Publicidad

La ruta de los Páramos

Os invitamos a conocer este nuevo municipio amigo de la provincia de Valladolid. Recorrer una interesante ruta por los páramos de la zona entre los ríos Esgueva y Duero, asomarse al mirador y descubrir Valladolid desde lo alto, comer platos típicos de la zona en algún restaurante de La Cistérniga, y visitar Valladolid, que se encuentra a un paso, puede ser un entretenido plan para pasar el día.
-
La ruta de los Páramos
Lo más probable es que el actual nombre de La Cistérniga derive de «Cisterna» (depósito, generalmente subterráneo, donde se recoge agua. Aljibe). Su marco geográfico y las características morfológicas estarían en consonancia con el significado de «Cisterna». La parte más baja (sur) del pueblo y llana recoge las aguas que vierten las planicies de los páramos, cerros y laderas de éstos situados al este. La Cistérniga alberga en su municipio un tramo del Canal del Duero, muy vinculado a la localidad, ya que hasta allí se acercaban los habitantes para recoger agua y lavar sus ropas.
La Cistérniga que se encuentra en la provincia de Valladolid, se independizó de esta ciudad en 1851 con el nombre de Villa Realenga de España en Castilla la Vieja, después obtuvo otros nombres como La Cestérniga o La Cestiérniga hasta llegar al nombre de La Cistérniga. En 1788 esta población empezó a destacar por el desarrollo de la fabricación y comercialización de adobes, ladrillos y tejas como señas de su identidad. El barro y sus utilidades ha sido una constante secular en su economía y forma de vida. Durante los dos últimos siglos esta población contaba con más de una docena de explotaciones del barro y la cerámica (tejas, ladrillos, adobe, yeso…) La morfología y orografía del terreno hacían de La Cistérniga un lugar propicio para extraer barro y alimentar la industria de materiales de construcción que constituía una de las principales fuentes de riqueza de la población. Actualmente no queda en pie ninguna de estás explotaciones, ni las antiguas fábricas de tejas o cerámicas tan importantes para el pueblo hace no muchos años.

Cristo del Amparo, del siglo XVI. De un valor artístico muy alto, data sobre los años cercanos a 1510 y según los expertos, su talla muestra vestigios de estilo gótico. Hace veinte años este Cristo se encontraba en la desaparecida Ermita de La Veracruz y contaba con una gran devoción entre los vecinos de La Cistérniga. El ayuntamiento, construido en 1995 por el arquitecto Luis de la Riva, preside la Plaza Mayor. En el centro de ésta la curiosa escultura de El Nadador hace las veces de tobogán donde es habitual encontrarse a los niños deslizándose por su cuerpo. Se trata de una escultura de bronce de grandes dimensiones que simula a un nadador con las extremidades y cabeza emergidos y el resto del cuerpo sumergido en el agua.

El Canal del Duero significa para Valladolid el suministro de agua a la ciudad y el regadío para parte de la provincia. El término de La Cistérniga se encuentra entre los beneficiados por este curso artificial de agua que riega sus tierras. El Canal ha servido a La Cistérniga de fuente de agua desde su aparición en 1886, hasta hace pocas décadas. La Fuentejuana de Ángel Miembiela, es una escultura con la que se pretende rememorar a las personas que antaño tenían que buscar el agua en las fuentes y manantiales del pueblo. La Calderona. Un “Campo de Hoyos” de hace 4000 años en un cerro cercano a la población de La Cistérniga servía para transformación de materias primas y como área de almacenamiento. Las evidencias arqueológicas se dispersan por una extensa área y permanecen bajo y junto a los viales de la autovía, así como en la zona ocupada por los accesos del propio municipio. Los restos pertenecientes a la Edad de Cobre y de los inicios de la del Bronce contribuyen al enriquecimiento del patrimonio del Museo Provincial y al patrimonio cultural de Castilla y León. El Mirador del Oeste. En la casilla 10, la ruta para en este lugar, donde se puede contemplar desde lo alto las localidades de La Cistérniga, Valladolid; y parajes como el Cerro de San Cristóbal. Este es, definitivamente, uno de los lugares donde se puede disfrutar de los más espectaculares atardeceres de la zona. Los tres picos. Entre las casillas 16 y 17, tenemos una interesante perspectiva donde podemos observar el curioso paisaje formado por los tres picos de los montes que se alzan al fondo, al oeste. Son el Pico de la Mambla de Tudela, el Pico de la cuchilla y el monte del Cerro de los Cotarros.

Actividades al aire libre. La zona es ideal para practicar distintas actividades al aire libre, como rutas en bicicleta o a pie. La «Senda Verde», o ruta de senderismo de gran recorrido GR-27, de 78 kilómetros, que une Valladolid con Encinas de Esgueva, atraviesa el municipio de La Cistérniga.
La ruta
Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.