Publicidad

Skoda Yeti 2.0 TDI CR vs Opel Mokka 1.7 CDTI 130 Excellence 4x4 S/S

Con autonomía Diesel y tracción total saldrás de excursión sin importarte el clima o la distancia. Aquí tienes dos buenos compañeros de viaje que, además, te servirán con agrado en el día a día.
Daniel Cuadrado.

Twitter: @DanielCuadradoT -

Skoda Yeti 2.0 TDI CR vs Opel Mokka 1.7 CDTI 130 Excellence 4x4 S/S

Existen dos tipos de SUV en función de su sistema de tracción: 4x2 y 4x4. Los primeros, sobre un turismo convencional, no aportan más que la estética y ciertas libertades, como la de poder subirse a un bordillo con mayor facilidad cuando, por ejemplo, se va a recoger a los niños al colegio. Sí, son más baratos y consumen algo menos que los 4x4, pero no aportan una venta­ja de espacio o comportamiento que un mono­volumen o una buena berlina, ya sea compacta o sedán, no tengan. En cambio, si estos mismos SUV disponen de tracción total, la cosa cambia. Su mayor altura libre al suelo, unida a un buen sistema de tracción total les hace ser mucho más prácticos y polivalentes que una berlina o un monovolumen, ya que se pue­den permitir el lujo de afrontar si­tuaciones de mala adherencia con mayor seguridad y eficacia.

Skoda Yeti 2.0 TDI CR vs Opel Mokka 1.7 CDTI 130 Excellence 4x4 S/S 

Este es el caso de los dos mo­delos que te propo­nemos en esta comparativa, dos buenas opciones para disfrutar de un medio de trans­porte que te lleve muy lejos, acer­cándote a tu ocio preferido. Tanto el recién llegado Opel Mokka como el Skoda Yeti disponen en su gama de versiones con los dos tipos de tracción y motores gaso­lina y o Diesel. Aquí se enfrentan con tracción total y sus motores Diesel rivales; el Opel sólo dispone del 1.7 CDTi de 130 CV, por lo que en el Skoda Yeti hemos op­tado por el 2.0 TDI de 140 CV. Ambos casos vie­nen equipados con su nivel más alto, si bien dis­ponen de variantes más básicas y económicas; ya sabes, para "la foto" las marcas siempre nos dejan su mejor cara.

 

Cada uno interpreta este concepto a su manera. Opel te ofrece un Mokka con interior de berlina de techo elevado, en el que los respaldos de las plazas traseras sólo se pueden abatir, mientras que el Yeti emplea so­luciones de monovolumen en su banqueta tra­sera deslizante que, además, permite retirar los asientos, además de abatirlos, para ganar espa­cio. Sobre esto, aunque el Skoda a priori ofre­ce más posibilidades de configuración, no todo el mundo al final utiliza tanta modularidad. Personalmente prefiero tener la opción de co­locar los asientos traseros como necesite, tal y como permite el Yeti, pero no veo como defecto la simplicidad del Mokka, ya que muchas veces sólo se demanda abatir el respaldo.

Skoda Yeti 2.0 TDI CR vs Opel Mokka 1.7 CDTI 130 Excellence 4x4 S/S 

Los dos están bien terminados. El Opel apor­ta un diseño interior con mayor personalidad, ya que el Yeti por dentro tiene la característi­ca sobriedad de la casa. No es feo pero tampoco precioso, simplemente ergonómico y funcional. En cuestiones de confort no sabría con cuál que­darme. En las plazas delanteras el Mokka te en­vuelve algo mejor, con unos asientos que incluso permiten alargar la banqueta, pero detrás el Yeti tiene algo más de espacio, sobre todo en an­chura. A pesar de las diferencias, los dos trans­miten una buena sensación de amplitud, debido a la generosa altura que tienen. La capacidad de maletero es mejor en el Skoda. Con los asientos atrás del todo ya dispo­ne de 30 litros más que el Opel, diferencia que aumenta en 115 litros si se desplaza la fila trase­ra hasta el tope delantero. Lo bueno que tiene el espacio de carga del Mokka es que tanto sus pa­redes como los respaldos una vez abatidos dejan formas planas; en el Yeti, si no quitas los asien­tos, queda un escalón intermedio al abatir. Para los amantes del ciclismo Opel ofrece el sistema FlexFix, que consta de un porta bicis -de una, dos o tres plazas- escamoteable en el paragolpes trasero, que no requiere un complicado montaje, no estropea la estética del vehículo y afecta me­nos a la visibilidad que los sistemas tradiciona­les; muy recomendable.

 

Objetivo: ser más agradables 

Skoda Yeti 2.0 TDI CR vs Opel Mokka 1.7 CDTI 130 Excellence 4x4 S/SLos dos coches disponen de motores Diesel, un 2 litros el Skoda y un 1.7 litros en el Mokka, con 140 y 130 caba­llos, respectivamente. Ambos resultan ásperos y ruidosos, no mucho más que los de marcas ri­vales pero infinitamente menos agradables que los de los propios motores de gasolina que tan­to Opel como Skoda tienen. Eso sí, a cambio de pagar el peaje Diesel, tenemos unos consumos muy buenos. Por nivel prestacional cualquiera de los dos cumplirá tus expectativas de sobra. A la hora de conducirlos en una utilización nor­mal, alejada del laboratorio que suponen los da­tos de nuestro Centro Técnico, resulta más agradable el TDI del Yeti. La diferencia radica en la forma de entregar la potencia, más lineal e in­mediata en el checo. A esto se le suma unos de­sarrollos mejor elegidos, ya que las dos últimas marchas del Opel son más largas y con mayor salto entre 3ª y 4ª. El Mokka a cambio te ofre­cerá un consumo más bajo; la combinación del largos desarrollos con el sistema Stop/Start que lleva de serie hace que, según nuestras medicio­nes, llegue a consumir casi un litro menos. No es malo el consumo del Skoda pero, indudable­mente, el del Mokka es mejor.

 

El comportamiento dinámico de ambos en condiciones normales es más que aceptable. El Yeti ofrece algo más de confort, mientras que el Mokka es más firme. Hay un buen nivel en ambos, que se multiplica si con frío se montan neumáticos de invierno, algo que recomiendo si se quiere sacar partido a la seguridad y efica­cia que ambos sistemas de tracción total ofre­cen. Cuando busqué las cosquillas a los bastido­res para ver dónde flojeaban pude apreciar cierta tendencia sobreviradora en el Mokka cuando el firme no es del todo perfecto. No veo problema de seguridad; el ESP está ahí para resolverlo. Seguro que como a mi, te habrá gustado uno más que otro. Sin desmerecer a su rival, el Yeti me ha parecido más completo, aunque claro, lle­ga el momento de pagarlos y el Skoda se con­tagia de las marcas premium de su grupo, des­marcándose con un precio de partida más alto. Y es aquí cuando el Opel puede disimular sus defectos, que por 2.000 € -precio con descuentos oficiales sin financiación- no son tantos.

Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.