Publicidad

Comparativa: Skoda Karoq, Nissan Qashqai y VW Tiguan, ¿qué SUV interesa?

El Skoda Karoq se enfrenta al líder, el Nissan Qashqai, y a la referencia, el VW Tiguan: tres nuevos SUV compactos, con motor gasolina de última generación y 4x2. ¿Cuál es mejor?
AMS/Jordi Moral.

Twitter: @jordimoralp Fotos: Achim Hartmann. -

Comparativa: Skoda Karoq, Nissan Qashqai y VW Tiguan, ¿qué SUV interesa?

Ya está en nuestro mercado y, como uno de los SUV más esperados de los últimos meses, no llega para bromear. Aunque de momento convive con el Yeti, el nuevo SUV desarrollado por Skoda para sustituirle en el segmento más demandado, el de los compactos, aterriza dispuesto a plantar cara a los grandes líderes históricos de nuestro mercado. Basado en la plataforma de los nuevos Seat Ateca o Volkswagen Tiguan, el nuevo Skoda Karoq no sólo se convierte ya en una amenaza para ellos, sino también claramente para los más vendidos y competitivos del momento: Hyundai Tucson, Kia Sportage y, sí, también para el todopoderoso Nissan Qashqai.

Así que en un primer enfrentamiento, que realizamos hoy gracias a nuestros colegas alemanas de Auto Motor und Sport, debíamos comprobar hasta dónde puede llegar comparado a lo mejor. Y lo mejor ahora mismo a nivel comercial pasa claramente por batirse frente a un Nissan Qashqai, que tras renovarse en 2017 sigue siendo con rotundidad el SUV más vendido del mercado. Y lo mejor ahora mismo en términos de confort y calidad de realización entre las marcas generalistas, también pasaba por saber si podría estar a la altura de un más caro Volkswagen Tiguan. Todos en versión de tracción delantera y con motor de gasolina de entre 150 y 163 CV. ¡A sus asientos!Comparativa SUV compactos

Skoda Karoq 1.5 TSI ACT

Con 4,38 metros de longitud, el Skoda Karoq como decimos ha sido el último en llegar al mercado y, quizá, sólo se permite una extravagancia: su nombre, que siguendo la tendencia marcada por su hermano mayor Kodiaq, es la fusión de las palabras “coche” y “flecha” en el idioma de los Alutiiq, habitantes de una isla de Alaska. Sí, porque si analizas por cualquier otro apartado este nuevo SUV compacto sólo encontrarás un producto casi redondo en cuanto a espacio, versatilidad y calidad de realización.

Es decir, el Skoda Karoq mantiene muchas de las virtudes que ya luce hoy su hermano casi gemelo, el Seat Ateca desarrollado con su misma arquitectura. Si el Yeti acusó un pequeño maletero, ahora este nuevo modelo supera sus anteriores 400 litros rascados para subir hasta unos mínimos 470 que pueden alcanzar los 555 litros reales, según nuestro Centro Técnico, una cifra ya de garantía… y comparables a los 535 del Ateca. Además cuenta con un piso variable que le hace ser muy práctico. ¿Quién necesita así ya un turismo de carrocería familiar? Si no es por estética, no aporta más espacio.

Skoda KaroqYa en habitabilidad, el Skoda Karoq puede, como el Tiguan, contar con fila trasera corredera que justifica esa variación de maletero… lo que también le acercaría incluso a un monovolumen. Con hasta 15 centímetros de desplazamiento, permite ofrecer hasta 73 centímetros para piernas en el mejor de los casos, con una buena anchura y una altura interior que, sin ser extraordinaria, resulta más que correcta. Incluso con este sistema opcional Varioflex se pueden retirar selectivamente los asientos traseros, lo que, quitando el central, incluso permite centrar más los laterales para convertirlo en un comodísimo 2+2 plazas. El respaldo también se puede ajustar en 13 grados.

Ese espacio, muy bueno y sobre todo modulable, aunque no el mejor en centímetro de la categoría, se complementa eso sí con las múltiples soluciones inteligentes que ofrece como siempre Skoda en su interior. Disponemos así desde paraguas a carga inductiva para el móvil, grandes portavasos o linterna extraíble en el maletero. En cuanto a calidad percibida, el Karoq cuenta con un muy buen ambiente aunque manteniendo cierta distancia (obviamente, intereses de grupo) con el algo mejor resuelto VW Tiguan. Nada que objetar eso sí en ajustes y solidez.

Dinámicamente el nuevo Skoda Karoq es también un SUV de lo más agradable. Incluso sin la opcional amortiguación adaptativa que puede ofrecer, resulta siempre muy cómodo, beneficiado también, cómo no, por una sonoridad muy contenida fruto del buen aislamiento general. Con una dirección precisa, nos llega a parecer más ágil también que sus dos rivales de comparativa… y eso que en la versión de tracción delantera llega con una suspensión trasera con un eje torsional y no un multibrazo como el Tiguan. Su ESP funciona correctamente, siempre dispuesto a no perder adherencia.

Interior Skoda KaroqA nivel mecánico, nos subimos a este Skoda Karoq con motor 1.5 TSI con sistema de desactivación de cilindros y 150 CV de potencia, la última evolución más avanzada del TSI, aun con 1,4 litros, con que cuenta el Tiguan. Junto a un cambio automático DSG de doble embrague y 7 velocidades, resulta un SUV muy refinado y armonioso. Menos pesado obviamente que el más grande Tiguan con semejante motor/cambio, el Karoq tiene ligera ventaja también en consumos.

Con unos buenos frenos, un equipamiento completo y un precio en el mercado que varía en esta versión mecánica entre los 26.000 y los 28.500 euros, ¿serán argumentos suficientes como para llevarse la victoria en esta comparativa? Sigamos…

Nissan Qashqai 1.6 DIG-T

Turno para subirse al Nissan Qashqai, posiblemente el vehículo más exitoso ya de la historia de la marca. Y si no lo es en facturación o en ventas… sí lo es desde luego en imitadores: desde que popularizó la categoría de SUV compactos, prácticamente no ha habido marca que haya intentado lanzar un producto a imagen y semejanza suya para superarle en el mercado. Y, hasta hoy, nadie lo ha conseguido.

Nissan QashqaiCon 4,39 metros de longitud, el Nissan Qashqai ha tenido un pequeño lavado de cara este año para mejorar sobre todo su equipamiento. Ha mejora algo su equipo de info-entretenimiento, pero sigue sin convencer totalmente su pantalla y resolución. También ha ganado algo en confort, con nuevos ajustes de amortiguación, obteniendo un muy buen comportamiento en carretera, pero sintiéndose en la absorción del bache algo menos fino hoy que sus dos rivales de comparativa, muy buenos por cierto en este sentido. Se siente algo menos preciso que sus rivales y cuenta con un ESP que interviene más temprano para restarle algo de agilidad.

Muy seguro siempre, eso sí, a nivel de espacio el Nissan Qashqai siempre marcó territorio en habitabilidad para dejar fijadas las dimensiones que sus rivales debían superar para, al menos, resultar tan prácticos como él. Y en eso si se han terminado imponiendo nuevos rivales como el Seat Ateca o el Skoda Karoq hoy. Ofrece 455 litros reales de carga, no cuenta con fila trasera deslizante y el espacio trasero para las piernas es de 72 centímetros. Todo más que correcto, pero sin ser ya referencia.

Interior Nissan QashqaiMecánicamente, el Qashqai opta en esta categoría a un motor, también turbo, pero de 1,6 litros de cilindrada, con 163 CV pero sin desactivación de cilindros como sus rivales. Resulta un coche también agradable, rápido (capaz de bajar de los 30 segundos en la aceleración de 0 a 1.000 metros), pero con un consumo ya algo mayor, superando los 7 litros a los 100 km en carretera y los 8 l/100 km en ciudad.

Con un equipamiento también muy mejorado tras su actualización, el Nissan Qashqai 1.6 DIG-T parte de 23.750 euros a 32.000 euros en función de su nivel de acabado. En los superiores, un precio por encima de un Karoq no peor equipado. Victoria aquí para el Skoda… de momento.

Volkswagen Tiguan 1.4 TSI ACT

Sí, porque aún queda valorar al Volkswagen Tiguan, un rival siempre demasiado serio… aunque con la mejora de sus rivales puede ya que su más alto precio y peor equipamiento de serie empiecen a pesar demasiado como para decidirse por él en el segmento de los SUV compactos.

Volkswagen TiguanCon 4,49 metros de longitud, de sus rivales se desmarca ya con casi 10 centímetros más, que no son pocos. Todo ello debería generar un espacio interior sensiblemente superior… y en parte lo es. Con fila trasera con capacidad también para desplazarse como el Karoq, pero en hasta 18 centímetros esta vez, ofrece el mayor maletero, capaz de variar de mínimos 555 litros de capacidad a 690 litros si avanzamos toda la fila al máximo. También el espacio para piernas en la 2ª fila oscila entre 58 y 76 cm y ofrece, de los tres, tanto la mayor anchura como altura interior. Fantástico, pero, en la práctica, un Skoda Karoq es capaz de hacerlo casi tan bien como él.

Dinámicamente, puede que el Volkswagen Tiguan se siente ligeramente más refinado en carretera, rodando con algo más de confort… sobre todo con su amortiguación adaptativa opcional. Pero, aquí, el Karoq es capaz de seguirle los talones, sintiéndose más ágil por su mayor ligereza e, incluso, con una dirección y un tacto más directo y rápido. Los 96 kg que marca la báscula de diferencia entre ambos son, sin duda, definitivos.

Mecánicamente ya hemos dicho que, además, el VW Tiguan no está tan avanzado como el Karoq. Su motor TSI, también de 150 CV y también con desconexión de cilindros, es la versión anterior de 1,4 litros y no la nueva de 1,5 litros. Asociado en este caso a una caja automática DSG, pero de 6 en lugar de las 7 velocidades del Karoq, resulta un SUV suave, enérgico, preciso y de gran respuesta en carretera… aunque eso sí también más lento: casi 3 segundos más que Qashqai o Karoq en los 1.000 metros. Y con un consumo más elevado también que el Skoda.

Interior Volkswagen TiguanSi a todo ello sumamos el precio del VW Tiguan 1.4 TSI ACT, entre 32.150 y 37.000 euros, no tenemos en esta comparativa duda. El Skoda Karoq 1.5 TSI ACT es nuestro claro ganador.

También te puede interesar:

¿El mejor SUV? Comparativa: todos contra todos

Buscamos el mejor SUV Diesel: Seat Ateca, Nissan Qashqai, Kia Sportage

Comparativa: frente a frente, todos los nuevos SUV compactos

Así que en un primer enfrentamiento, que realizamos hoy gracias a nuestros colegas alemanas de Auto Motor und Sport, debíamos comprobar hasta dónde puede llegar comparado a lo mejor. Y lo mejor ahora mismo a nivel comercial pasa claramente por batirse frente a un Nissan Qashqai, que tras renovarse en 2017 sigue siendo con rotundidad el SUV más vendido del mercado. Y lo mejor ahora mismo en términos de confort y calidad de realización entre las marcas generalistas, también pasaba por saber si podría estar a la altura de un más caro Volkswagen Tiguan. Todos en versión de tracción delantera y con motor de gasolina de entre 150 y 163 CV. ¡A sus asientos!Comparativa SUV compactos

Skoda Karoq 1.5 TSI ACT

Con 4,38 metros de longitud, el Skoda Karoq como decimos ha sido el último en llegar al mercado y, quizá, sólo se permite una extravagancia: su nombre, que siguendo la tendencia marcada por su hermano mayor Kodiaq, es la fusión de las palabras “coche” y “flecha” en el idioma de los Alutiiq, habitantes de una isla de Alaska. Sí, porque si analizas por cualquier otro apartado este nuevo SUV compacto sólo encontrarás un producto casi redondo en cuanto a espacio, versatilidad y calidad de realización.

Es decir, el Skoda Karoq mantiene muchas de las virtudes que ya luce hoy su hermano casi gemelo, el Seat Ateca desarrollado con su misma arquitectura. Si el Yeti acusó un pequeño maletero, ahora este nuevo modelo supera sus anteriores 400 litros rascados para subir hasta unos mínimos 470 que pueden alcanzar los 555 litros reales, según nuestro Centro Técnico, una cifra ya de garantía… y comparables a los 535 del Ateca. Además cuenta con un piso variable que le hace ser muy práctico. ¿Quién necesita así ya un turismo de carrocería familiar? Si no es por estética, no aporta más espacio.

Skoda KaroqYa en habitabilidad, el Skoda Karoq puede, como el Tiguan, contar con fila trasera corredera que justifica esa variación de maletero… lo que también le acercaría incluso a un monovolumen. Con hasta 15 centímetros de desplazamiento, permite ofrecer hasta 73 centímetros para piernas en el mejor de los casos, con una buena anchura y una altura interior que, sin ser extraordinaria, resulta más que correcta. Incluso con este sistema opcional Varioflex se pueden retirar selectivamente los asientos traseros, lo que, quitando el central, incluso permite centrar más los laterales para convertirlo en un comodísimo 2+2 plazas. El respaldo también se puede ajustar en 13 grados.

Ese espacio, muy bueno y sobre todo modulable, aunque no el mejor en centímetro de la categoría, se complementa eso sí con las múltiples soluciones inteligentes que ofrece como siempre Skoda en su interior. Disponemos así desde paraguas a carga inductiva para el móvil, grandes portavasos o linterna extraíble en el maletero. En cuanto a calidad percibida, el Karoq cuenta con un muy buen ambiente aunque manteniendo cierta distancia (obviamente, intereses de grupo) con el algo mejor resuelto VW Tiguan. Nada que objetar eso sí en ajustes y solidez.

Publicidad

Dinámicamente el nuevo Skoda Karoq es también un SUV de lo más agradable. Incluso sin la opcional amortiguación adaptativa que puede ofrecer, resulta siempre muy cómodo, beneficiado también, cómo no, por una sonoridad muy contenida fruto del buen aislamiento general. Con una dirección precisa, nos llega a parecer más ágil también que sus dos rivales de comparativa… y eso que en la versión de tracción delantera llega con una suspensión trasera con un eje torsional y no un multibrazo como el Tiguan. Su ESP funciona correctamente, siempre dispuesto a no perder adherencia.

Interior Skoda KaroqA nivel mecánico, nos subimos a este Skoda Karoq con motor 1.5 TSI con sistema de desactivación de cilindros y 150 CV de potencia, la última evolución más avanzada del TSI, aun con 1,4 litros, con que cuenta el Tiguan. Junto a un cambio automático DSG de doble embrague y 7 velocidades, resulta un SUV muy refinado y armonioso. Menos pesado obviamente que el más grande Tiguan con semejante motor/cambio, el Karoq tiene ligera ventaja también en consumos.

Con unos buenos frenos, un equipamiento completo y un precio en el mercado que varía en esta versión mecánica entre los 26.000 y los 28.500 euros, ¿serán argumentos suficientes como para llevarse la victoria en esta comparativa? Sigamos…

Nissan Qashqai 1.6 DIG-T

Turno para subirse al Nissan Qashqai, posiblemente el vehículo más exitoso ya de la historia de la marca. Y si no lo es en facturación o en ventas… sí lo es desde luego en imitadores: desde que popularizó la categoría de SUV compactos, prácticamente no ha habido marca que haya intentado lanzar un producto a imagen y semejanza suya para superarle en el mercado. Y, hasta hoy, nadie lo ha conseguido.

Nissan QashqaiCon 4,39 metros de longitud, el Nissan Qashqai ha tenido un pequeño lavado de cara este año para mejorar sobre todo su equipamiento. Ha mejora algo su equipo de info-entretenimiento, pero sigue sin convencer totalmente su pantalla y resolución. También ha ganado algo en confort, con nuevos ajustes de amortiguación, obteniendo un muy buen comportamiento en carretera, pero sintiéndose en la absorción del bache algo menos fino hoy que sus dos rivales de comparativa, muy buenos por cierto en este sentido. Se siente algo menos preciso que sus rivales y cuenta con un ESP que interviene más temprano para restarle algo de agilidad.

Publicidad

Muy seguro siempre, eso sí, a nivel de espacio el Nissan Qashqai siempre marcó territorio en habitabilidad para dejar fijadas las dimensiones que sus rivales debían superar para, al menos, resultar tan prácticos como él. Y en eso si se han terminado imponiendo nuevos rivales como el Seat Ateca o el Skoda Karoq hoy. Ofrece 455 litros reales de carga, no cuenta con fila trasera deslizante y el espacio trasero para las piernas es de 72 centímetros. Todo más que correcto, pero sin ser ya referencia.

Interior Nissan QashqaiMecánicamente, el Qashqai opta en esta categoría a un motor, también turbo, pero de 1,6 litros de cilindrada, con 163 CV pero sin desactivación de cilindros como sus rivales. Resulta un coche también agradable, rápido (capaz de bajar de los 30 segundos en la aceleración de 0 a 1.000 metros), pero con un consumo ya algo mayor, superando los 7 litros a los 100 km en carretera y los 8 l/100 km en ciudad.

Con un equipamiento también muy mejorado tras su actualización, el Nissan Qashqai 1.6 DIG-T parte de 23.750 euros a 32.000 euros en función de su nivel de acabado. En los superiores, un precio por encima de un Karoq no peor equipado. Victoria aquí para el Skoda… de momento.

Volkswagen Tiguan 1.4 TSI ACT

Sí, porque aún queda valorar al Volkswagen Tiguan, un rival siempre demasiado serio… aunque con la mejora de sus rivales puede ya que su más alto precio y peor equipamiento de serie empiecen a pesar demasiado como para decidirse por él en el segmento de los SUV compactos.

Volkswagen TiguanCon 4,49 metros de longitud, de sus rivales se desmarca ya con casi 10 centímetros más, que no son pocos. Todo ello debería generar un espacio interior sensiblemente superior… y en parte lo es. Con fila trasera con capacidad también para desplazarse como el Karoq, pero en hasta 18 centímetros esta vez, ofrece el mayor maletero, capaz de variar de mínimos 555 litros de capacidad a 690 litros si avanzamos toda la fila al máximo. También el espacio para piernas en la 2ª fila oscila entre 58 y 76 cm y ofrece, de los tres, tanto la mayor anchura como altura interior. Fantástico, pero, en la práctica, un Skoda Karoq es capaz de hacerlo casi tan bien como él.

Dinámicamente, puede que el Volkswagen Tiguan se siente ligeramente más refinado en carretera, rodando con algo más de confort… sobre todo con su amortiguación adaptativa opcional. Pero, aquí, el Karoq es capaz de seguirle los talones, sintiéndose más ágil por su mayor ligereza e, incluso, con una dirección y un tacto más directo y rápido. Los 96 kg que marca la báscula de diferencia entre ambos son, sin duda, definitivos.

Publicidad

Mecánicamente ya hemos dicho que, además, el VW Tiguan no está tan avanzado como el Karoq. Su motor TSI, también de 150 CV y también con desconexión de cilindros, es la versión anterior de 1,4 litros y no la nueva de 1,5 litros. Asociado en este caso a una caja automática DSG, pero de 6 en lugar de las 7 velocidades del Karoq, resulta un SUV suave, enérgico, preciso y de gran respuesta en carretera… aunque eso sí también más lento: casi 3 segundos más que Qashqai o Karoq en los 1.000 metros. Y con un consumo más elevado también que el Skoda.

Interior Volkswagen TiguanSi a todo ello sumamos el precio del VW Tiguan 1.4 TSI ACT, entre 32.150 y 37.000 euros, no tenemos en esta comparativa duda. El Skoda Karoq 1.5 TSI ACT es nuestro claro ganador.

También te puede interesar:

¿El mejor SUV? Comparativa: todos contra todos

Buscamos el mejor SUV Diesel: Seat Ateca, Nissan Qashqai, Kia Sportage

Comparativa: frente a frente, todos los nuevos SUV compactos

Publicidad

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.