Publicidad

Fuster se durmió la siesta

Miguel Fuster consiguió finalmente imponerse en el rallye de casa, al hacer triunfar por primera vez este año, al Fiat Punto Grande Súper 2000.
-
Fuster se durmió la siesta

Galería relacionada

Clasificación Rallye Vilajoyosa

La prueba de apertura del Campeonato de España cumplió las expectativas, al ganar los diferentes tipos de pruebas, diferentes tipos de vehículos. Si Pons y su Mitsubishi se impusieron al principio en unos tramos muy virados, en la mayoría de ellos fue el nuevo Fiat Punto Súper 2000 de Miguel Fuster, el que ganó. En unos con fuerte pendiente, fue el potente Porsche 997 de Sergio Vallejo, el que ganó; quedando inédito el mejor Súper 1600, el Citroën C2 de Joan Vinyes, al abandonar el andorrano en los primeros compases de la prueba. El Rallye estuvo muy bien organizado, movilizando a más de 600 personas en un día en el cual la meteorología ayudó, con un tiempo más veraniego que primaveral. Al inicio, Fuster se vio con problemas con sus interfonos y más tarde una alerta por un ruido le hizo ser más precavido de lo que debiera, pese a lo cual consiguió ganar el rallye con autoridad. Es más, a mediodía, Miguel ni por el rallye dejó de tomar su sacrosanta siesta. La prueba no obstante, con un tramo de 52 km. al final del día (el más largo del campeonato), no se decidió hasta ese último test, al cual llegaron tres pilotos con posibilidades de ganar, como había sucedido en las ediciones de los tres últimos años. Esta vez no hubo sorpresas y Miguel Fuster a pesar de su inquietante ruido, terminó en primer lugar alzándose no sólo con los puntos del campeonato, sino dando a Fiat el mejor de los resultados en su vuelta al Campeonato de España. Jesús Puras fue otro de los animadores, también con un Mitsubishi Gr.N, este de Calm, mientras que Xavi Pons, con un Lancer de Roberto Méndez, declaró al final del rallye que estaba más interesado en seguir en el Mundial, que en el Campeonato de España. Alberto Hevia, fue un buen rival para Fuster, pero su Polo Súper 2000 reglado para pruebas de lluvia, no pudo con la máquina de Fiat, que ni más ni menos que era la que había usado el pasado año Pier Paolo Andreucci que había ganado todos los rallyes en los que había participado, salvo el San Marino, en el que terminó 3º. Sin Hevia, ni Pons en la siguiente prueba de Canarias, en la que aparecerán otros tenores, Fuster abre así el Campeonato de la mejor de la maneras, en su programa en el que además de en España, deberá correr dos rallyes en el europeo, uno de ellos en San Remo en el mes de septiembre. En otras categorías, Esteban Vallín ganó en el Desafío Peugeot por delante del piloto del RACC, Jordi Martí que debutaba, mientras que Toño Sainz (Ford Escort MK II) se impuso entre los clásicos, que por primera vez eran admitidos a participar en una prueba del Campeonato de España de Rallyes.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.