Publicidad

Revolución en el mercado de la Fórmula 1

Con la llegada del otoño en la F1 se produce una auténtica revolución en el paddock. Las reuniones de los managers y los directores de los equipos son incesantes, “los maletines vuelan”, como si fuera un final de temporada de la liga en la última jornada.
José Mª Rubio -
Revolución en el mercado de la Fórmula 1

Hay volantes deseables para algunos, detestables pero necesarios para otros y que son una incógnita los demás. Con el fichaje de Raikkonen por Ferrari se desató la tempestad de las renovaciones o de los cambios. El puesto de Kimi en Lotus es codiciado por muchos, pero hacen falta unos 15 millones para subirse al Lotus del año que viene, y ello sin saber si será bueno, malo o regular. Felipe Massa es el primer candidato a ese volante. En Brasil se multiplican las reuniones, y los hombres de Globo TV buscan desesperadamente el dinero. Massa se ha convertido en piloto de pago, como casi todos, salvo los elegidos. Pastor Maldonado también es otro candidato a Lotus con el apoyo de PDVSA. La petrolera venezolana podría chocar con Total, actual sostén de Grosjean. La realidad de Lotus es compleja. Renault no ha renovado su acuerdo de motores, y no firmará hasta que no paguen lo que adeudan de esta temporada y Total está íntimamente ligado a Renault también. Se podría dar el caso de una pareja Massa-Maldonado en Lotus y de esa forma enderezar el rumbo económico de la escudería ex Renault.

Force India es otro de los equipos que esperaría la llegada de Maldonado como el agua de mayo. Pastor es el único de los pilotos jóvenes que ha ganado una carrera (España 2012) y es un piloto de garantías. Este año está haciendo malabares con los el FW35, que ha resultado un fiasco. Su situación en el equipo no es la mejor y ya se sabe que en la familia Williams tienen el orgullo muy alto, tanto como para inscribir a Bottas, que no aporta prácticamente nada al equipo, porque creían mucho en él, y tampoco se ha destapado como un gran velocista, sino que sólo ha podido igualar algunas actuaciones de Maldonado, pero optando por la regularidad más que por la velocidad.

Bianchi ha sido confirmado en Marussia, algo lógico, ya que cuenta con el apoyo de Ferrari, que hace un suculento descuento en la factura al equipo de propiedad rusa para mantener a Bianchi aprendiendo el oficio. El segundo volante está en disputa entre Chilton, que aporta mucho dinero y González, que está trabajando a destajo en Venezuela para hacerse con un presupuesto similar al de Chilton y batir a éste en prestaciones.

En Caterham, Van der Garde lo tiene complicado y podría ser reemplazado por Kovalainen, mientras que Pic, parece más que seguro.

En Toro Rosso, mi apuesta es un dúo Vergne-Sainz. Carlos no quiere oír e incluso aconseja que no se comente que Carletes puede ser piloto Toro Rosso, pero en contra de lo que dice el campeón de Rallyes, Marko afirma tajantemente que el segundo piloto saldrá del dúo Sainz-Da Costa. Carletes tiene más posibilidades que el portugués. Sainz se halla más cómodo al volante del F1 que del GP3.

El volante de Maldonado, si al final se va, (casi seguro) tiene varios candidatos, y en todas las quinielas está Massa, cuya opción por Williams será de las últimas, pero antes que quedarse fuera se agarrará a lo que sea. Nasr, también brasileño, cuya carrera está gestionada por el manager de Kimi, es el otro candidato a sustituir a Maldonado.

En Force India, uno de los dos saltará de su asiento si llega un piloto con dinero y cierta solvencia, como puede ser Magnussen, apoyado por McLaren, pero Maldonado y Massa, son dos serios candidatos al puesto de Sutil o Di Resta.

En Sauber y después de la llegada de Sirotkin hay una gran incógnita. El ruso no parece listo para un desafío semejante, pero es hijo del director general de uno de los inversores que han entrado en Sauber, la empresa NIAT (National Institute of Aviation Technologies), y veremos si se resignan a verle de probador, o con Sochi de por medio, le colocan al volante del Sauber de Hulkenberg. El alemán, con poco dinero y mucho talento puede ser una de las perlas que se queden fuera (otra vez) de la F1 el año que viene. Gutiérrez, tras esta temporada de aprendizaje sería la punta de lanza del equipo para 2013.

En Mercedes, paz y tranquilidad a la espera de un coche competitivo en todos los trazados para Hamilton y Rosberg.

En McLaren, el puesto que está más en duda es el de Button, que acaba contrato este año y aún no ha sido renovado. Pérez es un gran piloto, capaz de sacar adelante el equipo y además tiene un management encabezado por Carlos Slim y sus empresas, una de las cuales, Claro Video, está en el alerón del McLaren desde el G.P. de España. Hay muchos candidatos a ese puesto, pero quieren un británico a toda costa, así que, salvo alguna sorpresa, Jenson podría seguir un año más.

El Dream Team de Ferrari tendrá un líder claro en la persona de Alonso y, Kimi, a sumar puntos para el Campeonato de constructores.

Y en Red Bull, tranquilidad y a esperar un buen conjunto motor cambio-KERS-ERS por parte de Renault. En el apartado de pilotos líder indiscutible Vettel y Ricciardo tiene el lujo y la responsabilidad de hacer, al menos, lo mismo que Webber.

Mundial de Fórmula 1: toda la información

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.