Publicidad

Análisis GP Gran Bretaña 2014: lo mejor, lo peor y lo que hizo Alonso

Lewis Hamilton triunfó en el Gran Premio de su país y pone al rojo vivo, de nuevo, el Mundial de Fórmula 1. Con el abandono de su compañero de equipo Nico Rosberg cuando lideraba la carrera, la distancia entre los pilotos de Mercedes es ahora de tan sólo 4 puntos. La carrera celebrada en Silverstone dejó para el recuerdo la tremenda batalla durante 15 vueltas entre Alonso y Vettel por la quinta plaza.
Adrián Lois.

Twitter: @loisSr_motor -

Análisis GP Gran Bretaña 2014: lo mejor, lo peor y lo que hizo Alonso

Lo mejor

La batalla Vettel-Alonso. Los dos campeones del mundo dejaron para el recuerdo una de las peleas más espectaculares en pista de los últimos años. El español venía remontando desde la 16ª posición de parrilla cuando en la vuelta 33 se encontraba con Vettel saliendo de boxes. Aprovechando la primera vuelta de los neumáticos del alemán, Alonso lo adelantó a más de 300 km/h en la siempre complicada curva de ‘Copse’. Después, con unos neumáticos ocho vueltas más longevos y problemas en su alerón trasero, el asturiano se tuvo que defender con uñas y dientes de las embestidas de Vettel durante 15 vueltas. Las quejas del alemán por radio a su equipo no sirvieron de nada, hasta que a cinco giros para el final logró deshacerse del piloto de Ferrari. Y todo esto, luchando por una casi intrascendente quinta posición.

Lewis Hamilton. Tras otra clasificación decepcionante, Hamilton por fin pudo desquitarse de sus últimos resultados y vencer una carrera delante de su público. Las anteriores tres pruebas –Mónaco, Canadá y Austria– dejaban a su compañero de equipo Nico Rosberg como gran triunfador, tras haber roto entonces la racha de cuatro victorias consecutivas de Hamilton. Sin embargo, la fiabilidad le falló en esta ocasión al líder del Mundial, Rosberg, cuando también lideraba la carrera en Silverstone. Lewis no perdió la ocasión y se acerca a tan sólo 4 puntos de su compañero en el campeonato. La emoción vuelve a estar servida.

Valtteri Bottas. El finlandés protagonizó la gran remontada de la carrera. Si hace dos semanas se subió por primera vez al podium en Austria, Bottas repitió en el cajón pero en esta ocasión en la segunda plaza. Y todo esto, tras salir 14º en parrilla por el desastre de su equipo en la Q1 del sábado y tras parar una única vez en boxes. El piloto de Williams es ya quinto en el Mundial y le saca más del doble de puntos a su compañero de equipo, Felipe Massa.

F1: GP Gran Bretaña 2014         

Lo peor

Ferrari-Williams en clasificación. Dos de los equipos más laureados de la historia de la Fórmula 1 hicieron el ridículo en la sesión de clasificación del sábado. Ferrari y Williams tardaron demasiado en enviar a sus pilotos a pista durante la Q1 cuando la lluvia daba una pequeña tregua a los pilotos. En el momento en el que Bottas, Massa, Alonso y Räikkönen salieron a pista, nuevas gotas caídas del cielo les impidieron mejorar sus tiempos, clasificando 17º, 18º, 19º y 20º, respectivamente, posiciones que se vieron mejoradas por sanciones a otros pilotos. Y el descalabro pudo llegar también a Red Bull, cuyos pilotos se quedaron al borde del precipicio en la misma Q1.

Accidente de Räikkönen. Fue el momento más ‘feo’ y duro de la carrera, que tuvo la prueba parada casi una hora. El piloto de Ferrari se salía en la quinta curva del circuito durante la primera vuelta y, en su regreso a la pista, tocaba un bordillo, trompeaba, golpeaba fuertemente contra el guardarraíl con una fuerza de 47G y después Massa chocaba con él. Los reflejos del brasileño impidieron, eso sí, un golpe mucho mayor. Räikkönen lograba bajarse de su coche por sus medios y sólo fue aquejado, afortunadamente, de un golpe en uno de sus tobillos.

F1: GP Gran Bretaña 2014 

Fernando Alonso (6º)

El error estratégico de Ferrari en la Q1 le obligó a salir en la 16ª posición, y luego un fallo suyo en la salida –tras colocarse demasiado adelantado en la ‘caja’ de su posición en la parrilla–, quizás impidieron verle en el podium, ya que demostró tener ritmo para ello. El Ferrari F14-T sigue lejos de la cabeza, pero al menos se está demostrando como uno de los monoplazas más fiables. En Silverstone, la remontada de Alonso le llevó hasta la 6ª posición final y a protagonizar un espectacular duelo con Vettel. Alonso volvió a dejar muestras de su calidad adelantando y defendiéndose, recordando a los viejos duelos con Schumacher en su época de Renault.

Nuestra nota: 9.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.