Publicidad

Kia Sportage 2.0 CRDi 4x4

Un creíble e increíble paso más contra los prejuicios de su origen. El nuevo Kia Sportage se muestra como un modelo funcionalmente muy completo, pero emocionalmente tanto o más convincente por su atrevido diseño, calidad percibida y contenido tecnológico.
-
Kia Sportage  2.0 CRDi 4x4
El Sportage es un comodísimo rodador, con naturaleza de compacto que gira y se siente fácil en cualquier autopista. Entre curvas se deja llevar bien, aun con un tren delantero que no es el más incisivo (ni tiene por qué serlo) del segmento... pero es que nos dejamos llevar por su deportiva imagen. Si nos movemos por trazados de montaña, el Sportage fluye muy rápido entre curvas si moderamos nuestra órdenes, porque puede llegar a ser ‘remolón’ de dirección si atrasamos la entrada y la remarcamos después; y quedar algo suelto en extensión si no armonizamos nuestra conducción (nuevamente nos hemos dejado llevar por su imagen). En este deterioro de su progresividad seguro que hay mucho de responsabilidad en las estéticas ruedas 235/55 R18 de esta versión, bonitas pero exigentes cuando tratamos con una larga y suave suspensión.

Galería relacionada

Kia Sportage la prueba

Ahí entra de lleno el control de estabilidad, con enérgicas decisiones sobre los frenos y el acelerador que dejan en falso amago cualquier tendencia subviradora. También la tracción integral de esta versión garantiza toda la motricidad necesaria bajo un modo de funcionamiento en el que el tren trasero sólo recibe par si hay pérdida en el tren delantero. Su capacidad ‘off road’ se basa en las facultades de esta tracción que a toque de tecla también permite bloquear el diferencial central para operar con un reparto fijo 50/50 por ciento entre ejes en terrenos muy deslizantes. Un control de descenso que limita a un máximo de 8 km/h la velocidad en cuestas acusadas y un asistente de arrancada en pendiente facilitan su conducción en las pistas. Y su suspensión ofrece un buen confort en esos territorios. No serán sus prestaciones, bajo el rigor de un cronómetro, pero sí su alto agrado de utilización el que nos convenza. Su motor 2.0 CDRi de 136 CV cumple con las expectativas de un buen motor Diesel de nuestros días. Y casi todos son sobresalientes. Que resulte suave y silencioso es su mejor aportación, porque sus prestaciones no apabullan, pero no generan dudas. No obstante hay otra curiosidad invertida respecto al Hyundai en la disparidad de los desarrollos escogidos. El ‘deportivo’ Sportage recurre a valores mucho más largos que pasan factura en nuestra mediciones. La 6ª de 45,2 km/h del ix35 se convierte en 52,3 en el Sportage, una característica que en carretera abierta obliga a no abusar de las dos velocidades más largas por debajo de las 2.000 revoluciones si demandamos un alto dinamismo. Su contraprestación viene por sus más bajos regímenes de giro, que además de reducir la sonoridad nos ha servido para conseguir mejores consumos en autopista.

Pasajeros y conductor serán bienvenidos en el Sportage. Como ya cotejamos en el ix·35, la cota longitudinal posterior es inmensa también en el ‘clon’ de Kia. Teniendo esto en cuenta, podría haberse habilitado una banqueta posterior deslizable que sacrificara algo del espacio para las rodillas y trasladarlo al maletero, al que hemos cubicado unos justos 405 litros. Esto se aleja mucho de los 565 publicados, que se justifica con la inclusión de una rueda de repuesto convencional, en este caso, incluso con la generosa monta 235/55 R18. El conductor dispone de un acertado puesto de conducción, dominante pero no desviado de la naturalidad de un turismo (la altura de caderas se ha reducido 29 milímetros) El equipamiento de esta versión se pone al día con elementos como los sensores de aparcamiento, la llave electrónica, los faros de xenon o la pantalla para facilitar el aparcamiento marcha atrás. Quizás en plena era electrónica el freno de mano mecánico sea su único discutible ahorro. Como indiscutible es la garantía de 7 años - o 150.000 kilómetros- que ofrece la marca y los amplios periodos de revisiones (cada 30.000 km/h o 2 años) que transmiten una enorme confianza de fiabilidad y rentabilidad. -Notables y más notables a la hora de valorar apartado por apartado a un nuevo Sportage que se llena de muy buena credibilidad en el competido segmento de los SUV compactos. Un modelo que atrae por apariencia pero convence por su funcionamiento global.

-Correctos números y mejor agrado para esta combinación 2.0 CRDi 136 CV con la tracción integral. De los menos potentes de su categoría, pero también de los más ligeros, resulta convincente en cualquier trazado y maniobra.

-Pisada equilibrada a la hora de compatibilizar precisión y confort de marcha. Presentación interior refinada -zonas acolchadas- y muy bien equipado. Buenas plazas -y especialmente las traseras- pero justo maletero.

-Buena dinámica con un ESP que corta de raíz cualquier amago dudoso forzado por una conducción muy deportiva. Equipado por activa y pasiva como se espera. Su ESP ante un posible vuelco anticiparía la activación de los airbag.

-Como los últimos Kia, este Sportage resulta un producto muy creíble y convincente entre sus rivales y esto se paga. Factura en consonancia a su buena presencia que implica un cara a cara con las marcas europeas y japonesas.
Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.