Publicidad

Consejos al volante: detente con el semáforo en rojo… ¡y en ámbar!

Es la segunda infracción más cometida en ciudad y puede acarrear consecuencias gravísimas. Respetar un semáforo en rojo debe ser una norma tan básica, como no acelerar en ámbar.
Jordi Moral.

Twitter: @jordimoralp -

Consejos al volante: detente con el semáforo en rojo… ¡y en ámbar!

Cada año llegan a producirse más de 800 accidentes con víctimas en España a consecuencia de no respetar los semáforos de circulación. De ellos, según la DGT, hasta un 4 por ciento llegan a resultar mortales. Las consecuencias de saltarse un luminoso en rojo en una intersección pueden resultar fatales y, al contrario de lo imaginado, no es una actitud minoritaria: hasta 17 de cada 100 denuncias urbanas de circulación son resultado de no cumplir con esta norma prioritaria.

Nuestro vídeo consejo sobre semáforos no sólo incide, obviamente, en la obligatoriedad de no pasar ante un semáforo en rojo. Faltaría más. Es el momento también de recordar que no te anticipes a su inmediato paso a verde, ni aceleres, como suele ser habitual, al verlo pasar a ámbar: puede que al otro lado del cruce haya otro conductor pensando lo mismo que tú. Evita riesgos.

 

- También te puede interesar: 10 errores evitables en la conducción diaria.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.