Publicidad

Audi A4 Allroad quattro

Audi acaba de sacar una nueva variante del A4 Avant denominada allroad. Es un poco más alto que un A4 Avant y emplea una estética SUV muy similar a la de su hermano mayor A6 allroad, pero sin la complicada suspensión neumática de éste último.
-
Audi A4 Allroad quattro
Cuando en el 2000 Audi sacó al mercado su A6 allroad, se la jugó... y le salió bien. Consiguió el éxito con un vehículo mixto muy bien realizado que, con sólo apretar un botón, pasaba de ser una lujosa berlina para convertirse en un auténtico todo terreno ¡tenía hasta reductora! Los amantes de la caza, el esquí o cualquier tipo de aventura, eso sí, con mayor poder adquisitivo, ya tenían su vehículo ideal sin necesidad de recurrir a los siempre aparatosos todo terreno de la época. El coche se vendió tan bien, que ya va por su segunda generación, aunque en la última se le retiró la reductora y quitó algo de altura libre al suelo; al final, el cliente medio de este coche sólo demanda la seguridad de la tracción total y la estética SUV y no precisa tanto de la capacidad de paso por sitios complicados.

Galería relacionada

Audi A4 allroad quattro

Con el A4 como coche más vendido de la casa, era cuestión de tiempo que Audi no arriesgase de nuevo con una versión allroad para él, pero aquí está. Nace con el mismo espíritu que el A6, con la salvedad que no se incluye la efectiva suspensión neumática del A6. Se podría decir que básicamente, el A4 allroad es un A4 familiar con estética SUV y algo más de altura libre al suelo. Emplea el mismo esquema de suspensiones que el A4 familiar convencional pero adaptado a un conjunto muelle/amortiguador 26 mm más alto -y ligeramente más firme-, que le confieren 37 mm más de altura libre al suelo. No es mucho, pero suficiente para salir del asfalto por caminos sin mucha piedra o ganar algo de capacidad de paso cuando hay mucha nieve; como es lógico, está limitado por sus neumáticos y llantas de asfalto.

Hasta aquí sólo es un Audi A4 elevado pero, con respecto a éste, sí hay un cambio significativo en el modo de funcionar de sus controles de tracción y estabilidad, que al fin y al cabo, en combinación con unos buenos neumáticos de invierno y el efectivo quattro que lleva de serie, será lo que marque la diferencia con el resto de la gama. Lleva un ESP con una modalidad "offroad", que se activa al apretar el botón del ESP convencional, y que modifica el control electrónico en función de lo resbaladizo del terreno. Pudimos probarlo en tierra y algo de barro, situaciones de las que el Audi A4 allroad sale airoso sin mayores problemas que la capacidad de tracción que sus neumáticos -y llantas de 17 pulgadas con neumáticos de perfil 55- pueden permitir. Las dimensiones exteriores de este Audi A4 allroad varían con respecto a las de un A4 Avant convencional. La batalla es la misma pero las vías aumentan su anchura ligeramente, en parte por las dimensiones de las llantas. Por lo demás es 2 cm más largo, 1,5 cm más ancho y 6 cm más alto. En comparación con el A4 Avant, el allroad cuesta de media unos 2.000 euros más, en los que se incluye la estética SUV (parrilla, taloneras, pasos de rueda, protección de bajos de aluminio y diseño específico de llantas), 37 mm más de altura y el modo "offroad" del ESP, además del mismo equipamiento y extras que el resto de los A4. Cuenta con un fondo del maletero reversible, ideal para poner las botas de esquí o llenas de barro al final del día sin manchar el revestimiento interior.

Ya está a la venta con tres motores: un gasolina, el 2.0 TSI de 211 CV y dos Diesel, los 2.0 y 3.0 TDI de 170 y 240 CV respectivamente. En septiembre de este mismo año se unirá el Diesel 2.0 TDI en su versión de 143 CV. El Audi A4 allroad dispone de cajas de cambio manuales de 6 velocidades o automatizadas S-Tronic de doble embrague con 7 marchas y estrena el paquete de medidas eficientes de Audi, con un sistema Start&Stop destacable por su agradable funcionamiento y un programa eficiente del ordenador, que recomienda la marcha ideal y nos da consejos en tiempo real para conducir ahorrando. Cuando en el 2000 Audi sacó al mercado su A6 allroad, se la jugó... y le salió bien. Consiguió el éxito con un vehículo mixto muy bien realizado que, con sólo apretar un botón, pasaba de ser una lujosa berlina para convertirse en un auténtico todo terreno ¡tenía hasta reductora! Los amantes de la caza, el esquí o cualquier tipo de aventura, eso sí, con mayor poder adquisitivo, ya tenían su vehículo ideal sin necesidad de recurrir a los siempre aparatosos todo terreno de la época. El coche se vendió tan bien, que ya va por su segunda generación, aunque en la última se le retiró la reductora y quitó algo de altura libre al suelo; al final, el cliente medio de este coche sólo demanda la seguridad de la tracción total y la estética SUV y no precisa tanto de la capacidad de paso por sitios complicados. Con el A4 como coche más vendido de la casa, era cuestión de tiempo que Audi no arriesgase de nuevo con una versión allroad para él, pero aquí está. Nace con el mismo espíritu que el A6, con la salvedad que no se incluye la efectiva suspensión neumática del A6. Se podría decir que básicamente, el A4 allroad es un A4 familiar con estética SUV y algo más de altura libre al suelo. Emplea el mismo esquema de suspensiones que el A4 familiar convencional pero adaptado a un conjunto muelle/amortiguador 26 mm más alto -y ligeramente más firme-, que le confieren 37 mm más de altura libre al suelo. No es mucho, pero suficiente para salir del asfalto por caminos sin mucha piedra o ganar algo de capacidad de paso cuando hay mucha nieve; como es lógico, está limitado por sus neumáticos y llantas de asfalto.

Hasta aquí sólo es un Audi A4 elevado pero, con respecto a éste, sí hay un cambio significativo en el modo de funcionar de sus controles de tracción y estabilidad, que al fin y al cabo, en combinación con unos buenos neumáticos de invierno y el efectivo quattro que lleva de serie, será lo que marque la diferencia con el resto de la gama. Lleva un ESP con una modalidad "offroad", que se activa al apretar el botón del ESP convencional, y que modifica el control electrónico en función de lo resbaladizo del terreno. Pudimos probarlo en tierra y algo de barro, situaciones de las que el Audi A4 allroad sale airoso sin mayores problemas que la capacidad de tracción que sus neumáticos -y llantas de 17 pulgadas con neumáticos de perfil 55- pueden permitir. Las dimensiones exteriores de este Audi A4 allroad varían con respecto a las de un A4 Avant convencional. La batalla es la misma pero las vías aumentan su anchura ligeramente, en parte por las dimensiones de las llantas. Por lo demás es 2 cm más largo, 1,5 cm más ancho y 6 cm más alto. En comparación con el A4 Avant, el allroad cuesta de media unos 2.000 euros más, en los que se incluye la estética SUV (parrilla, taloneras, pasos de rueda, protección de bajos de aluminio y diseño específico de llantas), 37 mm más de altura y el modo "offroad" del ESP, además del mismo equipamiento y extras que el resto de los A4. Cuenta con un fondo del maletero reversible, ideal para poner las botas de esquí o llenas de barro al final del día sin manchar el revestimiento interior.

Ya está a la venta con tres motores: un gasolina, el 2.0 TSI de 211 CV y dos Diesel, los 2.0 y 3.0 TDI de 170 y 240 CV respectivamente. En septiembre de este mismo año se unirá el Diesel 2.0 TDI en su versión de 143 CV. El Audi A4 allroad dispone de cajas de cambio manuales de 6 velocidades o automatizadas S-Tronic de doble embrague con 7 marchas y estrena el paquete de medidas eficientes de Audi, con un sistema Start&Stop destacable por su agradable funcionamiento y un programa eficiente del ordenador, que recomienda la marcha ideal y nos da consejos en tiempo real para conducir ahorrando. Cuando en el 2000 Audi sacó al mercado su A6 allroad, se la jugó... y le salió bien. Consiguió el éxito con un vehículo mixto muy bien realizado que, con sólo apretar un botón, pasaba de ser una lujosa berlina para convertirse en un auténtico todo terreno ¡tenía hasta reductora! Los amantes de la caza, el esquí o cualquier tipo de aventura, eso sí, con mayor poder adquisitivo, ya tenían su vehículo ideal sin necesidad de recurrir a los siempre aparatosos todo terreno de la época. El coche se vendió tan bien, que ya va por su segunda generación, aunque en la última se le retiró la reductora y quitó algo de altura libre al suelo; al final, el cliente medio de este coche sólo demanda la seguridad de la tracción total y la estética SUV y no precisa tanto de la capacidad de paso por sitios complicados. Con el A4 como coche más vendido de la casa, era cuestión de tiempo que Audi no arriesgase de nuevo con una versión allroad para él, pero aquí está. Nace con el mismo espíritu que el A6, con la salvedad que no se incluye la efectiva suspensión neumática del A6. Se podría decir que básicamente, el A4 allroad es un A4 familiar con estética SUV y algo más de altura libre al suelo. Emplea el mismo esquema de suspensiones que el A4 familiar convencional pero adaptado a un conjunto muelle/amortiguador 26 mm más alto -y ligeramente más firme-, que le confieren 37 mm más de altura libre al suelo. No es mucho, pero suficiente para salir del asfalto por caminos sin mucha piedra o ganar algo de capacidad de paso cuando hay mucha nieve; como es lógico, está limitado por sus neumáticos y llantas de asfalto.

Hasta aquí sólo es un Audi A4 elevado pero, con respecto a éste, sí hay un cambio significativo en el modo de funcionar de sus controles de tracción y estabilidad, que al fin y al cabo, en combinación con unos buenos neumáticos de invierno y el efectivo quattro que lleva de serie, será lo que marque la diferencia con el resto de la gama. Lleva un ESP con una modalidad "offroad", que se activa al apretar el botón del ESP convencional, y que modifica el control electrónico en función de lo resbaladizo del terreno. Pudimos probarlo en tierra y algo de barro, situaciones de las que el Audi A4 allroad sale airoso sin mayores problemas que la capacidad de tracción que sus neumáticos -y llantas de 17 pulgadas con neumáticos de perfil 55- pueden permitir. Las dimensiones exteriores de este Audi A4 allroad varían con respecto a las de un A4 Avant convencional. La batalla es la misma pero las vías aumentan su anchura ligeramente, en parte por las dimensiones de las llantas. Por lo demás es 2 cm más largo, 1,5 cm más ancho y 6 cm más alto. En comparación con el A4 Avant, el allroad cuesta de media unos 2.000 euros más, en los que se incluye la estética SUV (parrilla, taloneras, pasos de rueda, protección de bajos de aluminio y diseño específico de llantas), 37 mm más de altura y el modo "offroad" del ESP, además del mismo equipamiento y extras que el resto de los A4. Cuenta con un fondo del maletero reversible, ideal para poner las botas de esquí o llenas de barro al final del día sin manchar el revestimiento interior.

Ya está a la venta con tres motores: un gasolina, el 2.0 TSI de 211 CV y dos Diesel, los 2.0 y 3.0 TDI de 170 y 240 CV respectivamente. En septiembre de este mismo año se unirá el Diesel 2.0 TDI en su versión de 143 CV. El Audi A4 allroad dispone de cajas de cambio manuales de 6 velocidades o automatizadas S-Tronic de doble embrague con 7 marchas y estrena el paquete de medidas eficientes de Audi, con un sistema Start&Stop destacable por su agradable funcionamiento y un programa eficiente del ordenador, que recomienda la marcha ideal y nos da consejos en tiempo real para conducir ahorrando.
Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.