Publicidad

Dominio Ferrari

El circuito romano de Vallelunga acogió a la primera cita del G.T. Open con una magnífica inscripción. Pese a la oposición de los Porsche y SunRed, los Ferrari dominaron en las dos carreras, emocionantes de principio a fin.
-
Dominio Ferrari
Que el automovilismo español está en alza se demuestra no sólo con los resultados de nuestros pilotos y equipos, sino también con nuestros organizadores. GT Sport ha iniciado con éxito su tercera temporada del “G.T. Open”, campeonato internacional con el “label” FIA, reservado a los Gran Turismo de GT2 y GT3 (denominados GTA y GTS) , con el mismo reglamento que el Campeonato de España de la especialidad. Así, son dos carreras cada fin de semana (una ligeramente más larga) con dos pilotos por coche y “handicaps” de tiempo por resultados. En Vallelunga, prueba inaugural del Open 2008, hubo handicap cero en la primera carrera, pero ya se aplicó en la segunda para igualar las prestaciones. Entre Ferrari, Porsche y SunRed las diferencias en pista eran mínimas. Sólo las parejas de pilotos las marcaban. Por ejemplo, mientras el campeón 2007, Richard Lietz, realizaba una extraordinaria “pole-position” con su nuevo Porsche 997 RSR, su nuevo compañero, Gianluca Roda, era bastante más lento en su manga. En cualquier caso, el nivel de pilotaje general era alto y, los “gentlemen”, han ido siendo sustituidos por auténticos profesionales. Ferrari oponía al Porsche 911 de la última generación una evolución más de su F430 GT2, con un motor que da el par más abajo gracias a un nuevo sistema de admisión, con unas llantas más anchas y con unos retoques de carrocería que aún no habían sido suministrados a la mayoría de los siete equipos, que alineaban catorce unidades pilotadas por hombres como Montermini, Giao, Couceiro, Pasini... y por los españoles Pérez-Sala, Cerqueda (hijo), Sundberg y Romero (campeones de España) o Díez-Villarroel, Nuñez o Sáez-Merino. Juventud y veteranía a partes iguales. La tercera marca en discordia era la artesanal española SunRed, con dos SR21, del que el más rápido, pilotado por Pérez-Aicart y Fernández. Vallelunga es un circuito antiguo, pero más que digno desde su última remodelación y, sobre todo, con un buen número de curvas técnicas y rápidas, a la antigua. La treintena de participantes se componía de un tercio de Clase GTS (GT3 FIA) con Lamborghini Gallardo, Aston Martin DBRS9, Corvette Z06 y Ferrari F430 (con los españoles Pampló y Juliá, entre otros), que daban colorido y variedad a la parrilla.

Con una decena de coches en el mismo segundo, la primera carrera sin handicaps (1 minuto para todos) iba a ser espectacular. Tres Ferrari –los de Montermini, Pasini y Pompidou- lideraban la parrilla delante del SunRed de Aicart y del F430 de Pérez-Sala. El director de carrera se demoró en apagar el semáforo rojo y la arrancada se hizo de cuatro de fondo con abundantes encontronazos. Pérez-Aicart aprovechó para pasar por la izquierda y situarse primero... pero su capó comenzó a vibrar peligrosamente (los anclajes ya se habían roto en entrenamientos) hasta que lo perdió aparatosamente a las dos vueltas, sembrando el caos entre sus perseguidores. Poco después tuvo que abandonar con todo el frontal suelto. Los trozos esparcidos por la pista provocaron más sustos, entre ellos el de Pérez-Sala, que fue embestido por Monfardini quien le reventó una rueda y lo mandó fuera de la pista.

En cabeza se destacó el Ferrari-Playteam de Montermini que, bien secundado por Maceratesi, cruzó la meta vencedor por amplio margen. Sus compañeros de equipo, los portugueses Giao y Couceiro, remontaron consistentemente desde la sexta posición a la segunda, despachando a los dos mejores Ferrari de Advanced Engineering. Pero la mayor lucha se centró por el quinto puesto con la remontada del Porsche de Lietz, que acabó por superar a los dos F430 de Edil-Cris y, desgraciadamente, al de los españoles Sundberg y Romero, que planificaron sus neumáticos en una blocada de frenos luchando por el cuarto puesto a tres vueltas del final. Segundos españoles en la meta fueron De Castro y Chacón, en su primera prueba con un Porsche 997 RSR aún lejos de su ideal puesta a punto.

Aunque la segunda tanda de entrenamientos fue más lenta, la igualdad fue aún mayor. Lietz impuso su ley y su Porsche al grupo de doce Ferrari que le seguían, pero sin poder separarse más de un segundo de ¡diez de ellos! A destacar los tiempos de Sundberg y del debutante Nuñez, que colocaron los suyos séptimo y octavo, mientras Cerqueda era undécimo. Esta vez los handicaps ya estaban en vigor y los dos coches del Playteam cargaban con 15 y 10 segundos extra, respectivamente. La única oportunidad que tenía el equipo Porsche-Autorlando de ganar era que Lietz se mantuviera delante de los Ferrari que tenían que parar más... y que su compañero, Roda, no perdiese demasiado terreno en su relevo. Y así lo hizo, pero sin conseguir despegarse del Ferrari azul de Montermini-Maceratesi. Tanto empeño puso, que destruyó sus neumáticos debido al calor en pista (hasta creía que había pinchado). Además, el relevo fue demasiado lento y, Roda, trompeó y acabó abandonando con problemas de embrague. Desde luego no era su día. Mientras el Ferrari azul, retardado por el handicap, volvió a pista tras los de Pasini y Case’, lanzándose Montermini a adelantarlos sin contemplaciones. De hecho, echó a Case’ y, ya creyéndose vencedor, se relajó y fue sorprendido por Pasini, que le adelantó casi sin enterarse. Los españoles no tuvieron mucha suerte esta vez: Romero chocó con otro coche que trompeó frente a él; Pérez-Aicart relevó a Fernández haciendo una feroz remontada... tan feroz que echó de la pista al Ferrari de Frassineti-Sáez Merino y volvió a romper el delicado morro del SunRed, aunque esta vez no se le desprendió por poco. Y, ahora sin problemas, Pérez Sala y Cerqueda llegaron a meta sextos delante del maltrecho SunRed, mientras Díez-Villarroel y Nuñez también entraron entre los diez primeros, dos puestos por delante de De Castro y Chacón.

1ª CARRERA: 1º Maceratesi-Montermini (Ferrari F430 GTA), 56’15”43; 2º Giao-Couceiro (Ferrari F430 GTA), 6’36”77; 3º Pasini-Bonetti (Ferrari F430 GTA), 56’41”55; 4º Case’-Rugolo (Ferrari F430 GTA), 56’50”00; 5º Lietz-Roda (Porsche 997RSR GTA), 6’50”91; 6º Cressoni-Bontempelli (Ferrari F430 GTA), 56’52”45; 7º SUNDBERG-ROMERO (Ferrari F430 GTA), 57’06”80; 8º Monfardini-Frezza (Ferrari F430 GTA), 57’11”67; 9º Alexander-Pompidou (Ferrari F430 GTA), 57’12”95; 10º DE CASTRO-CHACON (Porsche 997 GTA), 57’14”85. 2ª CARRERA: 1º Pasini-Bonetti (Ferrari F430 GTA), 45’26”13; 2º Maceratesi-Montermini (Ferrari F430 GTA), 45’26”28; 3º Monfardini-Frezza (Ferrari F430 GTA), 45’36”20; 4º Giao-Couceiro (Ferrari F430 GTA), 45’38”27; 5º Alexander-Pompidou (Ferrari F430 GTA), 45’38”27; 6º CERQUEDA-PEREZ-SALA (Ferrari F430 GTA), 45’55”37; 7º FERNANDEZ-PÉREZ AICART (SunRed 21 GTA), 46’05”93; 8º Cressoni-Bontempelli (Ferrari F430 GTA), 46’06”74; 9º D.VILLARROEL-NUÑEZ (Ferrari F430 GTA), 46’07”67; 10ºZonca-Belicchi (Porsche 997 RSR GTA), 46’08”96. INTERNATIONAL OPEN GT: 1º Montermini y Maceratesi, 40 puntos; 3º Pasini y Bonetti, 36; 5º Giao y Couceiro, 28.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.