Publicidad

Kimi primero, Alonso más atrás

El R29 no destacó en la clasificación final, pero el programa de pruebas de Renault en la jornada de ayer no buscó reventar los cronómetros. Raikkonen dominó la sesión antes de que una avería en el KERS arruinase el simulacro de carrera que estaba realizando el finlandés.
-
Kimi primero, Alonso más atrás
La jornada de ayer en Montmeló nos dejó unos registros muy similares entre Ferrari y BMW. Raikkonen y Heidfeld pararon el crono en 1:20.3, realizando ambos su mejor tiempo en simulaciones de calificación llevadas a cabo por la mañana. Ya por la tarde, Raikkonen comenzó un simulacro de carrera que tuvo que interrumpir en la novena vuelta tras un problema con el KERS. Ferrari está sufriendo fallos en el sistema de refrigeración de este sistema, ya que ha elegido una vía de desarrollo que puede ser más eficaz al pesar menos (no está refrigerado por agua como el de Renault por ejemplo), pero que, a día de hoy, no es muy fiable. En cuanto a Heidfeld, sí que pudo completar su simulacro de carrera, marcando unos cronos muy constantes, con lo que el F1.09 de BMW también es un monoplaza que cuida bastante los neumáticos, como el Ferrari. Quien sigue con problemas aparentes es McLaren, que un día más no lograron marcar tiempos competitivos pese a estrenar multitud de piezas aerodinámicas que, de momento, no parecen dar el resultado esperado.

En cuanto a Alonso, no pudo pasar de la octava posición de los diez pilotos que participaron en los test. El piloto español no se mostró para nada preocupado con el resultado, ya que era la primera vez que rodaba con el R29 en el circuito de Montmeló y no era el momento de buscar registros espectaculares. En el resto de jornadas de test seguro que el R29 acaba yendo más deprisa. No hay que olvidar que este circuito es muy representativo en lo que al rendimiento de los monoplazas se refiere, ya que el coche que va bien en Montmeló, suele ir bien en el resto de trazados. Lo que si volvió a demostrar el Renault es su fiabilidad, ya que Alonso completó 111 vueltas sin problema alguno.

“Otro buen día para nosotros, acumulando de nuevo muchas vueltas para poder estar listos para el inicio de la temporada. Las condiciones de la pista han sido buenas y he probado muchas cosas en la puesta a punto del coche, lo que nos ha permitido recoger una información muy útil que analizaremos esta noche. También hemos trabajado en el equilibrio aerodinámico del coche con unos resultados bastante interesantes”. Por otra parte, continúa sorprendiendo el buen rendimiento del BGP001 de la escudería Brawn GP, que con Rubens Barrichello al volante (no se subía a un F1 desde el GP de Brasil del año pasado) marcó el tercer mejor tiempo. La necesidad de encontrar patrocinadores puede que esté forzando a la escudería del mago inglés a buscar cronos que llamen la atención, pero de no ser así, el trabajo llevado a cabo en Brackley durante el invierno tendrá muchísimo mérito.

La otra novedad del día nos llegó de los garajes de Red Bull y Toro Rosso, ya que confirmaron a Brendon Hartley como piloto reserva de ambas escuderías. Hartley, que fue campeón de Europa de Fórmula Renault en 2007 con la escudería española Epsilon Euskadi, desembarca de esta forma en la máxima categoría del automovilismo. Joan Villadelprat, que conoce bien a Hartley, comentaba: “Brendon es un piloto brillante y su nombramiento no hace más que confirmar mis pronósticos. En un momento en que la Formula 1 se torna más esquiva a las jóvenes promesas con la drástica reducción de los kilómetros de pruebas, es una gran oportunidad para Brendon el tomar esta privilegiada posición en Red Bull y Toro Rosso. Le deseo toda la suerte del mundo”.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.