Publicidad

IRC: Rosetti vence y Ojeda convence

Luca Rosetti fue el brillante vencedor del Rallye de Ypres, tercera prueba puntuable para el IRC. El piloto italiano y su Peugeot subieron a lo más alto de un podio en el que también hubo presencia española, gracias a la segunda plaza de Enrique García Ojeda y el Peugeot 207 S2000 de Peugeot Sport España. Ojeda y la formación española se defendieron como jabatos en las peculiares carreteras belgas, firmando un resultado por el que era difícil apostar a tenor de la fuerte inscripción que registró la prueba.
-
IRC: Rosetti vence y Ojeda convence
Desde que Henri Toivonen se anotara la victoria en Ypres en el año 1984, ningún piloto había conseguido llevarse a casa el trofeo de ganador en su primera participación. Ese es un dato del que los belgas presumen constantemente y que les ha venido sirviendo para cargarse de argumentos a la hora de describir lo difícil y selectivo que es este rallye. Lo cierto es que el trazado es de lo más atípico, con largas rectas donde se alcanzan velocidades altísimas, interrumpidas por numerosos cruces, la mayoría de los cuales se aborda en primera velocidad. Y todo, en unas carreteras en las que cabe un coche y muy poco más y que están bordeadas por profundas cunetas de las que resulta prácticamente imposible salir, incluso para un coche de tracción total. Cuando el rallye se disputa con inestabilidad climatológica, como fue el caso de la edición de este año, el barro y la suciedad que se acumula en las carreteras, tanto por el paso de los tractores y demás vehículos de los “lugareños” como por las trazadas de los coches que abren la carrera, dibujan unas condiciones verdaderamente truculentas. Ese fue el motivo de los numerosos abandonos y percances que se produjeron entre algunos de los teóricos favoritos. Es más, podría decirse que salvo en el caso del ganador, Luca Rosetti, y de Enrique García Ojeda, ambos con Peugeot 207 S2000, el resto del fortísimo plantel inicial de Súper 2000 se vio, o fuera de combate, o con sus opciones enterradas en alguna cuneta. Inicialmente, el italiano Andrea Navarra (Fiat Punto S2000) era quien llevaba la voz cantante, seguido como su sombra, eso sí, por los belgas Freddy Loix (Volkswagen Polo S2000) y Pieter Tsjoen (Fiat Punto S2000). El piloto de Peugeot Sport España Nicolas Vouilloz (Peugeot 207 S2000) cerraba el cuarteto de cabeza después de una primera sección en la que quedaba bastante claro que esos pilotos habían salido con el planteamiento de correr al máximo en pos de la victoria y que el trío de Peugeot 207 S2000 de Rosetti, el belga de Kronos Bernd Casier y Quique García Ojeda ponían en práctica un planteamiento más a la expectativa, conscientes de que las mil y una trampas del itinerario iban a dar más de un disgusto.

El tiempo no tardaba en darles la razón y en el quinto tramo Andrea Navarra y Freddy Loix arruinaban todas sus opciones a raíz de sendos pinchazos. El del italiano le costó un minuto y el del belga 2’30•, ya que éste decidió parar y cambiar la rueda. En ese momento, Nicolas Vouilloz, que jugaba a la contra de la mayoría, montando ruedas muy talladas en asfalto seco, se encaramaba a la cabeza de la carrera, terminando la primera etapa con 1,5 segundos sobre Tsjoen, mientras que Luca Rosetti, Renato Travaglia (Mitsubishi), Casier y Ojeda comenzaban a situarse en posición de luchar por un lugar en el podio.

La alegría de Vouilloz y Peugeot Sport España sufría, sin embargo, un fuerte varapalo cuando en el cuarto tramo de la segunda etapa decían adiós a la carrera tras una aparatosa salida de carretera. Ni Vouilloz ni su copiloto sufrían daño alguno, aunque el coche quedaba seriamente tocado y debía ser desmontado en Ypres para adelantar trabajo en la reparación e intentar tenerlo listo para viajar a Rusia, donde se disputará la siguiente carrera. El accidente de Vouilloz dejaba a Luca Rosetti en cabeza, con Casier y su 207 de Kronos cada vez más cerca, mientras que Tsjoen quedaba ya algo más descolgado, por una leve salida de carretera, y Ojeda comenzaba a recoger los frutos de su inteligente planteamiento, presentando su candidatura por el podio. Mientras Casier lograba arrebatarle a Rosetti el liderato mediada esta segunda etapa, Tsjoen quedaba definitivamente apeado tras romper la transmisión de su Fiat Punto S2000 y Travaglia se hundía a raíz de un doble pinchazo. Eso dejaba la carrera con dos polos de atención muy bien definidos en su último sprint. La lucha por el triunfo estaba el pleno apogeo entre los dos Peugeot de Casier y Rosetti, mientras que al tercer peldaño del cajón optaban García Ojeda y el rapidísimo piloto local Larry Cols, al que había que ver pasar con su Mitsubishi Evo IX, pilotado con una dosis de riesgo considerablemente alta.

Finalmente, la primera incógnita se resolvía pronto, ya que en el tramo 16º, Bernd Cassier se salía a una de las profundas cunetas del trazado, retrasándose más de 3 minutos y cayendo fuera de las posiciones de podio. En ese momento, un puesto en el cajón estaba prácticamente asegurado para Ojeda, aunque no necesariamente el tercero, sino el segundo. El cántabro, que había conseguido marcar el mejor tiempo en la primera pasada por el que sería el penúltimo tramo, repetía la “hombrada” y relegaba a Cols a 2,5 segundos, lo que le hacía desbancarle también en la general. Ambos salían al último tramo (33 km), separados por 1,4 segundos, en un final sumamente emocionante. Y Ojeda, cuando todo el mundo pensaba que levantaría el pie y dejaría el riesgo para Cols, en vista de que su equipo ya registraba el “desaguisado” de Vouilloz, daba la cara en la especial que cerraba el rallye y lograba casi calcar el crono de Cols, que hacía el scratch, batiendo al belga por sólo 6 décimas en un final de rallye verdaderamente no apto para cardíacos.

La sorpresa, no obstante, saltaba en las verificaciones finales, cuando los comisarios detectaban que el Mitsubishi de Cols (preparado por Colsoul), tenía las puertas desprovistas de las barras de protección lateral que el coche trae internamente de serie. Ello acarreaba inmediatamente su exclusión y también la del hijo del preparador, Bob Colsoul, por idéntico motivo. Así, la tercera plaza la heredaba Andrea Navarra, que después del percance del primer día no se iba de Ypres de vacío.

Quien sí lo hacía era Dani Solá, que volvía a escena tras su debut de Turquía. El catalán se pasaba toda la primera jornada un tanto intrigado por el errático funcionamiento del motor de su Honda Civic R3, en el que faltaba alarmantemente rendimiento a bajo régimen. Los italianos de JAS, responsables de la evolución del coche, se mostraban escépticos ante las indicaciones del español, hasta que en la segunda jornada, Solá terminaba en una cuneta tras una derrapada más larga de la cuenta. El de Vic se quejaba amargamente de que el motor no le había ayudado a salir de la cruzada y, cuando su equipo comprobaba la toma de datos del coche, efectivamente se daban cuenta de que Solá había corrido todo el rallye con un problema en la distribución, que impedía el óptimo rendimiento del sistema V-TEC de distribución variable del coche japonés.

En suma, tras el rallye de Ypres ha quedado claro que los Peugeot 207 S2000 son también una fuerza temible en asfalto, tras la demostración de fuerza que hicieron en Turquía. La marca francesa ya lidera el apartado de constructores, mientras que Andrea Navarra, que estuvo en el Safari de Kenia, todavía sigue al mando en el de pilotos. Eso sí, Enrique García Ojeda ya es segundo en la tabla, con Rosetti y Vouilloz empatados, cuatro puntos por detrás. Próxima carrera: Rallye de Rusia (tierra), 13 y 14 de julio. 1º Rossetti-Chiarcossi (Peugeot 207 S2000), 2.38.43.9; 2º Ojeda-Barrabés (Peugeot 207 S2000), a 18.6; 3º Navarra-D'Amore (Fiat Punto Abrath S2000), a 2.03.9; 4º. Casier-Miclotte (Peugeot 207 S2000), a 2.25.6; 5º. Scandola-Pirollo (Fiat Punto Abrath S2000), a 3.44.8; 6º Aava-Sikk (Suzuki Swift), a 4.48.6; 7º Snijers (Mitsubishi Lancer Evo IX), a 5.54.5; 9º Iliev-Yanakiev (Mitsubishi Lancer Evo IX), a 8.46.5; 10º De Winkel-Van Hoek (Renault Clio S1600), a 9.26.1. Pilotos: 1º Andrea Navarra, 23 puntos; 2º Enrique García Ojeda, 14; 3º Luca Rossetti, 10; 4º Nicolas Vouilloz, 10; 5º Hideaki Miyoshi, 8. Constructores: 1º Peugeot, 34 puntos; 2º Abarth, 31; 3º Mitsubishi, 28; 4º Citroën, 1.
Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.