Publicidad

Fórmula 1: se avecinan cambios importantes

El que es director de carrera de F1, Charlie Whiting, podría ser sustituido en breve y en su lugar, el francés Laurent Mekies.
José M. Rubio -
Fórmula 1: se avecinan cambios importantes

La era Ecclestone se está acabando mucho más deprisa de lo que el británico hubiera soñado nunca. No ha habido un tiempo de transición, todo ha ido rápido, como la necesidad que tiene Liberty de empezar a amortizar la inversión y generar ingresos extras a los ya existentes. Fuera del tema deportivo ha habido muchos cambios, pero aún quedan algunos hombres de confianza de Bernie Ecclestone, y sobre todo las formas de hacer las cosas.

Uno de los últimos baluartes que quedan es Charlie Whiting, quien trabajó con Bernie en los tiempos de Brabham. Herbie Blash, que ya se "jubiló" de la F1 a final de la temporada pasada y que ahora trabaja como asesor de Yamaha, también era empleado de Ecclestone en Brabham, y muchos otros.

El relevo de Whiting no parece que vaya a tardar, y todo apunta a que Laurent Mekies, que ha ido ascendiendo puestos en el escalafón FIA desde su salida de Toro Rosso donde era ingeniero, será su sucesor. Mekies ya asumió este año el papel de Blash, y posteriormente fue "ascendido" a director de carrera de la F2, y al mismo tiempo Director de Seguridad de la FIA.

Laurent Mekies es hombre de confianza de Jean Todt, que coloca sus peones para tener también cierto peso especifico en el nuevo organigrama, ya que con Bernie hubo sus roces en la época de Ferrari, y nunca fueron muy amigos. Mekies podría asumir su nuevo cometido en la F1 el año que viene, sustituyendo a Charlie Whiting, y de esta forma ya no quedaría casi nadie de la era Bernie en puestos claves.

Otra de las cosas que parece cambiarán con Liberty es la forma de gestionar todas las empresas suministradoras de la F1, comenzando a abrirse concurso para lo que antes eran adjudicaciones a dedo. Bernie siempre repartía "juego" a todos, de la misma forma que hacía con las escuderías y de esta forma la F1 era una balsa de aceite. Mucha gente involucrada en la F1 tiene a su vez una empresa que trabaja para la propia F1 como suministrador, y ese es el próximo capítulo que quiere cambiar Liberty para el año que viene, abriendo licitaciones.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.