Publicidad

Lucas Ordóñez: De lo virtual a la realidad

La de Lucas Ordóñez es una de las historias más soñadas por los jóvenes adictos a las máquinas de juego de competición… que su destreza les permita hacer lo mismo en la vida real.
-
Lucas Ordóñez: De lo virtual a la realidad
Así comenzó la carrera como piloto profesional de Lucas Ordóñez , jugando a la Play Station, ganando el concurso Nissan/PlayStation GT Academy 2008 y haciendo realidad su sueño competiendo en todo un Campeonato de Europa FIA de GT, el GT4, al volante de un potente Nissan 350 Z con el que, ¡encima! se subió al podio en el difícil trazado de Spa, y se impuso en una de las carreras celebradas en el trazado de Zolder, también en Bélgica. Con semejantes resultados, el equipo en el que pilota el español, salido y formado en la Play Station, marcha en segunda posición en la clasificación general y tiene opciones, en su primer año en activo, de ser todo un Campeón de Europa de GT4. ¿Es o no es un sueño?

Como el mismo dice, “hace un año estaba en casa jugando a la –play-, y ahora…”. Ahora pasa muchos fines de semana viajando por Europa para atender a sus compromisos en competición, como piloto oficial de Nissan y Play Station, compartiendo coche con Alex Bumcombe , un piloto profesional, muy rápido y con experiencia en monoplazas que tiene que hilar muy fino si no quiere que Lucas, el chico español formado entre bytes, ratones, pantallas y descargas de ordenador, le dé para el pelo… Y es que, tras esa cara casi angelical se esconde un piloto de raza y de genes. Su padre, vinculado profesionalmente a la industria del automóvil, compitió antaño, en rallyes y luego en circuitos, y no iba despacio, y su hermano Víctor fue uno de los mejores pilotos de monoplazas de nuestro país hace solo unos años, se impuso en la Fórmula Toyota y, si no recuerdo mal, también fue subcampeón de la Fórmula SuperToyota. Ahora, sigue demostrando su velocidad en el Campeonato de España de GT .

Premio a su destreza con la Play Station y a los buenos consejos que ha recibido de su familia, Lucas Ordóñez está viviendo una temporada de ensueño que ha tenido seis citas en algunos de los circuitos más prestigiosos del mundo y que concluirá el próximo fin de semana 12 y 13 de septiembre en trazado luso del Algarve , donde Lucas puede proclamarse Campeón de Europa de GT4. Por desgracia no está en los planes de Ferrari Fórmula 1 para remplazar a Badoer, eso ya es para Fisichella, pero desde luego sería una pena que un talento así no consiguiera una larga continuidad en competición, el año próximo, por ejemplo, dentro del nuevo Mundial de GT. Lo cierto es que, tenga o no tenga continuidad, lo hecho y lo conseguido ya, tiene un mérito sobresaliente y es motivo de orgullo para Lucas, para Nissan, para Play Station y para su familia. “La sensación que te recorre el cuerpo tras una victoria en una prueba del Campeonato de Europa es indescriptible. En esos momentos recuerdo todo lo que he vivido para llegar hasta aquí y me emociono. A nivel colectivo también estoy muy satisfecho porque este resultado es muy importante para el equipo y para los patrocinadores”, afirma Lucas.

Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.