Publicidad

McLaren, Alonso y Honda: una caldera a punto de explotar

No se sabe cuándo, pero la "caldera" en la que se ha convertido lo que se inició como la re-edición de los triunfos de Senna y Prost con Honda, explotará de forma inminente. La "Honda" expansiva puede llevarse a Alonso por delante.
José M. Rubio -
McLaren, Alonso y Honda: una caldera a punto de explotar

En la política de gestos habitual de la F1 este fin de semana pasado en Bélgica, le tocaba el turno de jugar sus bazas a Zak Brown. El “nuevo” Lewis Hamilton del equipo británico no parece que vaya a ser Stoffel Vandoorne, sino el británico Lando Norris. El CEO de McLaren le hizo de anfitrión a lo largo del fin de semana y remató su presencia en la parrilla  de salida junto al coche de Fernando Alonso.

El dedo arriba posando juntos y una foto del CEO con la joven promesa en el Instagram de Zak Brown, en el que calificaba al joven británico como "nuestro futuro campeón del mundo" dicen mucho de la situación de Lando Norris en el equipo McLaren.

Norris no podía tener mejor acompañamiento que el de su jefe, que lo mimó al máximo, saliendo también juntos cada día del circuito.

La carrera belga y los problemas de Alonso, además de sus conversaciones por radio, echaron más leña al fuego en el que Honda se abrasa cada fin de semana.

Ni Alonso tiene donde ir, ni McLaren otro motor, a no ser que Renault quiera dinamitar su relación con Red Bull.  Los ingleses querrían que se quedara Fernando, pero Honda no comparte esa opinión.  En esta disyuntiva y dada la situación, la salida de Fernando del equipo parece irremediable, a no ser que todos hagan de tripas corazón.

Alonso volvió a sacar el hacha de guerra contra Honda en Spa, tras lo que parecía el fin de las hostilidades con el buen resultado de Hungría. Brown no puede hacer más por Fernando, ni se quita las gafas Kimoa, para agradar y ayudarle con su marca, como hiciera todo el equipo Andretti en Indianápolis, pero eso ya no basta para el asturiano. Quiere el gesto definitivo, que se quiten a Honda de encima. Por los gestos del fin de semana, en McLaren tienen ya un plan “B” por si Honda no quiere irse, y ese es Lando Norris, para quien ha comenzado ya la cuenta atrás, y quien se declara ya listo para subirse al coche de Alonso.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.