¿Es el coche eléctrico tan bueno como lo pintan? Todas sus ventajas y desventajas

El vehículo eléctrico es ya una opción más real en el mercado automovilístico, aunque para su consolidación hay que esperar todavía un tiempo. A día de hoy, estos son sus puntos a favor y en contra.
Adrián Lois
¿Es el coche eléctrico tan bueno como lo pintan? Todas sus ventajas y desventajas
¿Es el coche eléctrico tan bueno como lo pintan? Todas sus ventajas y desventajas

No cabe duda que el coche eléctrico es una realidad auténtica y sus ventas no dejan de crecer. A un ritmo lento, pero suben año a año. Incluso se espera que el 2020, con la llegada de nuevos límites a las emisiones contaminantes y las sanciones a las marcas que no los cumplan, se produzca un “boom” de ventas de este tipo de tecnología, que va ganando adeptos. Las futuras prohibiciones a la compra de coches de combustión pueden ser un detonante definitivo, pero para eso todavía queda mucho (se habla de, como mínimo, 2030 o 2040).

Publicidad

Sin embargo, no todo lo que reluce es oro alrededor del vehículo eléctrico. De hecho, su punto de partida apuntaba a todo lo contrario, y esas desventajas que hace unos años convertían a este tipo de coches en unos “rara avis” van desapareciendo o dando pie a importantes mejoras: las autonomías van en aumento, las ayudas públicas a su compra han vuelto, el número de puntos de recarga crece y la diversidad de modelos es mayor que nunca –y lo que nos espera–.

Analizamos los pros y contras de un tipo de vehículos de los que, en lo que va de año (enero a julio), se han vendido 7.572 unidades en España, lo que ha supuesto un 101 por ciento más que en el acumulado del año anterior.

¿Es el coche eléctrico tan bueno como lo pintan? Todas sus ventajas y desventajas

Ventajas del coche eléctrico

Ayudas a su compra y beneficios fiscales

El Plan MOVES da ayudas a la compra de vehículos alternativos, entre los que se incluyen los eléctricos puros, de aquí hasta final de año o hasta que se acaben los 45 millones de euros de presupuesto. Las ayudas oscilan entre los 1.300 y los 5.500 euros en la categoría de turismos, a lo que habría que sumar 1.000 euros más que aporta el concesionario.

Un ejemplo más de ayudas en España a la adquisición de un vehículo nuevo con tecnología eléctrica que implica, además, el achatarramiento de un vehículo antiguo. A esto hay que sumarle ciertos beneficios fiscales al comprar un coche eléctrico: exento del Impuesto de Matriculación, descuentos en el Impuesto de Circulación, deducciones fiscales en función de la Comunidad Autónoma…

Cero emisiones

Fuera motores térmicos que implican la quema de algún combustible y, en consecuencia, la emisión de algún gas contaminante a la atmósfera. Con un vehículo eléctrico no se emite durante su conducción ni un solo gramo de CO2, óxidos de nitrógeno NOx o partículas. La electricidad es la encargada de mover las ruedas a través de uno de varios motores, almacenándose en unas baterías ubicadas, generalmente, en el suelo del habitáculo o bajo el maletero.

Publicidad

Coste por kilómetro inferior

La eficiencia energética es otro de los puntos a favor de un motor eléctrico frente a uno de gasolina o diésel: 90 por ciento frente al 30 por ciento, ya que se evitan las pérdidas que se producen en la transmisión de energía desde que comienza el proceso de combustión hasta las ruedas para generar el movimiento. En cuanto al coste que requiere la electricidad para cubrir la misma distancia, aquí también gana el vehículo eléctrico: recargar la batería para cubrir unos 300-400 km es de 1,50-2 euros aproximadamente (medio euro para los 100 km); por unos 6-7 euros (como mínimo) o 8-9 euros tienes para cubrir unos 100 km con un vehículo diésel o de gasolina, respectivamente.

¿Es el coche eléctrico tan bueno como lo pintan? Todas sus ventajas y desventajas

Mantenimiento más barato

Con una mecánica eléctrica te despides de realizar el típico mantenimiento de filtros, correa de distribución, embrague, turbo, AdBlue… que permiten un ahorro del 25 por ciento en concepto de mantenimiento, estimando una vida útil de 200.000 kilómetros a igualdad de potencia.

Ventajas en aparcamiento, peajes, Madrid Central…

Las zonas de estacionamiento regulado de las ciudades son aliadas del coche eléctrico, gracias a la etiqueta “Cero emisiones” de la DGT: ahí no pagas ni un euro y no tienes limitación horaria. Esta etiqueta te permite también el acceso a los carriles Bus-VAO, sin ningún tipo de limitación, a zonas de bajas emisiones como Madrid Central y descuentos en algunos peajes.

Adiós a los protocolos anticontaminación

Cuando una ciudad, como Madrid o Barcelona en los casos más recientes, active sus protocolos por alta contaminación y restrinja el acceso y circulación de vehículos en su almendra central, los coches eléctricos acceden sin restricciones.

¿Es el coche eléctrico tan bueno como lo pintan? Todas sus ventajas y desventajas

Infraestructura y oferta de coches en aumento

Aunque es cierto que puedes recargar un vehículo eléctrico en tu garaje, ya sea enchufándolo a la corriente o instalando un punto específico, si tienes un coche eléctrico tendrás que recargarlo en la calle. Afortunadamente, la mayor presencia de este tipo de vehículos y una mayor apuesta –aunque tímida– por los eléctricos permite que nos encontremos con una cantidad cada vez más grande de puntos de recarga en la calle, en centros comerciales, etc.

Las marcas también apuestan por esta tecnología y empiezan a implementar, ya de forma más seria, los vehículos eléctricos puros en sus gamas de coches. Marcas como Mercedes o Audi se han apuntado recientemente a la moda y ya presentan, en formato SUV, sus primeros coches cien por cien eléctricos, y otras como Smart han decidido electrificar completamente su oferta de vehículos. Y 2020 promete ser más interesante y abultado en protagonismo en este sentido.

Conducción más relajada

Las dos características principales de conducir un vehículo eléctrico las encontramos en la entrega de par instantánea, que se traduce en una aceleración inmediata nada más pisar el pedal del acelerador, y en el silencio y suavidad de marcha. El nivel de confort a bordo de estos vehículos es elevado y, al fin y al cabo, la puesta a punto y dinamismo es el mismo que con cualquier coche equivalente con motor térmico.

¿Es el coche eléctrico tan bueno como lo pintan? Todas sus ventajas y desventajas

Desventajas del coche eléctrico

Infraestructura aún escasa

Llegará el día en el que estas desventajas de las que también hemos sacado algún punto positivo, como es la infraestructura desaparecerán. Porque igual que decimos que la red de cargadores públicos va en aumento, todavía se antoja escasa. Electromaps, en su portal digital, habla de más de 84.000 puntos de recarga, pero basta ver el mapa para comprobar el desequilibrio existente entre las diferentes zonas en España. La mayoría se concentran en Madrid, Barcelona y Valencia, pero zonas del interior peninsular o Galicia parecen realmente despobladas para la superficie que abarcan. Analizando otro parámetro, el de puntos de recarga por lo que se llama “habitante urbano”, España está a la cola: el reparto es de casi 17 puntos de recarga por cada 100.000 habitantes, cuando en Holanda esta tasa alcanza los 260, Dinamarca los 197, Francia los 86… La media europea, para que os hagáis una idea, es de 52,10.

Publicidad

Tiempos de recarga

Si no dispones de un punto de recarga rápido, los cuales en España representaban hasta hace poco menos del 4 por ciento del total, recargar por completo la batería de un coche eléctrico en una toma convencional va a durar como mínimo 6 horas, en función de la energía contratada en casa. Con las tomas de carga rápida, se podrá recargar el 80 por ciento del total en menos de una hora.

Autonomía

Igual que decimos que las cifras de autonomía siguen creciendo, todavía resulta insuficiente si quieres plantearte tener un vehículo eléctrico como coche principal en tu ámbito familiar. Para su uso diario al trabajo puede resultar el aliado perfecto, pero luego plantearte un viaje de fin de semana puede suponer una mayor dificultad. Un eléctrico convencional en España, como por ejemplo el último Renault Zoe, anuncia una autonomía de 390 kilómetros. Si quieres ir a cifras más elevadas, ya te tienes que ir a la oferta de Tesla (hasta 540 km con un Model S), a un precio mucho más elevado.

¿Es el coche eléctrico tan bueno como lo pintan? Todas sus ventajas y desventajas

Red eléctrica

Para pensar en un futuro protagonizado por los coches eléctricos, hay que plantearse también este asunto importante. Y es que el estado de muchos puntos de recarga, así como de las instalaciones eléctricas de muchos edificios, deja mucho que desear. Además, de no contar con las instalaciones necesarias y adecuadas, entraría en cuestión otro asunto: ¿se podrá sobrecargar la red eléctrica? Esta es la respuesta que da la Red Eléctrica Española (REE) a este asunto.

Peso de las baterías

La autonomía y precio de un coche eléctrico está íntimamente relacionado con el tamaño de la batería. Una batería más grande, lógicamente, supondrá un peso mayor para el vehículo, que va acompañada además de todo un conjunto eléctrico alrededor (cables, procesadores, protecciones,…). El peso medio para estas baterías se cifra en unos 300 kg, aunque es mucho mayor en otros vehículos. Su capacidad de desarrollo en el futuro más cercano permitirá con contar baterías con una mayor densidad energética para proporcionar una mayor autonomía con el mismo tamaño. En 2018 nos movíamos en términos de 0,280 kWh por kg de batería de iones de litio; se espera en 2030 alcanzar los 0,350 kWh por kg.

Precios

Un vehículo eléctrico siempre va a ser, al menos de momento, más caro que un coche equivalente con motor térmico, principalmente por el coste que supone su batería. Con las ayudas estatales, este coste queda parcialmente cubierto, pero aun así el desembolso inicial es elevado. Las mencionadas sanciones a las marcas por incumplir las normas anticontaminación pueden suponer en el futuro un aumento de los precios de los coches de gasolina y diésel, que podrán ir alcanzando paulatinamente el precio de los eléctricos.

Climas extremos

Las temperaturas extremas no son amigas de los coches eléctricos. Ya sea en verano o en invierno, los climas extremos afectarán directamente al rendimiento de la batería, pudiendo verse reducidas las autonomías hasta en un 30 por ciento. Además, el uso elevado del sistema de climatización también provoca un mayor gasto energético y, por ende, más gasto.

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
También te puede interesar

La compra de un coche eléctrico genera hoy aún muchas dudas en los consumidores. Con la ayuda de Endesa, responderemos a las más importantes. Y la primera es obvia: ¿cómo instalar puntos de recarga en mi comunidad?

Te recomendamos

Universitaria, soltero, familias, viajeros, ejecutiva… Sea cual sea tu perfil de vida...

Con las últimas novedades en su gama, el Ford EcoSport se muestra como una de las opc...

La tecnología de vanguardia y el toque magistral de los expertos “takumi” dan como re...

Tres personas y un destino: el mar. ¿Cuál es el medio más barato de viajar? Nos ponem...

El Lexus ES 300h llegó a Europa con ganas de triunfar. La nueva berlina híbrida de la...

Seat pone en marcha, a través de XMOBA, un elevado número de iniciativas adelantándos...