Publicidad

Loeb (Citroën) no dio respiro

Un rallye más, el más duro y de nuevo el mismo vencedor: Sébastien Loeb. El francés no perdona y la buena noticia de la carrera fue el segundo puesto del novísimo Subaru Impreza WRC 2008, que con Petter Solberg al volante se alzó hasta la segunda posición. En el lado negativo, los numerosos pinchazos que retrasaron a Dani Sordo cuando iba primero y que no le permitieron nada más que terminar quinto.
-
Loeb (Citroën) no dio respiro
El Acrópolis es sin duda el rallye más duro de todo el calendario del Campeonato del Mundo desde que se abandonó la prueba africana de Kenia. Por ello durante mucho tiempo se le llamó el Safari europeo. Este año la cita griega ha mantenido su prestigio, porque, aunque ahora muy concentrada y basada al oeste y norte de Atenas, los terribles pedregales griegos no dejan de pasar una factura pesada, tanto a máquinas como a pilotos. Y este año además se inauguraba la reglamentación de neumático único y todos temían por los pinchazos. Éstos, como no, llegaron, pero en una cantidad mucho menor de lo que se pensaba y ello es todo mérito del fabricante italiano Pirelli, que ha servido un producto eficaz y robusto.
Tras dominar el inicio de la primera etapa, Latvala (Ford), que se caracteriza por su conducción extrema, sufrió un pinchazo que le retrasó dejando en cabeza al francés Loeb, por delante de su compañero de equipo Dani Sordo. En tercera posición se situaba ya el novísimo Impreza S14 de Petter Solberg, por delante del Ford de su hermano Henning y el Citroën C4 del estonio Urmo Aava. Con problemas de suspensión, el líder del Mundial, Mikko Hirvonen (Ford), se hallaba séptimo.

En la segunda etapa, un pinchazo desalojó de la cabeza al tetracampeón francés, que fue superado durante tres tramos por el español Dani Sordo, hasta que este a su vez pinchó un neumático, destalonó otro, volvió a pinchar otro, y otro, en fin un calvario. El español además penalizó al llegar tarde a un control, pasando del primero al 7º puesto, con el consiguiente abatimiento. La última jornada las posiciones estaban bastante claras y Loeb cuidó su C4 WRC como nunca, ya que Solberg, segundo en su debut con el Impreza S14, estaba suficientemente satisfecho como para arriesgar. Detrás, Latvala inicio un ataque pero su turbo le traicionó y se retrasó de nuevo dejando en tercera posición a Henning Solberg cuyo Ford se paró intermitentemente, permitiendo al Focus de Mikko Hirvonen ascender hasta la tercera posición delante del Citroën privado de Aava. Como los privados no toman puntos para el Mundial de Constructores, Sordo recibió la consigna de no arriesgar lo más mínimo y por ello realizó una etapa cuidando su coche, llevándolo a la meta en quinta posición.

Con esta victoria, Loeb lleva a 41 el número personal de triunfos en el Mundial y pasa a la cabeza del Campeonato del Mundo, en el que ya ha puesto la directa para alcanzar un quinto triunfo. 1º Sébastien Loeb-Daniel Elena Citroën C4 WRC 3h 54’54”7

2º Petter Solberg-Philip Mills Subaru Impreza WRC 2008 a 1’09”5

3º Mikko Hirvonen-Jarmo Lehtinen Ford Focus RS WRC 07 a 1’56”1

4º Urmo Aava-Kuldar Sikk Citroën C4 WRC a 4’19”7

5º Dani Sordo-Marc Martí Citroën C4 WRC a 4’49”4

6º Matthew Wilson-Scott Martin Ford Focus WRC07 a 6’11”3

7º Jari-Matti Latvala-Miikka Anttila Ford Focus WRC 07 a 6’47 »5

8º Henning Solberg-Cato Menkerud Ford Focus WRC 07 a 9’14”0

9º Toni Gardemeister-Tomi Tuominen Suzuki SX4 WRC a 10’13”8

10º Conrad Rautembach-David Senior Citroën C4 WRC a 13’29”1

14º Andreas Aigner-Klaus Wicha (*) Mitsubishi Lancer Evo IX a 21’12”

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.