Toyota iQ EV

Líder y pionera en la última década en todo el mundo en tecnología híbrida, Toyota abre hoy el camino hacia una movilidad completamente sostenible y enchufable a la red. En fase de pruebas durante 2011 en Europa, Japón y EE.UU., el pequeño ciudadano Toyota iQ adopta un nuevo sistema de propulsión 100% eléctrico para garantizar una autonomía de hasta 105 km con cero emisiones contaminantes. En 2012 llegará al mercado.
-
Toyota iQ EV

Primero fueron los automóviles de combustión. Luego llegaron los híbridos combinados. Y, ayer, no sólo se presentaba la tecnología híbrida enchufable (Plug-in Hybrid), sino que se avanzaba también en futuros nuevos sistemas de propulsión como la pila de combustible. Adelantado al resto de fabricantes de la industria del automóvil, hoy en Toyota toca un nuevo paso al frente: el desarrollo final de vehículos 100 por 100 eléctricos.


Galería relacionada

Toyota iQ EV

Para Toyota, la energía eléctrica representa la visión a medio y largo plazo de una movilidad completamente sostenible, especialmente indicada además para distancias cortas. De ahí que, ya desde 1971, ingenieros japoneses trabajan en la investigación y desarrollo de vehículos eléctricos (EV, en inglés). Y cierto que, todavía hoy, quedan importantes obstáculos que resolver en cuanto a autonomía, prestaciones, tecnología de baterías o disponibilidad de una infraestructura de recarga. Pero su potencial como fuente de energía alternativa al petróleo es ilimitada (generada a partir de fuentes renovables como la solar, eólica o hidroeléctrica) y limpia para el medioambiente.


Por esa razón, Toyota ha decidido ya someter durante 2011 a su prototipo final eléctrico a diversas pruebas en Europa, Japón y Estados Unidos con el objetivo de continuar su evolución y perfeccionamiento antes de su llegada al mercado a partir de 2012. En fase muy avanzada, Toyota ha elegido inicialmente y para su estreno un adaptado proyecto de movilidad urbana.


Para combinar así la agilidad de un coche urbano compacto con las emisiones cero y la conducción sencilla y silenciosa de un vehículo de cuatro plazas completamente eléctrico, los ingenieros japoneses consideraron que la mejor opción era partir de la base de su actual Toyota iQ: un pequeño ciudadano de 2,99 metros de longitud, lanzado a mediados de 2009 muy bien equipado. El complemento perfecto para el nuevo anuncio de movilidad urbana.


Para el desarrollo de un vehículo EV, resulta clave conocer los sistemas de control de motor y baterías. Y Toyota ha contado aquí con la experiencia de su programa de automóviles híbridos. De tracción delantera, el nuevo Toyota iQ EV monta bajo el capó un motor eléctrico síncrono de imán permanente de 47 kW de potencia. Este propulsor se alimenta de una avanzada batería de ión de litio de 270 V y 11 kWh de capacidad.


El todavía prototipo Toyota iQ EV anuncia una aceleración de 0 a 100 km/h en 14 segundos, con una velocidad máxima de 125 km/h y una autonomía a plena carga de hasta 105 km.

Debido al reducido tamaño del Toyota iQ, el tamaño de las baterías y su ubicación podrían condicionar enormemente el peso y la respuesta del pequeño urbano eléctrico. De ahí que, gracias a un nuevo e ingenioso diseño más plano de la batería, y situada además bajo el piso del coche entre los dos ejes, Toyota no ha tenido que renunciar ni a perder espacio para los ocupantes, ni siquiera tampoco para un equipaje cubicado en 32 litros.


En el extremo delantero del futuro Toyota iQ EV, junto al logotipo central, se alojan, además, las dos tomas de recarga, y un puerto de recarga rápida con CC: preparadas para una corriente de 100/200 V CA. Estas tomas permiten recargar completamente al Toyota iQ EV desde una fuente de 200 V en cuatro horas, y cargarlo al 80 por ciento en sólo 15 minutos en una estación de recarga rápida CC. El pequeño urbano también contará con un sistema de frenado regenerador, para recuperar energía en fases de frenada y deceleración.


40 años de experiencia
Aunque el paso definitivo hacia el vehículo eléctrico llegará en 2012 a Toyota con el nuevo iQ EV, desde 1971 el fabricante japonés trabaja en la investigación y desarrollo de este sistema de propulsión. Hasta la fecha, Toyota ha mostrado distintos prototipos cero emisiones, entre los que destacan dos por encima del resto: el e-com y el RAV-4 EV.


Mostrado por primera vez en el Salón de Tokio de 1997, el Toyota e-com era un prototipo compacto del que la marca tuvo una flota de 30 unidades en uso por Japón. Para dos ocupantes, y capaz de circular a una velocidad de hasta 100 km/h durante 100 km con una sola recarga, podía recargarse desde una toma de corriente doméstica estándar, de 100 V, lo  que le hacía ideal para uso urbano.


Al mismo tiempo que desarrollaba el e-com, Toyota se centró especialmente en la posibilidad de comercializar un vehículo eléctrico completamente viable. Su culminación fue la primera generación del Toyota RAV-4 EV, con autonomía para más de 200 km con una sola recarga y del que se llegaron a vender en Estados Unidos hasta 1.500 unidades. En 2012 se espera comercializar también su segunda generación, en colaboración con el fabricante Tesla, encargado de suministrar el motor eléctrico.

Te recomendamos

Ya quedan menos de dos semanas para que AutoRacing Madrid abra sus puertas. Atentos a...

El día 30 de junio te esperamos en Ávila para recorrer 700 km con tu moto, siguiendo ...

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.