Publicidad

IRL: Rahal, el ganador más joven

Graham Rahal hizo historia en el Gran Premio Honda de St. Petersburg, al convertirse en el piloto más joven que gana una carrera de monoplazas de primer nivel, a la edad de 19 años y 93 días. La carrera fue un tanto caótica por la lluvia caída sobre el trazado urbano. Oriol Servià terminó en la séptima plaza.
-
IRL: Rahal, el ganador más joven
La prueba de St. Petersburg suponía el verdadero debut en carrera del piloto de Newman-Haas-Lanigan en IndyCar Series, después de que los daños de su coche tras un accidente en los entrenamientos libres de la primera carrera, Homestead, le impidieran tomar parte en la competición. Rahal, que salía noveno, se recuperó del percance sufrido en la vuelta 37, en la que se tocó con Will Power, imponiéndose en la primera prueba que el certamen disputaba en un trazado urbano. “Ha sido duro”, declaró Rahal. “Después de ser golpeado por Will (Power) y con la lluvia, las cosas no iban a ser fáciles. Pero las cosas no pueden haber comenzado mejor para mi, que he ganado la primera carrera que disputo realmente en este campeonato. Teníamos un buen ritmo de carrera y conseguí destacarme con el paso de las vueltas. De modo que la victoria no ha llegado de rebote, ni mucho menos”. Rahal, hijo del vencedor de las 500 Millas de Indianápolis de 1986, Bobby Rahal, se convierte en el cuarto piloto que consigue ganar la primera carrera de IndyCar en la que participa y el cuarto rookie que vence una prueba del certamen en el año de su debut. “¿Alguien cree que volverá a escuchar más consejos míos?”, dijo su padre, Bobby Rahal. “Ahora piensa que lo sabe todo. Pero volverá a escucharme. Su actuación ha sido muy buena y su equipo hizo un trabajo excepcional”. Helio Castroneves, dos veces vencedor de la prueba, terminó en la segunda posición, mientras que Tony Kanaan completó el podio. E.J. Viso y Enrique Bernoldi, ambos debutantes en el certamen, completaron el quinteto de cabeza. Por su parte, Oriol Serviá fue séptimo en St. Petersburg. El piloto español resumía su actuación del siguiente modo: “Ha sido una actuación bastante buena del equipo KV Racing Technology, pero esta es una de esas ocasiones en las que se te queda un sabor agridulce, porque teníamos un coche con el que podíamos haber luchado por la victoria y sólo el loco desarrollo de la carrera nos lo impidió. No sólo llovió, sino que a unos y otros les cogió la lluvia en diferentes momentos con neumáticos lisos. A nosotros, el caos siempre nos pilló con banderas amarillas, lo que nos impidió mejorar posiciones. No había una estrategia buena o mala. Fue, más bien, cuestión de suerte. Pero a Newman-Haas-Lanigan y Graham Rahal las cosas le salieron bien. Apostaron y ganaron. Yo terminé en la misma posición en la que salía. Tenía un coche lo suficientemente bueno como para haber logrado algo más, pero el fin de semana completo y el resultado final pueden calificarse de satisfactorios”. 1º Graham Rahal (Newman Haas Lanigan Racing), 2h00:43.556; 2º Helio Castroneves (Team Penske), + 3.519; 3º Tony Kanaan (Andretti Green Racing), + 5.513; 4º Ernesto Viso (HVM Racing), + 8.857; 5º Enrique Bernoldi (Conquest Racing), + 9.636; 6º Hideki Mutoh (Andretti Green Racing), + 10.007; 7º Oriol Servià (KV Racing Technology), + 11.287; 8º Will Power (KV Racing Technology), + 12.849; 9º Justin Wilson (Newman Haas Lanigan Racing), + 14.359; 10º Danica Patrick (Andretti Green Racing), + 16.729.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.