Al volante del Mitsubishi de Cristina Gutiérrez: un eclipse en el Dakar

Mitsubishi España y Cristina Gutiérrez decidieron presentarse a su tercer Rally Dakar juntos con un coche más competitivo, el Eclipse Cross Proto. Tras llevarlo a la 26ª posición de la general, la burgalesa nos deja ponernos al volante de su coche.
Adrián Lois.

Twitter: loisSr_motor -

Al volante del Mitsubishi de Cristina Gutiérrez: un eclipse en el Dakar
Al volante del Mitsubishi de Cristina Gutiérrez: un eclipse en el Dakar

Dentro de una prueba tan exigente, espectacular, mediática, histórica… como el Rally Dakar, hay varios “dakares” diferentes que se pueden analizar. Al final, el que permanece en la retina de los aficionados es el Dakar de los ganadores, el de los pilotos, copilotos y coches... nombres que han escrito su nombre en letras de oro en los libros de historia del rally raid más duro del mundo. Sin embargo, el Dakar también son historias de equipos pequeños, de valientes cuya única meta es enfrentarse al reto de terminar un Dakar, de una manera u otra.

Publicidad

Muchos lo disputan únicamente con ese objetivo, de hacerse la foto en el pódium final, pero muchos otros, a pesar de contar con presupuestos limitados, buscan crecer, superarse año a año, conseguir apoyos y empezar a preparar la próxima edición cuando no acaban más que terminar la anterior. Es el caso que nos trae, en el que la división española de una marca japonesa, Mitsubishi España, y una piloto ambiciosa como pocas, Cristina Gutiérrez, se lanzan con un proyecto que en este 2019 ha elevado sus pretensiones.

Al volante del Mitsubishi de Cristina Gutiérrez: un eclipse en el Dakar

Mitsubishi y Cristina Gutiérrez: conectados

La piloto burgalesa Cristina Gutiérrez es ya imagen inseparable de Mitsubishi. En 2017, con un Montero derivado de la serie, fue la primera piloto española en llegar a la meta en la categoría de coches del Dakar. Repitió en 2018, y lo consiguió de nuevo. Pero en 2019 el reto era mucho mayor: se construyó un prototipo, el Mitsubishi Eclipse Cross Proto, un auténtico coche de carreras, con el que aspirar a cosas mayores. Adaptándose etapa a etapa en un Dakar nada favorable a los 4x4, conduciendo rápida y segura a un mismo tiempo, aprendiendo al lado de su nuevo copiloto Pablo Moreno (cuyas habilidades como mecánico fueron vitales para lograr su objetivo) y de un nuevo equipo, Sodicars Racing, lograron terminar por tercer año consecutivo y marcando su mejor posición en la prueba: 26ª.

Aunque todavía no está confirmado, damos casi por seguro que Cristina y Mitsubishi repetirán en 2020, con un coche mejorado y con el objetivo de ver hasta dónde puede llegar la burgalesa, arriesgarse, sin importar la posición. Mitsubishi España quiere que la marca, hablando ya de Mitsubishi Motors Corporation, en Japón, se lance a un proyecto oficial y regrese a su hábitat natural: el Dakar, donde la marca del tridente sigue siendo la más laureada (en victorias, con 12, y en victorias de etapa, con 150).

Al volante del Mitsubishi de Cristina Gutiérrez: un eclipse en el Dakar

Mitsubishi Eclipse Cross Proto: probamos la bestia

El Mitsubishi Eclipse Cross Proto supuso un salto de nivel en la vida deportiva de Cristina Gutiérrez y Mitsubishi España: un nuevo prototipo, con una carrocería que tiene retazos estéticos del Eclipse Cross de calle. Una bestia preparada para la competición, fiable, robusto, con tracción a las cuatro ruedas y un motor de seis cilindros en línea de gasolina, biturbo, que llega hasta los 340 CV. Diferenciales autoblocantes delantero y trasero firmados por Sadev, amortiguadores ajustables…

Publicidad

Hemos tenido la oportunidad de pilotarlo en un pequeño circuito de tierra, revirado, rodeado de árboles y vallas, lo que nos mandaba un mensaje alto y claro: tener mucho cuidado de no romperlo. Con mucho respeto y ganas, accionamos la primera velocidad empujando hacia atrás el selector mecánico del cambio de seis velocidades, soltando un pedal del embrague que nos recomiendan usar siempre que cambiemos de marcha a bajas vueltas; a altas revoluciones, en teoría, basta con accionar el mando directamente.

Al volante del Mitsubishi de Cristina Gutiérrez: un eclipse en el Dakar

Nuestro copiloto, Pablo Moreno (el mismo que el de Cristina) nos advierte antes de arrancar que desliza bastante de atrás, cosa que comprobamos ya en la primera curva (como puedes comprobar en el propio vídeo). La posición de conducción es muy elevada, la visibilidad es realmente buena y, a pesar de moverte por terrenos rotos y caminos de tierra, vas bastante cómodo. Pesa casi 2 toneladas, pero se mueve bastante ágil, redondea muy bien las curvas y te permite “jugar” siempre que te cercioras que tienes margen para dejar que deslice la zaga y poder controvolantear sin miedo. El pedal del freno es lo que más te obliga a mentalizarte: está muy pegado al acelerador y tienes que pisarlo casi a fondo para que haga su trabajo. Eso sí, una vez que pisas con decisión, frena** mucho**. A pesar de la “presión” de tener que llevar el coche a la “meta” y no alcanzar altas velocidades, el disfrute ha sido máximo y, como siempre en estos casos, te quedas con ganas de más.

Publicidad
Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...