastillas de competición y con un software para el ABS de carreras , se mostraron inagotables y muy potentes, con una asistencia electrónica poco intrusiva en la conducción al límite.

Para evitar suspicacias, todo en el motor está precintado para que no haya trampas o al menos sea realmente difícil hacerlas, además y para mayor seguridad, la centralita electrónica será adjudicada por la organización en cada carrera. Ya está todo a punto para que los próximos dos y tres de mayo arranque la primera edición de la Challenge Mini en España, será en el circuito de Cheste, en Valencia. Por el momento hay confirmados dieciocho coches ya en parrilla, mientras en Drivex siguen trabajando para alcanzar la cifra de veinticuatro coches, que es el tope admitido esa temporada. El panorama de inscritos provisional ya es de gran nivel. El Campeón de la Copa Renault y maestro de pilotos Víctor Sáez vuelve al ataque compartiendo volante con uno de sus pupilos más destacados, el Campeón de la Copa Hyundai Coupé David Izaguirre. Al mismo nivel están los rapidísimos Luigi Mazzali y Pablo Amorós, la rápida Marta Suria, que no abandona la Copa Renault Clio, parece que quiere probar el Mini el solitario, lo mismo que Manolo Bertolin, y habrá otros equipos realmente fuertes, como el de Alvaro Rodriguez (otro campeón de la Copa Clio) con Miguel Cerro, Marc Martí, que quizás comparta volante con Palomeras, Borja Mollinedo con Alvaro Vela y siempre está el interesante coche de Guillermo Maestre, que en lugar de buscarse un compañero de viaje, se ha buscado varios, y compartirá volante en dos carreras con Fernando Navarrete, con Andy Soucek y hasta con Fonsi Nieto. Todos los coches llegarán a Valencia el próximo día 20 de abril, y allí mismo, en el circuito, serán entregados a sus propietarios en una gran fiesta técnica, pues allí estará todo el staff técnico de la Copa Mini alemana y el equipo Drivex para asesorar, ayudar y mostrar todo lo que se puede hacer con Mini en circuito.

Un Mini para comprar
Vuelta rápida al Jarama

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.