Publicidad

Contacto rácing: Peugeot 208 GTI Sport, el elegido

Ser seleccionado para competir en las 24 Horas de Nurburgring es todo un privilegio, pero lo es más todavía cuando lo hace una firma como Peugeot Sport para subirte a un flamante 208 GTi. De su tremendo potencial hemos sido testigos al tener la oportunidad de probarlo tras la dura carrera alemana.
Texto: Juan Ignacio Eguiara. Fotos: Pacheco. -
Contacto rácing: Peugeot 208 GTI Sport, el elegido

La experiencia de subirse a un coche de carreras siempre es diferente. Cuantos más pruebas, más te gusta, y también compruebas lo diferentes que son unos de otros. Este Peugeot 208 GTi Sport lo ha realizado el departamento de competición de Peugeot para participar en las 24 Horas de Nurburgring. Si ya correr una prueba de 24 horas es muy duro, en el “Infierno verde” no te quiero ni contar. Las peculiares características de este trazado de 20 km y su adversa climatología lo hacen extremadamente complicado. De hecho, en la prueba disputada esta edición 2013, la carrera estuvo neutralizada casi toda la noche debido a la niebla, la lluvia y a los accidentes que se produjeron.

 

Conocedores de esta dureza, en Peugeot Sport diseñaron un coche de carreras apropiado para competir durante 24 horas seguidas. La experiencia de la marca desarrollando las versiones T16, R2 y Racing Cup sirvieron para completar esta última variante que ha pasado por nuestras manos. El estudio se inició en diciembre de 2012 y el primer chasis ya estaba listo en enero de 2013. Hay que pensar que el 'set up' y las características de un coche así deben ser muy específicas. No valía ninguna versión. Y eso se nota nada más montarte. Acceder a este 208 es más fácil que en el resto de sus hermanos, ya que han tenido previsto que hay que realizar varios cambios de pilotos a lo largo de una prueba. Aún así no es fácil porque la jaula es muy robusta y el baquet muy grande y envolvente, a lo que se suma una columna de dirección muy larga y baja. Esto provoca que esa columna, a la altura del pedalier, atraviese la zona entre el acelerador y el freno molestando al piloto que frene con el pie derecho. No es lo normal, porque todo el mundo a ese nivel lo hace con el izquierdo, de manera que no hay que preocuparse de que moleste la columna en la transición a la frenada. El pedal del embrague solo hay que pisarlo para arrancar y ya no hay que volver a utilizarlo. Y menos mal porque este pedal queda muy alto y resulta incómodo de manejar. Incluso tiene más recorrido de lo normal —no es duro— lo que provoca que patine el embrague bidisco cerametálico un poco en las arrancadas para salir sin calar el motor.

 

Los cambios son muy cómodos con levas tras el volante. Como no hay que pulsar el embrague ni para subir ni para bajar de marchas, estos son instantáneos y el piloto solo tiene que concentrarse en frenar en el sitio con la potencia justa. La verdad es que los frenos son muy potentes y fáciles de dosificar incluso con el pie izquierdo.

 

Las suspensiones son todo lo cómodas que se pueden esperar de un coche de este nivel. Porque no se trata de un 208 GTI muy de serie, un poco preparado. Nada más lejos de la realidad. Se trata de un producto de competición pura, desarrollado en el corazón de las instalaciones de Peugeot Sport. Aun así, han pensado que el piloto tenía que estar muchas horas al volante y no es un coche radical. La dirección es muy suave, casi demasiado, y la configuración de la suspensión, por geometrías y tarados, no es muy enérgica. Aun así estamos ante uno de los mejores coches de carreras para competir en una prueba como las 24 Horas de Nurburgring. Porque con su motor 1.6 turbo de 300 CV y sus 990 kg de peso logra altas prestaciones fácilmente en todos los terrenos: Mucha elasticidad a bajas vueltas para las zonas retorcidas del circuito y mucha velocidad punta para todas las zonas rápidas de esta infernal pista. El bastidor se comporta con nobleza en todas ellas y no resulta nervioso en ningún terreno. Siendo ágil, no es un coche estresante ni mucho menos. Se puede pilotar rápido con cierta tranquilidad, aunque las sensaciones de un coche de carreras son muy superiores a las de un Seat León de la Supercopa, por ejemplo.  

 

¿Como el GTI de serie?

Este 208 GTi Peugeot Sport aprovecha todas las virtudes del GTi de serie. Como este último, está dotado de un motor de gasolina de 1.600 c.c. que pasa de 200 a 300 CV. Este motor va acoplado a una caja de cambios de 6 velocidades accionadas por levas tras el volante. Dispone asimismo de un esquema de frenos reforzado, de llantas de 18 pulgadas, de un depósito de 100 litros de gasolina y de una aerodinámica trabajada hasta los límites del reglamento. El conjunto pesa sólo 990 kilos.

 

Ficha Técnica Peugeot 208 GTi Peugeot Sport

Motor

  • Tipo: EP6 CDT.
  • Cilindrada: 1.600 c.c. Turbo
  • Potencia máxima: 300 CV
  • Par máximo: 36 m.daN
  • Depósito: 100 l
  • Alimentación Inyección indirecta de alta presión Magneti Marelli

Electrónica

  • Centralita: SRT Magnetti Marelli + toma de datos
  • Pantalla: Magnetti Marelli a color

Transmisión

  • Caja de cambios: De 6 marchas + mando secuencial con levas al volante
  • Embrague: Mecanismo de empuje, bi-disco cerametálico de 184 mm

Frenos/Dirección

  • Frenos delanteros: Discos ventilados Ø355 x 28 mm / Pinzas de 6 pistones
  • Frenos traseros: Discos macizos Ø290x12 mm Pinzas mono-pistón repartidor de frenada delantero/trasero
  • Dirección: De cremallera asistida hidráulicamente

Suspensiones

  • Suspensión delantera: Pseudo McPherson, triángulos específicos rotulados
  • Barra estabilizadora delantera específica sobre palieres lisos
  • Brazo de fuerza específico: aluminio forjado (reglaje de caída en el lado del pivote).
  • Suspensión trasera: Eje en “H” reforzado y modificado con barra estabilizadora intercambiable
  • Amortiguadores del/tras: Öhlins específicos de 3 vías + tope hidráulico regulable específicos

Chasis

  • Estructura: Estructura reforzada con arco multipunto soldado (norma FIA)
  • Elementos abribles: Puertas, capó y portón en material compuesto
  • Cristales: Cristales laterales y luneta trasera en policarbonato
  • Peso: 990 kilos
  • Reparto del/tras: 63% / 37%

Dimensiones

  • Longitud / anchura: 3.962 mm / 1.820 mm
  • Batalla: 2.560 mm

Ruedas

  • Ruedas / neumáticos Slicks 245/65-18 - neumáticos de lluvia 245/65-18

Aerodinámica

  • Labio inferior delantero vertical de material blando
  • Alerón trasero de 1.440 mm de acuerdo con el reglamento VLN Difusor trasero

Características técnicas del 208 GTi Peugeot Sport

El 208 GTi Peugeot Sport es la cuarta declinación para competición del 208. Para ello, aprovecha los desarrollos de las otras tres versiones (T16, R2 y Racing Cup), lo que ha permitido crearlo en un plazo muy breve. Los estudios se iniciaron en diciembre de 2012 y la preparación del primer chasis se completó en enero de 2013. El montaje del coche se realizó a primeros de febrero y a finales del mismo mes, el coche ya estaba en condiciones de rodar.


El 208 GTI Peugeot Sport aprovecha parte del banco de órganos desarrollados y probados en los 208 T16, 208 R2 y 208 Racing Cup así como los que se crearon para el RCZ Racing Cup, una auténtica referencia en la categoría SP2T en Alemania tras sus triunfos en el VNL, en las 24 Horas de Nürburgring y en las 12 Horas de Bathurst este mismo año.

 

 

Te recomendamos

Aprovechando su red de 45 mercados, Tradus te ofrece una plataforma de compraventa de...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Al más alto nivel podrás disfrutar con el VW Multivan de un fin de semana en la playa...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

En 2017, las ventas de coches de gasolina, eléctricos, híbridos y de gas superaron a ...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.