Publicidad

¿Qué pasa en el Salón de Detroit?

¿Qué se ‘cuece’ en el Salón del Automóvil de Detroit? Nuestro enviado especial, Juan Carlos Payo, director de AUTOPISTA, nos cuenta de primera mano lo que sucede en la muestra automovilística más importante de los Estados Unidos.
-
¿Qué pasa en el Salón de Detroit?
Se cierra el primer día de prensa del Salón de Detroit con dos grandes triunfadores: Ford y Toyota. El primero con un espectacular despliegue de medios en el Cobo Arena -salón de congresos adosado al recinto del salón con capacidad para algunos miles de espectadores-.

La marca del óvalo ha presentado toda su artillería para el segmento C que le llevará a vender dos millones de unidades anuales en todo el planeta. Forman parte de este segmento C el nuevo Focus con sus tres carrocerías -a finales de año conoceremos la eléctrica también y en 2012 el ST- que se fabrica ya en Alemania y Michigan y que también se realizará en China y Tailandia, el C-Max -versiones cinco y siete puertas- que aquí nos mostraba sus versiones híbridas y plug-in y el futuro sustituto del Kuga que aquí conocíamos bajo forma conceptual -Vertrek-. El colorista e imaginativo evento contó con la presencia activa de todos los máximos mandatarios europeos encabezados por los presidentes, Alain Mulally y Bill Ford.

En cuanto a Toyota, el Prius mueve ficha y de qué manera. Primero con una carrocería más familiar, más break que mejora las cifras de maletero, mientras que también se nos anticipa bajo forma conceptual un prototipo híbrido más pequeño y que debería ver la luz comercial el año próximo -tamaño de Yaris-, al igual que la variante de carrocería normal de Prius pero enchufable para garantizar en modo eléctrico una veintena de kilómetros.

El resto de fabricantes, muy por detrás en cuanto a vistosidad de sus presentaciones. Si acaso salvaremos a Hyundai con su concepto Curb que quedó diluido por el efecto Veloster que se presentó con cuatro coloristas unidades y una llamativa estética que no deja indiferente a nadie.

También hemos podido conocer la cara que le espera al futuro Civic, mucho menos intrépida que la actual, o el nuevo Audi A6 que en vivo no llama significativamente la atención frente a sus hermanos de gama, por lo que el reclamo para atraer las miradas hacia esta berlina pasan por presentar en Detroit su variante híbrida que combina el motor 2.0 TFSi de 211 CV con un motor eléctrico que aporta 45 CV adicionales. Anuncia 100 km/h en modo eléctrico como tope, aunque a 60 km/h puede alcanzar una autonomía eléctrica de tres kilómetros.

Entre el resto de marcas, adiós a los grandes festejos de antaño en la muestra de casa y bastante sosería en el caso de General Motors -Buick Verano, Chevrolet Sonic y un megaconcepto GMC de pick-up parecen poco bagaje para el segundo fabricante mundial que además tiene sus cuarteles generales frente al recinto del salón- y de Chrysler -300 C, Jeep Compass...- que tampoco han logrado arrancar grandes aplausos de los asistentes en su puesta de largo. Mucho público también en la puesta de largo de un Passat norteamericano que si adapta su estética a los gustos de este lado del Atlántico apostando por las aristas y formas más angulosas.

Curioso, muy curioso este Salón de Detroit. Para empezar, temperaturas que se mueven entre cinco y diez grados bajo cero nos reciben en una primera jornada que arranca con una primera rueda de prensa a las seis y media de la mañana, hora del estado de Michigan.

Porsche es la encargada de dar el pistoletazo de una salida frenética que hace que se acumulen un total de 23 ruedas de prensa a lo largo de esta agotadora jornada del lunes que finaliza a las siete de la tarde. No son pocas las críticas que está recibiendo la organización del Salón porque el segundo día de prensa, tras el atracón del día anterior, la cosa decae y de qué manera siendo las grandes ‘vedettes’ del martes Volvo, Ventura, ZF, Michelin…

Y nuevamente lo verde en lo más alto de la cartera de novedades del principal salón norteamericano que empieza a ver con recelo la pujanza de su rival de la costa oeste, el Salón de Los Ángeles. Los nuevos modos de generar movimiento en el automóvil no tienen vuelta de hoja en este mercado y más cuando el presidente de Shell, John Hofmeister prevé que el galón de gasolina en 2012 se sitúe en cinco dólares, cuando esta misma semana estaba en 3,08 dólares. El presidente de General Motors, Dan Akerson no se muestra tan pesimista y apuesta por los cuatro dólares para el año próximo.

Ford se vuelca y de qué manera con la hibridación y la electricidad de la mano de su Focus eléctrico que ya está en una fase final de desarrollo que debería permitir su comercialización en Norteamérica a finales de este año y en Europa un año más tarde. Curioso cómo en la presentación del modelo, no se “cortan” en Ford y nos lo presentan como mucho más eficiente que un Chevrolet Volt que espera vender este año 10.000 unidades en Estados Unidos, y un tiempo de recarga en la mitad de lo que necesita un Nissan Leaf. Eso sí, no se nos facilita cifra de autonomía que será capaz de alcanzar, aunque se zanja el tema con un “lo suficiente para el uso diario de la mayoría de la población”. También hemos conocido los C-Max híbridos y plug-in que se venderán en nuestro mercado nacional en 2013 y que deberían fabricarse en sus versiones europeas en la planta española de Almussafes.

Y ya que estamos haciendo patria, enorgullezcámonos de que el Grand C-Max, con sus tres filas de asientos y puertas correderas, y sobre todo, hecho en Valencia, era otra de las grandes apuestas del stand de la marca del óvalo ya que su arranque comercial en este mercado americano es una realidad.

Mucho más llamativa ha sido la puesta de largo del que será el futuro Kuga global –no se llamará así en Estados Unidos-, que aprovechará la plataforma estrenada por C-Max y ahora popularizada por el Focus y que debería ver la luz comercial en un par de años.

Este abandono de los coches descomunales también preside el stand de una renacida General Motors que luce orgullosa su vuelta a la cotización en bolsa –subida del 13 por ciento de las acciones desde su vuelta a Down Street hace poco más de un mes- donde el Buick Verano –curioso nombre- se erige en el primer coche pequeño –así lo denominan a este lado del Atlántico- pese a sus 4,67 metros de longitud. Para el presidente de GM, estas dimensiones y un buen precio, hará que pueda ser objetivo para el 46 por ciento de los compradores americanos, sobre todo mirando a un segmento de la población más joven. Más conocido nos resulta el mucho más pequeño Aveo que firma Chevrolet pero que en América responderá al nombre de Sonic. Cierran las novedades de GM un concepto, el mastodóntico Sierra All Terrain HD que derivará en un futuro modelo de serie en 2014.

La otra gran grande americana que camina de la mano de Fiat y ultima sus cruces de producto y denominaciones según se vendan unos u otros modelos a este lado o al otro del Atlántico. Ya en el capítulo de producto, el bestial –hablamos de presencia y porte- Chrysler 300 se reactualiza y de qué manera y además el Jeep Compass 2011 también se lava la cara adoptando aires de Jeep Gran Cherokee.

Turno para las no americanas, con las coreanas esta vez apostando fuerte. Hyundai enseñará por fin su esperado compacto deportivo Veloster que apuesta por unas líneas rotundas, agresivas, que vuelven a demostrar la importancia que en esta marca están dando ahora al diseño. Distintiva su configuración de puertas con una por el lado del conductor y dos por el lado del copiloto. Curb para Hyundai y KV7 para Kia en el apartado conceptual, mostrando el primero nuevas líneas que veremos en el futuro, y el segundo apostando por unas llamativas puertas con apertura en alas de gaviota.

Desde Japón para América. Toyota Prius Break, una vuelta de tuerca a esa vaca lechera que es en estos momentos el híbrido de la firma japonesa y el lavado de cara al que se somete el Civic. También desde Asia, y ahora hablamos de China, llegaba el BYD S6DM, un SUV híbrido recargable.

Las marcas europeas ya habían mostrado sus cartas antes de la puesta de largo del Salón. Audi con su A6, BMW con su segunda generación del cabrio 650i, Mercedes con su nueva berlina C, Mini con su concepto Paceman que conocimos hace un mes y Volkswagen con su Passat americanizado, eran las principales novedades de nuestro continente con permiso de Porsche y su coupé híbrido 918.

Cerramos con el capítulo de ausencias. No las busquéis porque simplemente no han acudido al Salón de Detroit ni Nissan, ni Infiniti, ni Suzuki ni Saab.

Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.