Publicidad

La FIA aclara el reglamento

Tras el lío formado durante las verificaciones técnicas de la última cita del Mundial de Turismos en Pau, la FIA vuelve a cambiar el reglamento técnico con el ánimo de aclararlo todo definitivamente.
-
La FIA aclara el reglamento
Después de los problemas y protestas surgidos por el cambio de la limitación de presión de turbo en los motores sobrealimentados antes de la última cita del Mundial de Turismos en el circuito urbano de Pau, la FIA ha vuelto a revisar el reglamento técnico en el apartado de motores para intentar clarificar y calmar los ánimos.
Antes de las carreras de Pau, celebradas el 17 de mayo, la FIA cambió el reglamento en el apartado de los motores sobrealimentados, colocando el límite de presión de turbo en 2,5, lo que obligó a la marca Seat a rebajar las prestaciones de su León TDI hasta el punto de hacerlos poco competitivos y claramente desequilibrados a los Chevrolet y BMW. Seat presentó una protesta en un comunicado expresando su descontento y advirtiendo que de seguir con la persecución a sus coches turbodiésel, se plantearía dejar la competición. Además, en Pau fueron penalizados nueve coches en la calificación por pasar el límite de giro del motor por sobrerrégimen cambiando marchas, pero luego quince coches no fueron penalizados durante la carrera por lo mismo. Tras la carrera, la FIA se volvió a reunir y ha vuelto a cambiar el reglamento técnico en cuanto a la presión de turbo y la velocidad de giro del motor. Ahora, los motores turbodiesel tendrán un límite de presión de turbo máximo de 2,7 bares. Además, se permiten picos que sobrepasen este límite debido, por ejemplo, a cambios de marcha bruscos –algo por lo que fue descalificado Tiago Monteiro de Seat en una carrera de Marrakech-, siempre que se sobrepase el límite durante menos de un segundo. Esta medida dan un respiro a Seat, que podrá aumentar la presión de turbo de sus León TDI. Por otra parte, la FIA coloca el límite de giro de los motores de gasolina en 8.500 rpm y de los motores diésel en 4.200 rpm. Al aumento en la presión de turbo, se suma que los Seat contarán también con un menor peso que las marcas rivales en la próxima cita de Valencia, con lo que los coches amarillos estarían en una buena situación para recuperar el estado de forma que presentó en las dos primeras citas en las que arrasó. Y es que se ha comprobado que en las últimas tres citas (México, Maruecos y Francia) el BMW 320si ha realizado los mejores tiempos por vuelta y como dicta el sistema de lastres de 2009, los BMW, que no han ganado una carrera todavía, tendrán el máximo lastre de 40 kg en Valencia, mientras que Chevrolet sube a 30 kg por haber ganado en Marrakech y Pau. Los Seat TDI bajaran a 20 kg, en parte por la mala actuación en Pau.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.