Publicidad

Loeb toma el relevo

Sébastien Loeb (Citroën DS3 WRC) lidera el Rallye Acrópolis de Grecia cuando se llevan disputadas las nueve primeras especiales de la carrera, de las cuales ocho se han corrido hoy vienes. El francés disfruta de una ventaja de 6,5 segundos sobre el finlandés de Ford Jari-Matti Latvala, al que su fractura de clavícula no parece estar afectándole, al menos en la fase inicial de la carrera.
-
Loeb toma el relevo
Sébastien Loeb comanda el Rallye Acrópolis tras la desafiante y temida primera etapa de hoy viernes. Loeb completó una jornada muy regular, pero también a un ritmo muy alto, sin cometer errores y sin percances que afectaran a su ritmo. El galo supo mantener a raya a Jari-Matti Latvala, tan rápido o más que el francés, pero al que un error en el cuarto tramo le hizo perder unos diez segundos. Tercero es Petter Solberg, también retrasado por un percance, en forma de toque contra una piedra en la sexta especial del rallye, quinta de la jornada de hoy.
Jari-Matti Latvala partió esta mañana dispuesto a defender su liderato con todas las consecuencias y se imponía en las dos primeras especiales del día, Aghia Marina y Thiva, estirando su ventaja en cabeza hasta los 3,3 segundos sobre un Sébastien Loeb que tampoco parecía querer regalar ni una décima de segundo a su oponente. La lluvia caída en los días precedentes había dejado muy complicados los tramos, pero aun así la dureza del terreno, con muchas piedras, y unas temperaturas no especialmente bajas hacían que prácticamente todos los pilotos de cabeza optaran por montar ruedas duras. Ello provocó no pocos incidentes y momentos límite para la mayoría. Jari-Matti Latvala lo vivió en carne propia en el tramo que cerraba el bucle, Elikonas, donde una pasada de frenada hacia la mitad de la especial le costó 14,2 segundos y cederle el mando de la carrera a Loeb. El finlandés de Ford lo explicaba así: “Un poco antes, en ese mismo tramo, la caja que cubre una de las cámaras de vídeo que llevamos en el coche perdió su fijación y fue a parar a los pedales, lo que me desconcentró un poco. Pero mucho peor fue la pequeña salida que tuvimos. Llegábamos a la frenada de una izquierda bastante cerrada que tenía más barro de lo que me esperaba y estaba muy resbaladiza. Cuando frené encima del barro, las ruedas se bloquearon, el motor se paró y nos fuimos rectos fuera de la pista. Por suerte, no había nada con lo que chocar…” Petter Solberg, que en los dos tramos anteriores se había quejado de que algo que no podía precisar afectaba al comportamiento de su Fiesta WRC, se marcaba un gran tiempo en esa cuarta especial de la carrera y recuperaba de golpe gran parte del tiempo perdido en las dos especiales anteriores, situándose tercero, a 4,5 segundos del líder, Loeb, y a 3,3 de Latvala. Los tres habían optado por montar ruedas duras en sus coches, con la particularidad de que los Ford llevaban dos de recambio y Loeb una sola, lo que le permitía ahorrarse unos 25 kg muy valiosos en las no pocas pendientes ascendentes de esos tramos. Mikko Hirvonen era el único en inclinarse por una monta diferente y decidía llevar dos ruedas de repuesto, a diferencia de su compañero Loeb, y además de compuesto blando. Aun así, no le podía sacar ningún partido a la apuesta ni demostrar si era o no un acierto, ya que pequeños fallos en cada uno de los tres tramos le iban retrasando hasta situarle cuarto, a 6,5 segundos de Loeb. Bauxites y Drossohori, los dos tramos siguientes, traían consigo los primeros puntos de inflexión. Loeb salía de la asistencia remota de Itea de nuevo con cinco neumáticos (de nuevo todos duros) y Latvala con seis (igualmente duros). El finlandés no se mostraba particularmente a gusto con el equilibrio de su Ford en Bauxites y cedía 4,5 segundos a Loeb, lo que elevaba su desventaja a los 5,7 con respecto al galo. En Drossohori, la historia se repetía, esta vez con Loeb ganando el tramo y Latvala cediendo 4,4 segundos, lo que llevaba su déficit a los 10,1 segundos. El ganador de la especial anterior era Mikko Hirvonen, que en la segunda era cuarto, pero que subía en la general ante las desventuras de Petter Solberg. El noruego, tercero en el tramo anterior, tocaba fuerte contra una piedra con la rueda trasera izquierda a la salida de un rasante en la última parte del tramo, lo que dañaba la suspensión de ese lado y pinchaba el neumático. Se dejaba unos 10” en el lance, aunque tenía la suerte de que ya no quedaba mucho hasta la meta y también de no romper nada vital en el coche, ya que la siguiente asistencia, igual que la anterior, era una “asistencia remota”, donde solo se permite cambiar neumáticos y utilizar los medios de a bordo para solucionar posibles problemas. Con los cuatro primeros (Loeb, Latvala, Hirvonen y Solberg, por ese orden) separados por 16,8 segundos, llegaba el momento de afrontar el último bucle de tres tramos del día, repitiéndose las especiales de Bauxites, Elikonas y Thiva. Latvala, que veía escaparse poco a poco a Loeb, decidía que era el momento de jugársela un poco y optaba por montar una sola rueda de repuesto, mientras que Loeb, justo en la situación opuesta, decidía recurrir a las dos de recambio por primera vez en toda la etapa. Tanto ellos como Hirvonen y Solberg optaban esta vez por cubiertas de compuesto duro en su totalidad. Con ese planteamiento, Latvala apretaba fuerte en la primera especial, que ganaba, aunque no lograba distanciar a Loeb en más de 7 décimas de segundo, situándose Solberg e Hirvonen pegados a continuación. Solberg contraatacaba en Elikonas, pero con Loeb y Latvala pegados a su estela (+0,3 y +0,8, respectivamente). Hirvonen, cuarto cedía 7,7 segundos con respecto al noruego y con ello el tercer puesto provisional con el piloto de Ford. Empezaba a quedar claro ya que finlandés de Citroën no lograba seguir el fuerte ritmo de la cabeza y quedaba ya algo descolgado, en el umbral del medio minuto, aunque muy lejos ya del quinto clasificado, Mads Ostberg, que aparecía ya a casi dos minutos detrás. En la especial que cerraba la jornada, Thiva, Latvala marcó el mejor tiempo, recortándole 3,7 segundos a Loeb, para dejar su desventaja al término de la primera etapa en 6,5 segundos, diferencia que mantiene todas las opciones abiertas en la carrera. Solberg, segundo en el tramo, finalizaba la etapa a 11,2 de Latvala y a 17,7 de Loeb, mientras que por detrás se producía una pequeña debacle que alteraba la marcha de la carrera. Ostberg pinchaba y perdía más de tres minutos y Mikko Hirvonen, molestado por la estela de polvo del noruego, terminaba saliéndose y pinchando también, lo que le hacía dejarse más de 20” en el lance. El finlandés de Citroën conservaba la cuarta plaza, aunque ya a medio minuto de Solberg y a 49,6 de Loeb. Thierry Neuville, sexto hasta el último tramo, rompía una transmisión y debía abandonar, corriendo igual suerte que Tanak, retirado en el tramo anterior tras salirse de la pista. Por otro lado, José Antonio Suárez marcha quinto en la WRC Academy, a 2’04” de la cabeza, tras la disputa de la primera etapa. El asturiano, que completó la especial de ayer jueves a un ritmo tal vez excesivamente prudente, subió un punto su tren de marcha en la jornada de hoy y remontó tres posiciones. Suárez completó un día sin sobresaltos y se mantiene fiel a su objetivo de sumar algunos puntos en rallyes tan duros como este, a la espera de poder desplegar todo su potencial sobre el asfalto. El líder de la categoría al término de la jornada del viernes es el británico Elfyn Evans. Entre los participantes del Mundial de Producción, con el temprano abandono de /strong> Benito Guerra por un toque y de Marcos Ligato por problemas de motor, Nicolás Fuchs comanda la carrera, con 3:12.3 sobre Subhan Aksa. La acción se retoma mañana sábado a las 7.30 de la mañana. Los participantes deberán completar ocho especiales (dos vueltas a un bucle de cuatro tramos) totalizando 150 km contra el crono.
1º S. Loeb-D. Elena (Citroën DS3 WRC), 2:14:01.3
2º JM. Latvala-M. Anttila (Ford Fiesta RS WRC), +6.5
3º P. Solberg-C. Patterson (Ford Fiesta RS WRC), +17.7
4º M. Hirvonen-J. Lehtinen (Citroën DS3 WRC), +49.6
5º E. Novikov-D. Giraudet (Ford Fiesta RS WRC), +3:55.0
6º M. Prokop-M. Hruza (Ford Fiesta RS WRC), +4:46.7
7º N. Al-Attiyah-G. Bernacchini, +4:56.9
8º M. Ostberg-J. Andersson (Ford Fiesta RS WRC), +5:14.6
9º S. Ogier-J. Ingrassia (Skoda Fabia S2000), +5:27.2
10º A. Mikkelsen-O.Floene (Skoda Fabia S2000), +6:31.0
Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.