Publicidad

10 trucos para que tu coche consuma menos combustible (Vídeo)

La familia, el maletero o la deportividad puede condicionar la compra de nuestro coche, pero pocas variables son tan importantes como el consumo de combustible. Te contamos 10 trucos para que tu coche consuma lo menos posible.
Alberto de la Torre.

Twitter: @autopista_es -

10 trucos para que tu coche consuma menos combustible (Vídeo)

Día tras día se debate en nuestras redes sociales sobre el ahorro de consumo y los kilómetros que hay que hacer para amortizar cada coche. Los defensores de la gasolina dicen que un Diesel es más caro de mantener, éstos dicen que consumen menos, al menos como un híbrido en carretera, los últimos que un híbrido es mejor para ciudad y los que tienen GLP y GNC aseguran tener el mejor producto de todos.

Sea como sea, una vez que hemos comprado el coche sólo nos queda intentar rebajar al máximo nuestros consumos, en los que influye el motor de nuestro vehículo, pero también nuestra forma de conducir o lo que llevamos dentro del coche. Aquí tienes una serie de consejos para evitar que nuestros consumos se disparen más de lo debido.

Compra con cabeza

Ante todo, no te dejes guiar por impulsos de última hora, modas o mensajes de información sesgada. Por suerte, Diesel y gasolina ya no son las únicas alternativas a la hora de comprar un coche, pero tampoco deben ser denostados o marginados, pues también tienen algunas ventajas contra las que no pueden competir los eléctricos, los híbridos o el GNC (Gas Natural Comprimido) y el GLP (Gas Licuado de Petróleo).

Además, a la hora de adquirir un coche, recuerda que no todo es motor, el peso, el tamaño de las ruedas o el coeficiente aerodinámico son algunos detalles que pueden hacer que bajemos el consumo algunas décimas.

Tu forma de conducir

Circular tranquilo, no apurar las marchas hasta el corte o prever posibles frenazos hará que nuestro consumo se reduzca sensiblemente y, al tiempo, nuestro bolsillo engorde en la misma proporción. Se calcula que entre el 30 y el 50 por ciento del gasto de combustible depende exclusivamente de nuestra manera de conducir.

Ahorrar combustible no es sinónimo de ir despacio, es sinónimo de conducir bien, mirando lejos para anticiparnos a lo que está por venir, reduciendo las frenadas, levantando el pie cuando es necesario y acelerando de manera progresiva y sin brusquedades.

Consumos

Telepeaje

A poco que transitemos por carreteras de peaje, el telepeaje supone un ahorro a nuestro bolsillo, con importes sensiblemente inferiores que si nos paramos en la barrera. Pero es que, además, eliminar la necesidad de detenernos rebajará nuestro gasto de combustible lo suficiente para que acabe siendo rentable su uso.

En caso de que no dispongamos de ello, pasar por la fila que menos coches tenga reducirá nuestro tiempo de espera y, por tanto, minutos que estará nuestro coche funcionando al ralentí, el momento más ineficiente de un coche de combustión, ya que gastamos sin movernos. Además, una vez pasada la barrera, no olvides que estás en una carretera y no en un circuito, acelera suavemente y sin pisotones al acelerador.

Uso del navegador

El navegador no sólo sirve para saber cómo llegar a un sitio que no conoces, la mayoría de ellos y la de aplicaciones que utilizan navegadores también aprovechan la información que reciben a tiempo real para mostrarte cuál es la ruta más rápida y en la que hay menos tráfico. Acostúmbrate a no tener una ruta fija, el tráfico es cambiante y cambiante puede ser tu consumo si no evitas los atascos.

Combustibles aditivados

Los aditivos añadidos al combustible sirven para mejorar el rendimiento del coche y aumentar la vida de nuestros motores. Además, parte de la eficiencia del combustible tiene su elemento clave en su aditivado, con el objetivo de conseguir hacer más kilómetros con los mismos litros de combustible.

Maletero

Maleteros y carga

Como os decíamos en el primer punto, el peso es enemigo de nuestro bolsillo. Cuanto más ligero sea nuestro coche, menos combustible necesitaremos para moverlo y, por tanto, más dinero acumularemos en la hucha. Pero, una vez comprado el coche, poco podemos hacer por rebajar su peso más allá de llevar lo justo y necesario. No acumules trastos inservibles en el maletero. Poca cosa puede hacer el usuario para hacer que su coche pese menos, así que no lo compliques aún más. Del mismo modo, desmonta la baca y otros elementos poco aerodinámicos y no los lleves puestos si no los estás utilizando.

Aire acondicionado

El aire acondicionado y el climatizador no sólo son elementos de comodidad, también lo son de seguridad, ya que evita la somnolencia consecuencia de ambientes demasiado cálidos. Sin embargo, utilizarlo indiscriminadamente aumenta el consumo entre medio litro y litro y medio por cada 100 kilómetros.

Por lo tanto, no lo pongas a tope cuando haga calor. Y lo mismo con el frío. Utilízalo con cabeza y de manera progresiva. En caso de que haga calor, llevar las ventanillas bajadas algo de tiempo antes de poner a funcionar el aire acondicionado servirá para rebajar la temperatura del interior sin un gasto extra. A veces, lo barato sale caro.

Utiliza el mejor aceite

Regalar a tu coche aceite de buena calidad no sólo sirve para mejorar su mantenimiento, también ayuda a reducir las fricciones entre los componentes y, por tanto, reducir el consumo. Esto es especialmente importante en los motores Diesel, ya que los buenos aceites generan menos partículas que los de peor calidad y, por tanto, disminuye el número de limpiezas del filtro de partículas al que está obligado el coche cuando éste se colmata, momento en el que el coche revoluciona un poco el motor para generar más calor (aumentando el consumo) y que sea éste el que acabe con dichas partículas.

Presión

Presión de los neumáticos

Llevar los neumáticos inflados a una presión adecuada también disminuirá nuestro gasto en combustible. Si nuestros compuestos están deshinchados no sólo son más inseguros y más susceptibles de sufrir un pinchazo, también contarán con una mayor superficie que esté rozando con el suelo y, por tanto, una mayor resistencia a nuestra marcha, obligando a consumir más de lo debido.

Pese a ello, no peques de defecto pero tampoco de exceso, inflar los neumáticos por encima de los límites marcados por el fabricante también puede redundar en una mayor facilidad para sufrir un reventón o desgastarlos irregularmente, disminuyendo su vida útil. En resumen, vigila que la presión de los compuestos esté siempre en los límites marcados por el fabricante.

Mantenimiento

Mantener nuestro coche en el mejor estado hará que sus compuestos trabajen de la manera más eficiente posible, eliminando defectos que nos obliguen a consumir más combustible para conseguir el mismo resultado. Y esto sirve tanto para el motor como para otro tipo de elementos que utilizan la fuerza del motor para su funcionamiento, como el aire acondicionado. La limpieza y cuidados diarios son tus mejores aliados si queremos que nuestro bolsillo no acabe teniendo un agujero.

También te puede interesar:

Las gasolineras más baratas: ahorra dinero y tiempo sólo con una aplicación

Coches de gas natural: conoce sus principales ventajas (vídeo y fotos)

Dudas: Presiones de inflado muy altas o Eco, ¿Compensan? ¿Cuánto ahorras?

Sea como sea, una vez que hemos comprado el coche sólo nos queda intentar rebajar al máximo nuestros consumos, en los que influye el motor de nuestro vehículo, pero también nuestra forma de conducir o lo que llevamos dentro del coche. Aquí tienes una serie de consejos para evitar que nuestros consumos se disparen más de lo debido.

Compra con cabeza

Ante todo, no te dejes guiar por impulsos de última hora, modas o mensajes de información sesgada. Por suerte, Diesel y gasolina ya no son las únicas alternativas a la hora de comprar un coche, pero tampoco deben ser denostados o marginados, pues también tienen algunas ventajas contra las que no pueden competir los eléctricos, los híbridos o el GNC (Gas Natural Comprimido) y el GLP (Gas Licuado de Petróleo).

Además, a la hora de adquirir un coche, recuerda que no todo es motor, el peso, el tamaño de las ruedas o el coeficiente aerodinámico son algunos detalles que pueden hacer que bajemos el consumo algunas décimas.

Tu forma de conducir

Circular tranquilo, no apurar las marchas hasta el corte o prever posibles frenazos hará que nuestro consumo se reduzca sensiblemente y, al tiempo, nuestro bolsillo engorde en la misma proporción. Se calcula que entre el 30 y el 50 por ciento del gasto de combustible depende exclusivamente de nuestra manera de conducir.

Ahorrar combustible no es sinónimo de ir despacio, es sinónimo de conducir bien, mirando lejos para anticiparnos a lo que está por venir, reduciendo las frenadas, levantando el pie cuando es necesario y acelerando de manera progresiva y sin brusquedades.

Consumos

Publicidad

Telepeaje

A poco que transitemos por carreteras de peaje, el telepeaje supone un ahorro a nuestro bolsillo, con importes sensiblemente inferiores que si nos paramos en la barrera. Pero es que, además, eliminar la necesidad de detenernos rebajará nuestro gasto de combustible lo suficiente para que acabe siendo rentable su uso.

En caso de que no dispongamos de ello, pasar por la fila que menos coches tenga reducirá nuestro tiempo de espera y, por tanto, minutos que estará nuestro coche funcionando al ralentí, el momento más ineficiente de un coche de combustión, ya que gastamos sin movernos. Además, una vez pasada la barrera, no olvides que estás en una carretera y no en un circuito, acelera suavemente y sin pisotones al acelerador.

Uso del navegador

El navegador no sólo sirve para saber cómo llegar a un sitio que no conoces, la mayoría de ellos y la de aplicaciones que utilizan navegadores también aprovechan la información que reciben a tiempo real para mostrarte cuál es la ruta más rápida y en la que hay menos tráfico. Acostúmbrate a no tener una ruta fija, el tráfico es cambiante y cambiante puede ser tu consumo si no evitas los atascos.

Combustibles aditivados

Los aditivos añadidos al combustible sirven para mejorar el rendimiento del coche y aumentar la vida de nuestros motores. Además, parte de la eficiencia del combustible tiene su elemento clave en su aditivado, con el objetivo de conseguir hacer más kilómetros con los mismos litros de combustible.

Maletero

Publicidad

Maleteros y carga

Como os decíamos en el primer punto, el peso es enemigo de nuestro bolsillo. Cuanto más ligero sea nuestro coche, menos combustible necesitaremos para moverlo y, por tanto, más dinero acumularemos en la hucha. Pero, una vez comprado el coche, poco podemos hacer por rebajar su peso más allá de llevar lo justo y necesario. No acumules trastos inservibles en el maletero. Poca cosa puede hacer el usuario para hacer que su coche pese menos, así que no lo compliques aún más. Del mismo modo, desmonta la baca y otros elementos poco aerodinámicos y no los lleves puestos si no los estás utilizando.

Aire acondicionado

El aire acondicionado y el climatizador no sólo son elementos de comodidad, también lo son de seguridad, ya que evita la somnolencia consecuencia de ambientes demasiado cálidos. Sin embargo, utilizarlo indiscriminadamente aumenta el consumo entre medio litro y litro y medio por cada 100 kilómetros.

Por lo tanto, no lo pongas a tope cuando haga calor. Y lo mismo con el frío. Utilízalo con cabeza y de manera progresiva. En caso de que haga calor, llevar las ventanillas bajadas algo de tiempo antes de poner a funcionar el aire acondicionado servirá para rebajar la temperatura del interior sin un gasto extra. A veces, lo barato sale caro.

Utiliza el mejor aceite

Regalar a tu coche aceite de buena calidad no sólo sirve para mejorar su mantenimiento, también ayuda a reducir las fricciones entre los componentes y, por tanto, reducir el consumo. Esto es especialmente importante en los motores Diesel, ya que los buenos aceites generan menos partículas que los de peor calidad y, por tanto, disminuye el número de limpiezas del filtro de partículas al que está obligado el coche cuando éste se colmata, momento en el que el coche revoluciona un poco el motor para generar más calor (aumentando el consumo) y que sea éste el que acabe con dichas partículas.

Presión

Publicidad

Presión de los neumáticos

Llevar los neumáticos inflados a una presión adecuada también disminuirá nuestro gasto en combustible. Si nuestros compuestos están deshinchados no sólo son más inseguros y más susceptibles de sufrir un pinchazo, también contarán con una mayor superficie que esté rozando con el suelo y, por tanto, una mayor resistencia a nuestra marcha, obligando a consumir más de lo debido.

Pese a ello, no peques de defecto pero tampoco de exceso, inflar los neumáticos por encima de los límites marcados por el fabricante también puede redundar en una mayor facilidad para sufrir un reventón o desgastarlos irregularmente, disminuyendo su vida útil. En resumen, vigila que la presión de los compuestos esté siempre en los límites marcados por el fabricante.

Mantenimiento

Mantener nuestro coche en el mejor estado hará que sus compuestos trabajen de la manera más eficiente posible, eliminando defectos que nos obliguen a consumir más combustible para conseguir el mismo resultado. Y esto sirve tanto para el motor como para otro tipo de elementos que utilizan la fuerza del motor para su funcionamiento, como el aire acondicionado. La limpieza y cuidados diarios son tus mejores aliados si queremos que nuestro bolsillo no acabe teniendo un agujero.

También te puede interesar:

Las gasolineras más baratas: ahorra dinero y tiempo sólo con una aplicación

Coches de gas natural: conoce sus principales ventajas (vídeo y fotos)

Dudas: Presiones de inflado muy altas o Eco, ¿Compensan? ¿Cuánto ahorras?

Publicidad
Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.